Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El grito de la independencia financiera

Antes de invertir, mi primera recomendación es analizar tus objetivos, es decir, qué quieres hacer con ese dinero, considera Michelle Naranjo.
mié 29 septiembre 2021 11:59 PM
Independencia financiera de las mujeres
Es muy importante que puedas visualizar tu inversión en una línea de tiempo y delimitar las opciones que tienes para invertir, recomienda Michelle Naranjo.

(Expansión Mujeres) - Hablamos mucho del empoderamiento femenino y del impacto de las mujeres en el mundo laboral y en el liderazgo corporativo. Son conversaciones necesarias, por supuesto. Sin embargo, creo que también deberíamos hablar de independencia financiera desde el plano individual.

Yo crecí con mi mamá, que trabajaba muchísimo para poder darme todo. Había meses muy duros donde no se alcanzaba a pagar la colegiatura o la renta y había que buscar una solución. Desde pequeña, yo tenía claro lo que quería lograr cuando fuera “grande”: superarme económicamente para 1) tener esa independencia financiera y no tener esas preocupaciones y 2) poder ayudar a mi familia.

Publicidad

México es un país profundamente desigual y eso incluye la disparidad de género. De hecho, en América Latina somos el país donde las mujeres son menos económicamente activas . Además, estamos poco preparadas para afrontar el retiro y donde en el último año más mujeres que hombres perdieron su trabajo .

En pocas palabras: ganamos menos, perdemos más rápido el trabajo y no estamos listas para enfrentar los retos financieros de los últimos años de nuestra vida.

Quiero compartir algunas cosas no tan evidentes que he aprendido en el camino y que me han ayudado a empezar a tomar control de mis finanzas.

Pagar tus deudas

Mi mayor error financiero lo cometí cuando empecé a ganar dinero y tuve mi primera tarjeta de crédito. Gasté demasiado en esa tarjeta de crédito y abusé de los meses sin intereses. Lo cual me llevó a no poder pagar el total de mi deuda y a acumular intereses que crecían y no dejaban de crecer.

Saber cuándo usar el crédito es importante y necesario. Comprar una casa es un buen ejemplo; volverse loca en una venta nocturna es un mal ejemplo. Si estás muy endeudada, haz una lista de todas tus deudas y empieza pagando de menos a más; ir pagando una deuda a la vez, poco a poco, te ayudará a enderezar el camino.

Desafortunadamente, hay mucho camino que recorrer en lo que se refiere al correcto manejo del crédito. Cuando lanzamos la tarjeta morada en México, nos dimos cuenta de algo que diferenciaba a los mexicanos de los brasileños: estos últimos son totaleros. Es decir, pagan toda su tarjeta de crédito al final del mes.

Los mexicanos, en cambio, realmente la utilizan como instrumento de crédito. Inclusive, eso no solo hizo que tuviéramos un mayor enfoque en ofrecer diversos planes de meses sin intereses, sino que nos hizo crear un producto que no existía en Brasil: las compras diferidas.

Incrementar tus ingresos

Aquí tienes varias opciones. Una de ellas es pedir un aumento de sueldo. Para ello, tienes que hacer tu tarea: saber cuánto es el salario promedio en un puesto similar, analizar lo que aportas a la empresa y saber la cantidad que estás buscando.

Otra forma de lograr un incremento considerable en tus ingresos es cambiar de trabajo, que es donde puedes llegar a tener un aumento de entre 15 a 20%, aunque incluso puede llegar a ser mucho más. De hecho, mi incremento de ingresos más importante fue cuando salté del mundo de la consultoría a colaborar en una institución financiera.

Publicidad

En mi vida se me han presentado muy buenas oportunidades laborales que me han permitido llegar hasta donde estoy. Antes solía decir que tenía mucha suerte, pero esto no es verdad. Si he logrado llegar hasta donde estoy es por mí y por cómo trabajo. Esto es un consejo de mí para todas las mujeres: la suerte no te consigue un puesto o un trabajo, tú con tu trabajo, esfuerzo y sabiendo lo que vales, eres quien lo consigue.

También puedes generar una línea adicional de ingresos. Puede ser desde tener proyectos freelance, además de tu trabajo permanente o incluso participar en la llamada economía gig.

Invertir

Todavía hay algo más que puedes hacer: poner tu dinero a trabajar por ti. Antes de invertir, mi primera recomendación es analizar tus objetivos, es decir, qué quieres hacer con ese dinero. Esto es muy importante para que puedas visualizar tu inversión en una línea de tiempo y delimitar las opciones que tienes para invertir.

Después de esto, es primordial que tengas claro tu tolerancia al riesgo. A mayor riesgo, mayor rendimiento. Esto quiere decir: si inviertes en cosas arriesgadas, podrías ganar más, pero también podrías perder más. Tienes que identificar si eres de esas personas que están dispuestas a asumir más riesgo o si eres de las personas que prefieren ser más conservadores para tener menos sorpresas.

Puedes empezar con algo pequeño, tal vez en tu Afore o en tu institución bancaria o aprender cómo invertir directamente en Bolsa, ahora que hay tantas opciones para hacerlo.

Estos son tres puntos importantes que espero te sirvan en tu camino a gritar “¡Viva MI independencia!”.

Nota del editor: Michelle Naranjo es líder de compliance de Nu México desde mayo de 2019. Es licenciada en administración financiera y cuenta con más de 8 años de experiencia en la industria de servicios financieros. Antes de sumarse a Nu, Michelle fungió como gerente de compliance y de global financial crimes (GFC) en Morgan Stanley México. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Tags

OpiniónMujeresFinanzas personalesInversionesDinero
Publicidad