Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La crisis en el desempleo ha sido mucho más agudo en las mujeres

Las mujeres han hecho un gran esfuerzo para responder a sus obligaciones laborales trabajando desde casa, mientras atienden las necesidades de su hogar y de su familia, señala Sergio Porragas.
sáb 27 marzo 2021 12:03 AM

(Expansión Mujeres) - El efecto de la actual crisis económica y sanitaria en el desempleo es evidente, pero ha sido mucho más agudo en las mujeres, pues la brecha laboral entre géneros se abrió como consecuencia de la pandemia.

Para dar un contexto general, en enero de este año las mujeres representaban el 38% de la fuerza laboral, de acuerdo con el monitor del Instituto Mexicano de Competitividad (IMC) que recopila datos oficiales. Además, la tasa de participación femenina pasó del 44.94% en marzo de 2020 a 40.93%, cuando la participación masculina era de 76.41% en marzo para quedar en 73.35%.

Publicidad

Un factor que afecta el género es la carga de trabajo no remunerado, lo que las limita a dedicar tiempo a un empleo o actividades que les generen ingresos o que mejoren su preparación. En 2019 el trabajo no renumerado para las mujeres fue del 69.3% en comparación con el 30.7% para los hombres, cifra que de acuerdo con lo vivido en el 2020 ante el confinamiento de los miembros de las familias, seguramente presentará un incremento importante en las cifras de las mujeres y abrirá la brecha.

Cabe destacar que he visto de manera general que las mujeres han hecho un gran esfuerzo para responder a sus obligaciones laborales trabajando desde casa, mientras atienden las necesidades de su hogar y de su familia; sin embargo, para muchas de ellas ha representado una oportunidad para sacar lo mejor de sí mismas, usar su creatividad para concretar planes o crear nuevas formas de generar ingresos.

La pregunta que yo haría es: ¿cómo sacar provecho de la crisis para reinventar el mercado laboral con igualdad de oportunidades? No hay una respuesta sencilla.

Del lado de las organizaciones lo que toca es asegurar que las reestructuras para atender los nuevos tiempos sean equitativas en todo tipo de puestos, diversas, con igualdad de oportunidades para todos, basadas en las habilidades o competencias que se requieren en el talento humano para enfrentar exitosamente los retos actuales y del futuro que ya nos alcanzó.

Además, debemos de reconocer el liderazgo, el ímpetu y la creatividad de las mujeres en esta crisis, sin la asertividad de muchas de ellas, muchos de los negocios no hubieran podido salir a flote; otras impulsaron su espíritu emprendedor para generar ingresos, ya sea por haber perdido su empleo de manera personal o de algún miembro de su familia o simplemente para aprovechar nuevas posibilidades que la misma crisis presentó.

Se ha hablado mucho del impulso de las ventas de diversos productos de boca en boca, aprovechando las redes sociales, lo que les ha dado un respiro o, incluso, una oportunidad de negocio a largo plazo a muchas mujeres.

Publicidad
El líder de hoy atrae al mejor talento y genera alianzas

Los retos han sido más que las oportunidades para el género femenino; sin embargo, nos toca enfocarnos y tomar lo positivo, incluyendo su capacidad de resiliencia, liderazgo, eficiencia, responsabilidad, organización, creatividad e innovación, entre muchas otras competencias que han salido a flote y que para las organizaciones son invaluables en su recuperación y crecimiento.

Y como siempre recomiendo, a todas las personas por igual, estos tiempos requieren de preparación, de adquirir experiencia y conocimientos en nuestra rama o en nuevas especialidades que nos distingan en este nuevo mercado laboral.

Nota del editor: Sergio Porragas es Director de Operaciones (COO) de OCCMundial. Síguelo en LinkedIn . Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autor.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Tags

OpiniónEmpleoTrabajadores DesempleoMujeresEquidad de género
Publicidad