Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿En dónde estamos en temas de género?

Me parece difícil alcanzar la equidad cuando la base no está en las capacidades y habilidades, en el desarrollo, la capacitación o el talento, señala Nina I. Mayagoitia García.
lun 08 marzo 2021 06:46 AM

(Expansión Mujeres) - El ámbito laboral en México ha avanzado muchísimo en temas de género. Tal vez para quien empieza su carrera o para quien ha escalado algunas posiciones en los últimos cinco o 10 años parezca que las brechas aún son enormes.

Pero por experiencia puedo decir que aun estando muy lejos de la equidad, las oportunidades, los espacios de liderazgo ganados y el peso de las voces femeninas en los últimos 30 años son increíbles. Y claro, ha sido a base de trabajo… de mucho trabajo.

Publicidad

No solo se trata de representar a la mitad de la población de un país o de reflejarla en la toma de decisiones que resulta tener una buena parte de las decisiones de compra, sino tomar realmente el valor que genera una perspectiva diferente, multiplicar los escenarios y considerar de cada uno lo más valioso en beneficio de cualquiera que sea el objetivo o reto.

Pero para llegar a un escenario en que todos por igual tengamos la confianza de poner nuestras ideas sobre la mesa y compartamos nuestro pensamiento y sentimiento hay muchas cosas que aún tenemos que fomentar y promover.

La primera de ellas y no porque sea la única, pero tal vez la más necesaria, es la confianza en nosotras mismas, la confianza en que tenemos las capacidades y las habilidades para traer propuestas y soluciones; la confianza en nuestra voz, generar esa confianza de que el valor esta justamente en proponer ángulos distintos con herramientas personales y valoraciones complementarias a las de nuestros colegas, colaboradores y empleados.

La sensibilización en el ambiente laboral y por qué no, social, sobre la complejidad para reconocer el mismo valor en las contribuciones de las mujeres desde la planeación, el desarrollo y la toma de decisiones debería ser indiferente de donde provengan las contribuciones, pero en muchos ámbitos aun no es así.

Debemos evitar los cuestionamientos y las dudas solo porque no son las ideas conocidas o las reacciones esperadas. Debemos tener la apertura para escuchar y entender qué y por qué antes de negar cualquier posibilidad. Generar la confianza en las mujeres para ser auténticas y exitosas y no por buscar cumplir con ciertos parámetros que se nos han dictado históricamente.

Debo admitir que no soy partidaria de los equipos formados únicamente por mujeres, pero sí creo que es importante generar estos espacios de colaboración y confianza entre nosotras.

Puede que estos solo sean para recargar batería o para recordarnos que tenemos mucho que aportar, mucho que reconocernos y recibir palabras de aliento o comentarios que nos reten a hacerlo mejor, creando estas comunidades en las que nos entendemos y apoyamos en nuestras metas y en lo que nos apasione hacer.

Publicidad
Conoce a la primera mujer nombrada directora general de la OMC

Otro factor recurrente en la búsqueda de la equidad se ha centrado en las cuotas de género, y aunque entiendo el principio del enfoque, me parece difícil alcanzar la equidad cuando la base no está en las capacidades y habilidades, en el desarrollo, la capacitación o el talento, sino en un cubrir un número que en sí mismo no soluciona el problema de fondo.

Hay que ver el avance y la oportunidad, el reto y el plan para superarlo y sobre todo la complementariedad y el valor del todo, no de una de las partes, sino una que promueva el crecimiento del talento, de las organizaciones, de las sociedades y no únicamente del género.

Nota del editor: Nina I. Mayagoitia García es VP Comunicaciones y Miembro del Comité Directivo de Constellation Brands Mexico. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Tags

OpiniónMujeresEmpresas
Publicidad