Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

México puede aprovechar el potencial económico de las mujeres migrantes

Expertos en la mesa Migrante y refugiada del Expansión WEF 2022, recomendaron impulsar políticas de inclusión y no discriminación.
mié 09 marzo 2022 08:01 PM
migrantes-wef2022
Geovanni Lepri, de la ONU, señaló que “hay un encuentro de necesidades” entre la urgencia de la población migrante por sobrevivir y de los empleadores de tener mano de obra.

México es el tercer lugar del mundo con solicitudes de refugio, miles de personas ven a este país ya no sólo para transitar a Estados Unidos sino como el sitio para rehacer sus vidas, y en ese contexto las empresas están llamadas a hacer el cambio con políticas de inclusión y no discriminación.

Y son las mujeres migrantes y refugiadas las que más favorecen la generación de ambientes de paz, seguridad y desarrollo en las naciones de destino, por lo que México puede aprovechar ese potencial de crecimiento, valoraron expertos en la mesa Mujer, Migrante y refugiada del Expansión Women Economic Forum (WEF) 2022.

Publicidad

Giovanni Lepri, representante de la Agencia de las Naciones Unidas (ONU) para los Refugiados (ACNUR), y Stacy de la Torre, titular del Área de Programas de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito, reconocieron la gran tradición de refugio de México.

México es el tercer país del mundo en solicitudes de asilo con 131,000 solicitudes, de las que casi la mitad son mujeres, muchas cabeza de familia que obligadas por el crimen, el desempleo o los desastres naturales huyen de su país y llegan a territorio mexicano, expusieron.

De la Torre remarcó la multiplicación de los beneficios de la migración, particularmente la femenina, a los países de destino. Explicó que favorecen la economía, la cultura, contribuyen a la paz, la seguridad y si envían recursos a sus países de origen ayudan a desarrollar a sus familias, pero experimentan discriminación, falta de protección a su salud, seguridad social.

De ahí la importancia de entender su contribución a los países de destino, para generar políticas de inclusión, señaló el funcionario al explicar que las mujeres migrantes y refugiados sufren tres niveles de discriminación, no tienen perspectiva en el país de origen ni a donde llegan, muchos de estos no son sitios seguros para vivir.

 

Giovanni Lepri detalló el programa de inclusión que se desarrolla en México y en el que participan empresas nacionales, multinacionales o firmas pequeñas y familiares, pero que en conjunto han logrado la integración de 18,000 personas refugiadas y migrantes en 10 entidades mexicanas.

“Hay 250 empresas grandes muy conocidas que están en este programa y todos los días están recibiendo personas extranjeras, refugiados” que de ese modo pueden tener futuro y una nueva vida.

En realidad, planteó, “hay un encuentro de necesidades” entre la urgencia por sobrevivir, rehacer sus vidas, y la de los empleadores, de tener mano de obra para empleos que no necesariamente los mexicanos están dispuestos a aceptar, sea por el perfil requerido o porque se trata de fuentes de empleo en entidades de residencia distintas.

“No le están quitando el trabajo ni las oportunidades a nadie, las oportunidades a nadie” de modo que las empresas dicen 'yo necesitaba una persona para cubrir esta vacante con estas características y que mexicanos no querían tomar'. Es empleo formal, en el campo agrícola o de servicios y con acceso a servicios médicos.

Este es un ejemplo de un programa exitoso y si nadie quiere abandonar sus hogares, pero si se ven obligados pueden tener oportunidad de reconstruirse, planteó. Por eso esto “no es sólo un gana-gana, es un gana-gana-gana porque ganan las empresas, la sociedad, las familias de refugiados", comentó.

 

Tags

MujeresEquidad de géneroSociedadMigración
Publicidad