Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Cómo superar la indecisión

Hay quien afirma que nuestras decisiones únicamente las tomamos desde el corazón o a partir de nuestro estado hormonal. Esa es una visión muy simplista y ofensiva, apunta Adriana Castro.
mar 25 enero 2022 11:59 PM
Cómo superar la indecisión
No dejes que tu miedo al error te paralice porque entonces no llegará ningún cambio a tu vida, apunta Adriana Castro.

(Expansión Mujeres) - Probablemente en estos días aún estés haciendo planes relacionados a cómo quieres que sea este año para ti. ¿Qué decisiones piensas tomar? Vamos un paso antes ¿qué tan cómoda te sientes en tu libertad para decidir?

El mes pasado el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Bienestar Autorreportado (Enbiare 2021).

Publicidad

En ella se revelan los niveles de bienestar y satisfacción de hombres y mujeres. Un dato que llamó mi atención es que las mujeres tenemos hasta un punto porcentual de menor satisfacción con la vida que el que viven los hombres.

Son varios los aspectos específicos que influyen en este resultado, pero uno de ellos está relacionado con nuestra libertad para decidir.

Se encontró que 7.7% de las mujeres declaró no tener libertad de decidir, pero en el caso de los hombres solo 4.4% reportó esta condición.

Comprendo que no tener libertad para decidir depende de múltiples factores. Sin embargo, ¿a ti te es fácil decidir? En caso de que no, te comparto algunas ideas que te ayudarán a que te sientas más cómoda al momento de hacerlo.

Dile adiós a los estereotipos

Hay quien afirma que nuestras decisiones únicamente las tomamos desde el corazón o a partir de nuestro estado hormonal. Esa es una visión muy simplista y ofensiva de nuestra capacidad de decisión como mujeres. Una buena manera de ir eliminando el estereotipo y que te sientas más segura al tomar una decisión es informarte.

La información es poder. Documentarte es una herramienta que te permite elegir, tener más certeza sobre el terreno que estás pisando y te da libertad para decidir. Ayuda para saber a dónde moverte y comprender cuál es la información que debes proveer. Estar informada no solo te ayuda a decidir, sino a alejarte de la indiferencia y a mantenerte involucrada con tu entorno.

Date permiso para equivocarte

Si al tomar una decisión sabes que se vale fallar, le quitas una presión enorme a la situación. No dejes que tu miedo al error te paralice porque entonces no llegará ningún cambio a tu vida. En relación al fracaso, hay un concepto que propone Leticia Gasca, fundadora de Fuckup Nights, que es “fracasar con consciencia”.

Es decir, no se trata de cometer error tras error. Lo menciono porque hay algunas emprendedoras que consideran que hay que fracasar rápido con la idea de que actuar ahora y pensar después acelera el proceso de fracaso y se evita la pérdida de tiempo. En palabras de Leticia: “en lugar de buscar un fracaso rápido, la manera de fracasar bien es hacerlo conscientemente”. Así que si al decidir cometiste un error pero lo hiciste consciente y aprendiste, significa que lo has hecho bien: estás un paso más cerca de alcanzar tu objetivo.

Reconcíliate con tu miedo

Cuando te enfrentas a la incertidumbre de no saber cuál será el resultado de tu decisión, es natural que sientas miedo. Sin embargo, ayuda prestar atención a la forma en que te explicas lo que estás sintiendo al decidir porque impacta en tu mentalidad y en tus relaciones. A esto se denomina "estilo explicativo" y es un hábito que influye en tu forma de entender la vida y en tu autoconcepto.

Por ejemplo, no es lo mismo decir “siento miedo por esta decisión porque no puedo fallar” que “con todo y mi miedo tomaré esta decisión… y si me equivoco, confío en que sabré cómo afrontar la consecuencia”.

Promueve el liderazgo de las mujeres

Haz espacio para que otras mujeres tomen decisiones y súmate a sus propuestas para que ellas también tengan la posibilidad de crecer. Formarás un círculo virtuoso. Mejor aún si creas espacios de mentoría dentro de tu empresa o en tus equipos de trabajo.

Publicidad

También presta atención a tus prejuicios. Por ejemplo, si para contratar a un proveedor consideras que es más confiable contratar a un hombre porque tu problema requiere de habilidades que ‘son propias de ellos’ … haz una pausa y hazlo consciente.

No te regañes, todas las personas estamos inmersas en la misma cultura y podemos tener los mismos sesgos de género. Sólo hay que procurar hacer consciente lo inconsciente que a veces somos al momento de decidir.

Tomar decisiones es parte esencial de nuestra vida. Incluso no decidir es una forma de decisión.

Es un proceso complejo porque están involucrados nuestros pensamientos y emociones; la educación que muchas veces está impregnada de sesgos inconscientes, además de nuestra historia de vida.

Lo importante es saber que no hay una decisión “perfecta” y que, al igual que otras habilidades, puedes entrenar tu capacidad para tomarlas.

¿Lista para ser tu mejor cómplice al momento de decidir?

Nota del editor: Adriana Castro tiene una especialidad en Psicología de la Creatividad por la Universidad Autónoma de Barcelona. Es fundadora de Call to Action: Empresas felices. Síguela en LinkedIn , Facebook y/o Instagram . Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Tags

OpiniónMujeresEstilo de vida
Publicidad