Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Liderazgo de conexión, un punto clave en el regreso al trabajo

Como líderes debemos recordar que entre más conexión generemos, la lealtad y la incondicionalidad serán parte de las características de nuestros equipos de trabajo, señala María Elena Zuria.
mar 19 abril 2022 04:59 AM
Liderazgo femenino
Ser líderes empáticos y buscar esa conexión con nuestros colaboradores y colegas ayuda a tener un impacto en la corporación, considera María Elena Zuria.

(Expansión Mujeres) - Algo que hemos escuchado de manera constante, en las últimas semanas, es que la mayoría de las organizaciones están regresando de manera presencial o híbrida a sus oficinas. Sin duda esto trae consigo una serie de cuestionamientos que consideramos día a día: mi empresa no está lista para un esquema híbrido, no logro eficiencia en la operación, no logro que mis puestos clave adopten esta nueva forma de trabajo, el liderazgo se muestra reacio al cambio.

Es en este último tema en el que me quiero centrar porque los puntos clave en las compañías, y más ahora, en una nueva etapa de adaptación, serán el liderazgo, la empatía y la conexión que se tenga.

Publicidad

Las primeras preguntas que haría a las mujeres líderes, incluso no solamente en el ámbito laboral, sino familiar y personal, es: ¿cómo nos percibimos y percibimos a nuestros equipos de trabajo o nuestra familia?, ¿estamos siendo empáticos y entendemos la situación de cada uno? y, ¿cómo está nuestro nivel de autocoinciencia?

Sorrentino y Short (1986) han demostrado que la autoevaluación es una clave para el reconocimiento de las habilidades y capacidades, así como de las propias limitaciones, lo que nos permite observarnos y así poder plantearnos un método de mejora. Adicional, hay dos características que describen a los grandes líderes: voluntad y humildad.

Voluntad es la determinación de sacar adelante una visión, una misión y/o una meta. Humildad es la capacidad de darse cuenta de que el liderazgo no tiene que ver con el líder, tiene que ver con las personas que lo necesitan.

Asimismo, ser líderes empáticos y buscar esa conexión con nuestros colaboradores y colegas ayuda a tener un impacto en la corporación, ya que el papel que desempeñan es ayudar a que las personas logren sus metas, así como poder marcar una diferencia en la vida de sus colaboradores.

Como líderes debemos recordar que entre más conexión generemos, la lealtad y la incondicionalidad serán parte de las características de nuestros equipos de trabajo.

¿Qué es lo que hacen los líderes de servicio, los que buscan relaciones de conexión?:

- Ver el futuro: ¿cuál es el propósito de su equipo, qué valores son los que impulsan el comportamiento de ellos?

- Atraer y desarrollar a las personas: ¿cuál es el perfil que se está buscando para el equipo y/u organización, cómo se estimula su desarrollo?

 

- Reinventarse continuamente: ¿quiénes son sus mentores, cómo mejorar nuestro trabajo, ser más eficientes, con mejor calidad?

- Valorar los resultados y las relaciones: ¿cuánto énfasis pone en la obtención de resultados, cuántos de sus colaboradores dirían que has hecho una inversión significativa en sus vidas?, ¿cuáles son las formas en las que hemos manifestado el trabajo bien hecho en los últimos 30 días?

- Encarnar los valores: ¿cómo se integran los valores organizacionales en la manera que trabaja el equipo?, ¿cómo se equilibran en el balance de vida y familia?, ¿cómo se reconoce a estas personas que encarnan tales valores?

“Hoy en día, la clave para un liderazgo exitoso es la influencia, no la autoridad”: Ken Blanchard.

Nota del editor: María Elena Zuria es Sr. Associate Wealth en Mercer. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 

Tags

OpiniónMujeresLiderazgoEmpresasTrabajo
Publicidad