Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Autoconfianza para liderar, ¿cómo ayudar a que una mujer lo logre?

La visión que las mujeres creamos sobre el liderazgo comienza a formarse desde que somos niñas, a partir de los valores que aprendemos, considera Adriana Castro.
mié 19 mayo 2021 12:01 AM

(Expansión Mujeres) - ¿Estás a cargo de un equipo o eres dueña de tu propio negocio? Probablemente quieras desarrollar a otras mujeres para que tomen roles de liderazgo. La pregunta del millón es cómo hacerlo.

Un estudio realizado por KPMG sobre liderazgo en mujeres revela algunos de los obstáculos que impiden que tomemos cargos clave y qué acciones resuelven el problema.

Publicidad

La visión que las mujeres creamos sobre el liderazgo comienza a formarse desde que somos niñas, a partir de los valores que aprendemos.

Un dato revelador del estudio es que el 86% de las mujeres encuestadas menciona que los valores que les inculcaron fueron: ser amable, ser una buena estudiante, ser respetuosa con sus mayores y ser útil a los demás. Valores positivos que a mí también me enseñaron, pero ojalá hubiéramos aprendido que se puede ser amable con la gente y al mismo tiempo tomar un rol de liderazgo.

Los psicólogos antes decíamos “infancia es destino” o lo que es lo mismo “la que nace para maceta no pasa del corredor”. Afortunadamente esa idea ha cambiado y ahora decimos “infancia es tendencia, no sentencia” lo cual da la esperanza de que aún si muchas mujeres fuimos educadas bajo esos valores, hay que tomar acción para desaprender ciertas creencias o resignificar conceptos que nos permitan tomar roles de liderazgo.

En el reporte hay un tema que se repite a lo largo del estudio: la confianza es clave para el liderazgo, pero es algo con lo que las mujeres luchamos a lo largo de nuestra carrera profesional.

Hay algo más: nuestra vida no está dividida en cajones en los que podamos separar la vida profesional de la personal. Así que si en este ámbito hemos experimentado relaciones de pareja tóxicas o atravesado duelos y no desarrollamos herramientas emocionales que nos permitan hacerles frente, todo eso va directo a disminuir nuestros niveles de autoconfianza.

Ante este escenario desalentador, seguro pensarás que lo que sigue es sacar la galleta de animalitos y poner música dramática de fondo. No, espera; menos tragedia y más acción.

Lo que toca es que como líder construyas el ambiente propicio para que otras mujeres puedan desarrollar su potencial óptimo. Aquí hay tres ideas:

1. Crea programas de formación que fomenten su confianza. Plantea el liderazgo como una habilidad tangible. Establece con claridad cuáles son los atributos más valorados y respetados en tu organización a partir de su cultura ¿el pensamiento estratégico, la ejecución, la influencia o la construcción de relaciones? Ayúdalas a que puedan alinear sus fortalezas hacia estos atributos e invítalas a que se rodeen de personas que las complementen y a las que puedan pedir apoyo.

Publicidad
El liderazgo de las mujeres en la tecnología | Expansión Live

2. Establece oportunidades para que hagan networking. Favorece ambientes en los que puedan crear relaciones y redes. Conecta activamente a las colaboradoras de nivel junior con mentoras senior para que proporcionen retroalimentación individual que refuerce la confianza y el alto rendimiento. También crea oportunidades de networking independientemente del nivel.

3. Visibiliza modelos a seguir y entre más diversidad haya en ellos, mejor. Habrá quien se sienta inspirada al ver una mamá, o una mujer sin hijos, o una mujer perteneciente a la comunidad LGBTQ por mencionar sólo a algunas. Cuando una mujer ve a otra con su mismo estilo de vida en un rol de liderazgo, se siente inspirada al saber que ella también puede llegar allí.

El protagonismo que tiene la confianza para que una mujer tome un rol de liderazgo es evidente a lo largo del estudio.

Piensa en ti ¿Se te animó a liderar cuando eras niña? ¿Tenías un modelo a seguir? ¿Quién te ayudó a confiar en ti? En otros trabajos ¿se te ofreció el apoyo adecuado y las oportunidades de desarrollo en un entorno corporativo?

Si eres dueña de tu negocio o diriges equipos es probable que sí. Estos factores influyeron para que hoy hayas llegado hasta donde estás y tienes la enorme oportunidad de ayudar a otras.

Algo que me llena de esperanza es que las ideas convencionales de “mujeres juntas, ni difuntas” cada vez son más obsoletas. El estudio establece que por fortuna el 70% de las encuestadas siente un compromiso genuino por ayudar a más mujeres a avanzar para que tomen roles de liderazgo.

Así que si tienes la oportunidad de ser un modelo a seguir para alguien más deposita tu confianza para que se desarrolle y aprenda a ser mejor líder. Poco a poco otórgale responsabilidades adicionales en el camino y hazle saber que siempre estarás ahí si te necesita.

Ayudarla a descubrir su propio potencial impactará directamente en su felicidad y en tu sentido de trascendencia.

Nota del editor: Adriana Castro tiene una especialidad en Psicología de la Creatividad por la Universidad Autónoma de Barcelona. Es fundadora de Call to Action: Empresas felices. Síguela en Facebook (adrianacastromx). Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Tags

OpiniónMujeresLiderazgoEmpresas
Publicidad