Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Consejos de Administración, reto de la equidad

Hay que considerar que un porcentaje de mujeres en sillas de decisión participan como representantes de sus familias, opina Claudia Luna.
lun 08 marzo 2021 10:40 AM

(Expansión Mujeres) - La crisis de salud y sus consecuencias han aumentado la visibilidad de problemas como la desigualdad. Estamos en una situación sin precedentes para la que no hay una respuesta única, lo que evidencia, una vez más, que necesitamos de toda la sociedad para enfrentar la contracción económica, la pérdida de empleos y el aumento de la pobreza y, así, volver a crecer.

La participación de las mujeres en los consejos de administración a nivel mundial es del 16.9%; en México, la cifra está muy por debajo, en un pálido 6.5%. Según Women on Boards 2020 (2020 WOB) capítulo México, citado en varias publicaciones, la cifra es incluso más baja; éste análisis, realizado en alianza con el IPADE, apunta que el porcentaje de consejeras en las empresas listadas en la BMV apenas llega a 2.2%.

Publicidad

Hay que considerar que un porcentaje de mujeres en sillas de decisión participan como representantes de sus familias, fundadoras o dueñas de empresas, quedando aún pendiente la incorporación de consejeras independientes.

El resultado es que, en un mundo diverso, prevalece la homogeneidad en los órganos de toma de decisiones. La importancia de diversificar los puntos de vista está probada. Ni todos los consumidores, ni todos los stakeholders, son hombres de más de 55 años. Al seguir así estamos basando las decisiones en una visión incompleta. ¿Por qué insistimos en manteneros inamovibles y homogéneos?

En México, según el Censo de Población y Vivienda 2020 las mujeres representamos 40.9% de la población económicamente activa. En el mundo corporativo, las mujeres capacitadas y con experiencia para formar parte de consejos de administración supera por mucho 6.5% que actualmente participa. ¿Por qué sigue tan limitada su presencia entonces?

Por ejemplo, participé en una reunión donde se discutía un tímido incremento a la cuota de mujeres en los consejos de administración en los próximos cinco años para llegar a 30%. La propuesta, por razones que no comprendo, era percibida como una fatalidad para los corporativos mexicanos. Incluso alguien señaló que no hay suficientes mujeres calificadas para cumplir con las cuotas. Pongo este punto a consideración del lector.

Las cuotas de género son incómodas, pero necesarias ante la ausencia de otro instrumento que dé resultados reales.

Debemos dar fuerza a las propuestas que hay sobre la mesa. El Consejo Coordinador Empresarial a través del Comité de Mejores Prácticas de Gobierno Corporativo recomendó en 2018 incluir más mujeres en el Consejo de Administración como Mejor Práctica. Los resultados aún no son significativos.

También han circulado propuestas de reforma a las leyes de la materia que impondrían cuotas de genero a los órganos de gobierno corporativo de ciertas sociedades, aún topándose con mucha resistencia. En marzo de 2020, diputados federales presentaron una iniciativa para incluir disposiciones en materia de diversidad de género en las regulaciones que rigen los consejos. Esto sigue siendo analizado.

Publicidad
El liderazgo de las mujeres en la tecnología | Expansión Live

Hay otros retos. De acuerdo con Deloitte, la participación femenina en los Comités de Compensación de las compañías mexicanas es minúscula. ¿cómo estará afectando esto a la brecha salarial?

Colaboro en una empresa con un sólido camino en políticas de igualdad: en 2018, Grupo Herdez incluyó a Anasofía Sánchez Juárez como consejera independiente, y desde 2013 contamos con una Política de Equidad de Género, para fomentar un entorno incluyente y diverso, en el que todos los colaboradores se sientan valorados, respetados y facultados para tomar decisiones.

En otro ámbito de actuación, fomentamos el liderazgo femenino a través de Semillero Nutrisa, un programa que beca a mujeres para que capacitarse en habilidades de negocios.

La apuesta es que este camino pueda fortalecerse y logar que la igualdad, la equidad y la paridad sean una normalidad en los ámbitos público y privado.

Si participamos equitativamente en posiciones estratégicas, nuestra visión permeará en todos los aspectos de las organizaciones, y se podrá avanzar en políticas y prácticas que aseguren el avance de la igualdad.

Los tiempos que vivimos hacen necesario analizar el tipo de liderazgo más eficaz. Hoy sabemos que los más efectivos han dejado de ser aquellos centrados en los indicadores financieros.

Desde el punto de vista sólo de mercado, los consumidores y los inversionistas ponen cada vez más foco en temas el entorno, sus comunidades y sus trabajadores. ¿Podemos dar un vuelco a la historia y colocarnos adelante en este tema en México?

Ampliemos la visión y nuestro entorno profesional y personal. La diversidad contribuye a reducir errores en la toma de decisiones. Dejemos de tomarlas desde el punto de vista de un solo grupo homogéneo. La profesionalización de los consejos de administración pasa también por el género.

Nota del editor: Claudia Luna es Abogada General de Grupo Herdez. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Tags

OpiniónMujeresEmpresasEquidad de género
Publicidad