Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El impacto de la pandemia en la equidad laboral

Si bien ha habido mejoras en la representación del talento femeninos, las proyecciones muestran que cerrar la brecha de género será un gran reto en los próximos 10 años, opina Diana Moreno.
mar 15 junio 2021 12:00 AM

(Expansión Mujeres) - La jornada electoral del pasado 6 de junio nos ha dejado una serie de elementos que reflejan el estado tan dividido en el que se encuentra nuestro país, donde la politización, las fake news, el manejo de la pandemia y otros factores de tipo social, político, así como económico jugaron un papel determinante en la intención de voto de los millones de ciudadanos que participaron activamente de este ejercicio democrático.

Sin embargo, a pesar de todo el ambiente crispado que vivimos, hay algo que me gustaría destacar y es que ha sucedido algo histórico en México, donde al menos 6 mujeres estarán gobernando en los estados de Baja California, Colima, Tlaxcala, Chihuahua y Guerrero, las cuales se sumarán a Claudia Pavlovich (Sonora) y Claudia Sheinbaum (CDMX), transformando un mapa electoral tradicionalmente liderado por hombres.

Publicidad

Un logro que, más allá de un tema de paridad y equidad de género, demuestra ampliamente que las mujeres están capacitadas y altamente preparadas para estar en puestos importantes. Y si bien la equidad de género es un tema que toma cada vez más relevancia en la agenda de gobiernos y organizaciones, es necesario seguir implementando acciones y medidas al interior de las compañías para que esto siga escalando.

En estos tiempos de cambios, no cabe duda que se deben implementar iniciativas que respondan al protagonismo que el sexo femenino ha estado reclamando por décadas.

De algunos años a la fecha, algunas corporaciones ya tenían en la agenda temas de diversidad y equidad, sin embargo, pareciera que la crisis sanitaria volvió a abrir esa brecha cuando observamos que la proporción de ellas en altos puestos no ha cambiado y pareciera haberse estancado.

Con la pandemia enfrentamos un impacto muy importante en cuanto a la intensificación de la brecha de género sobre todo en ciertos sectores industriales. Si partimos de la base de que solo el 9 % de las empresas no se vio impactado por la situación actual y no tuvo un reporte de caída de ingreso, el resto manifiesta que ha tenido que enfrentar una situación complicada en términos económicos y de negocio, lo cual ha generado que el proceso natural de crecimiento, no solo de las mujeres, sino de toda la fuerza laboral, sufra un impacto significativo y un freno que aún no logramos visualizar en su totalidad.

Estas compañías que han sufrido repercusiones tuvieron un decremento en ingresos y por lo tanto un congelamiento de las promociones que, sin duda, tiene un efecto importante en nosotras.

Asimismo, debemos señalar que la mayoría de la fuerza laboral femenina se concentra de manera importante en sectores que fueron verdaderamente sacrificados por esta crisis como lo son la hospitalidad, retail, viajes, manufactura, etc., lo cual nos lleva a un retroceso importante en el número de féminas en posiciones de liderazgo y en la alta dirección.

Sin embargo, también está el otro lado de la moneda, donde podemos ya vislumbrar a un buen número de firmas buscando recuperarse y ganar terreno a nivel de mercado, inversión y crecimiento, a través de esquemas de diversidad e inclusión como una posibilidad de poder atacar las necesidades que se tienen y superar este trance financiero, abriendo las posibilidades para que la fuerza laboral femenina se fortalezca.

Publicidad
#QuePasóCon... las próximas mujeres gobernadoras?

Y aquí la gran interrogante es cómo hacerlo y cómo superar esta crisis apoyándose en ellas. Si bien ha habido mejoras en los movimientos y la representación del talento femeninos, las proyecciones muestran que cerrar la brecha de género será un gran reto en los próximos 10 años.

Por ello, quiero exponer en este análisis las seis P para tener un camino exitoso hacia la equidad de género.

1. Liderazgo aPasionado: las mujeres prosperan cuando los líderes, a todos los niveles, están involucrados y apasionados.

2. Compromiso Personal: Las mujeres prosperan cuando ambos, hombres y mujeres, están comprometidos con la equidad de género y lo ven como un ganar-ganar.

3. Perseverancia: Las mujeres prosperan cuando el compromiso de una organización para generar equidad de género puede forjar cambios en el liderazgo que perseveren en el tiempo.

4. Prueba lo que está ayudando y lo que está doliendo: las mujeres prosperan cuando las corporaciones usan datos para comprender dónde tienen brechas y para construir una estrategia basada en evidencia para cerrarlas.

5. Procesos que activamente las favorecen: las mujeres prosperan cuando las firmas garantizan la equidad en sus prácticas de talento; por ejemplo, salario, promociones y gestión del desempeño.

6. Programas que apoyen las necesidades únicas de las mujeres: las mujeres prosperan cuando se respaldan sus necesidades únicas, financieras y de salud.

Debemos desarrollar un enfoque holístico. El mapa de ruta debe verse como un proceso estructurado y no como un conjunto de iniciativas atractivas sin punto de partida ni elementos que permita medir resultados e impacto. Hagámoslo por nuestras mujeres, hagámoslo por México.

Nota del editor: Diana Moreno es Consultor Líder en DEI, Talento y Transformación en Mercer México. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Tags

OpiniónEquidad de géneroMujeresCoronavirus
Publicidad