Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Estamos preparadas las mujeres para la jubilación?

A pesar de que se viene una mejora en el sistema de pensiones, aún así no será suficiente si queremos mantener el nivel de vida que tenemos ahora, apunta María Elena Zuria.
vie 24 diciembre 2021 11:59 PM
¿Estamos preparadas las mujeres para la jubilación?
¿Contamos con algún plan de pensiones privado o personal para hacer frente a este momento?¿Conocemos y/o contamos con una cobertura adecuada de gastos médicos mayores?, plantea María Elena Zuria.

(Expansión Mujeres) - Uno de los principales temas durante este 2021 fue la Reforma en el Sistema de Pensiones, cuya modificación abarca las pensiones de los trabajadores afiliados al IMSS que cotizan bajo la Ley de 1997. Los principales cambios radican en incrementar las aportaciones para el retiro, modificar la cuota social, disminuir el requisito de semanas mínimas de cotización y aumentar el monto de la Pensión Mínima Garantizada.

Esto trae como resultado algunas ventajas para los derechohabientes ya que, en promedio, se espera un 40% de incremento en la pensión, más trabajadores podrán cumplir con los requisitos para jubilarse, entre otros.

Publicidad

Sin embargo, uno de los principales retos es que esta reforma solamente beneficiará al 24% de la Población Económicamente Activa (PEA), es decir, solamente 1 de cada 4 mexicanos en edades de trabajar gozará los beneficios de esta propuesta.

Derivado de esto surge la pregunta con la cual titulo el texto, ¿estamos preparadas las mujeres para la jubilación? ¿Contamos con algún plan de pensiones privado o personal para hacer frente a este momento?¿Conocemos y/o contamos con una cobertura adecuada de gastos médicos mayores? O bien, ¿al menos nos hemos imaginado o planteado qué haremos al momento de la jubilación?

Si cuando pensamos en el momento de nuestro retiro nos imaginamos estando en la playa descansando, viajando o realizando algún pasatiempo que siempre quisimos hacer, debemos prepararnos desde ahora, ya que para llegar a ello, necesitamos tenerlo incluido como un plan de acción (más si nuestra edad se ubica arriba de los 50/55 años) y dentro de nuestros presupuestos.

Ya que, a pesar de que se viene una mejora en el sistema de pensiones, aún así no será suficiente si queremos mantener el nivel de vida que tenemos ahora.

Y en adición a la planeación financiera está la parte personal, familiar e incluso laboral, en donde es fundamental identificar cuáles serán los objetivos en cada etapa de la jubilación. Por lo que desde ahora podemos ir pensando/planeando:

- Entender y analizar cómo afrontamos los cambios en nuestras vidas y cómo nos visualizamos en el momento de transición a la jubilación.
- Desarrollar un plan de vida utilizando al máximo todas sus capacidades, habilidades y experiencia para darle sentido a lo que decidamos.
- Si estamos cercanas a la jubilación, establecer un plan de sucesión y transición laboral
- Un plan para tu salud y bienestar: enfocado en vitalidad y actitud.
- Situación familiar y relaciones personales.
- Entretenimiento y vida social: preferencias, residencia preferida, viajes, hobbies
- Desarrollo personal: propósito de vida, educación y voluntariado.

Por ello las y los invito a recordar lo que dijo Susan Miller: “La clave de la jubilación es disfrutar de las pequeñas cosas”.

Nota del editor: María Elena Zuria es Sr. Associate Wealth en Mercer. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Tags

OpiniónJubilaciónPensiónRetiro
Publicidad