Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Colaboradoras en duelo con su maternidad, ¿cómo manejarlo?

No existe una guía infalible para ayudar a una mujer en duelo con su maternidad, pero estas ideas aportan más que evadir el problema, señala Adriana Castro.
jue 06 mayo 2021 12:00 AM

(Expansión Mujeres) - Este mes reconocemos a las madres y a veces se nos olvida que hay mujeres que están atravesando momentos muy difíciles en relación a su maternidad.

Hay quien tuvo que interrumpir su embarazo por razones médicas, quien está viviendo una pérdida perinatal, neonatal o un aborto espontáneo, por mencionar sólo a algunas.

Publicidad

También hay que visibilizar a quienes están lidiando con una infertilidad biológica o social. Ellas viven una tristeza profunda por no poder convertirse en mamás y concretar ese sueño de toda la vida.

Imagina cómo experimentan el Día de la Madre. Ellas viven duelos que en muchas ocasiones son invisibles. Sólo las personas cercanas están enteradas de lo ocurrido y cuando llega a permear en el ambiente laboral, es común no saber qué hacer.

Si estás a cargo de un equipo y una de las integrantes te compartiera que vive una situación así ¿qué harías? Probablemente pienses que no tienes la preparación para abordar algo así. Nadie te enseñó a manejar el dolor de una persona en un ambiente laboral.

Comprendo tu sentir, sin embargo evitar la situación no es recomendable. Hay algunas acciones que puedes tomar para apoyarla.

El lugar de trabajo no es un consultorio ni tú eres terapeuta. Tu labor no es curar el dolor de ella, pero al ser parte de su entorno cercano puedes contribuir a su bienestar emocional.

El primer paso es revisar si en las políticas de incapacidad por maternidad de tu empresa hay alguna cláusula que aborde qué se hace en caso de que una mujer viva una pérdida relacionada a su maternidad.

Si no existe, es importante considerar incluirla para que en un futuro no se tengan que tomar decisiones caso por caso. Tener de ahora en adelante una política clara, ayudará mucho a reaccionar rápido la próxima vez.

¿Entonces? ¿cómo ayudar si ya te lo externó? Desafortunadamente, no existe un guion.

Publicidad
Así se escucha la historia de la pandemia contada con una caja musical

Cada caso es único, pero aquí hay algunas ideas:

Primero dile cuánto aprecias la confianza que te ha tenido para compartirte algo tan personal. Esto la hará sentirse vista y arropada que es algo importante en un momento así.

Crea un ambiente de confianza. Puedes mencionarle “Me interesa mucho tratarte de la manera en que tú lo requieres. Pienso que escucharte es una forma en que puedo hacerlo. También me ayudaría que me digas si necesitas algo que yo pueda hacer por ti”.

En relación a escuchar, Thich Nhat Hanh, un maestro emblema del mindfulness , propone que la escucha compasiva es una herramienta muy valiosa en estos casos. Consiste en ayudarla a vaciar su dolor escuchándola sin juzgar. Confía en que al permitir que se desahogue estás contribuyendo a aliviar su sufrimiento.

Si consideras que sus percepciones están equivocadas, llenas de amargura o rencor, aún así tu rol es continuar escuchando con compasión.

Si quieres ayudarla a corregir su percepción, entonces espera a hacerlo otro día, pero en ese momento solo lo escuchas. Créeme, acompañarla así puede traer alivio y transformación para ella.

Ten mucho cuidado con recomendaciones como “ve el lado bueno de la vida: eres libre”, “dale vuelta a la página y adopta”, “el mundo no se te debe cerrar solo porque eres infértil”. Este tipo de comentarios son el equivalente de “tu dolor no es para tanto” y son desatinados para un momento en el que lo que ella necesita es que se visibilice y valide su dolor.

En relación a cómo comunicarlo al resto del equipo, es probable que para ella sea difícil externarlo a los demás o no sepa cómo hacerlo. Pregunta si ayudaría que tú lo comuniques al resto a nombre de ella.

Si ella aceptara que se comunique sería en un verdadero alivio para todos/as porque es muy probable que el resto ya lo sepa, pero no se atreva a tocar el tema por temor a lastimarla. Esto provoca una espiral emocional negativa porque quizá ella también se sienta ignorada ante el hecho de que nadie le diga nada.

En una ocasión dirigí una sesión en la que una madre en duelo tuvo la valentía de aceptar una sesión de escucha compasiva por parte de su equipo.

Fue profundamente liberadora para todos/as. Ella externó su sentir por completo y las demás personas solo escucharon. El equipo la acompañó toda una hora y sin aconsejar, al final solo intervino para demostrarle su afecto y gratitud por haber permitido ese momento de cercanía.

Nunca olvidaré el nivel de conexión del equipo y la sensación de ligereza de todos/as después de la sesión.

En resumen, no existe una guía infalible para ayudar a una mujer en duelo con su maternidad, pero estas ideas aportan más que evadir el problema.

No tienes que saber exactamente qué hacer, basta con acompañarla en su dolor y tratarla como ella quiere ser tratada.

Nota del editor: Adriana Castro tiene una especialidad en Psicología de la Creatividad por la Universidad Autónoma de Barcelona. Es fundadora de Call to Action: Empresas felices. Síguela en Facebook (adrianacastromx). Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Tags

OpiniónMadres trabajadorasDía de las madresSociedad
Publicidad