Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Escalabilidad, el reto de las mujeres para estar al frente: Alejandra Ríos

Para la CEO de Ambrosía y próxima 'tiburona' de Shark Tank, pasar a un puesto en el que se pueda transmitir conocimientos e inspirar a los colaboradores es uno de los mayores retos.
lun 04 julio 2022 04:10 AM
(Alejandra Ríos, empresaria y CEO de Ambrosía)
La "tiburona" de Shark Tank considera que uno de los principales retos para las mujeres es alcanzar puestos de liderazgo en las empresas

¿Cómo pasar de hacer una base de datos a dirigir una empresa de gran tamaño, a tomar la delantera en un negocio? ¿Cómo pasar de 'tocar a un instrumento' a ser 'directora de orquesta'?

A lo largo de su carrera, Alejandra Ríos, empresaria y CEO de Ambrosía, ha encontrado el reto más grande de ser mujer y emprendedora en las cuestiones anteriores. Desde su perspectiva, la escalabilidad es uno de los grandes obstáculos a los que se enfrenta el género cuando intenta hacerse paso en la iniciativa privada.

La tiburona de la siguiente temporada de Shark Tank considera que las mujeres tienen oportunidad en todas las industrias; sin embargo, resaltó que es necesario motivar las iniciativas que rompen con los esquemas productivos tradicionales, mientras se opta por aquellas que hacen un especial énfasis en el cuidado del medio ambiente.

Publicidad

El emprendimiento y Alejandra Ríos siempre han tenido una relación estrecha. En 2019, la egresada del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey se convirtió en CEO de Ambrosía, una compañía enfocada a la creación de experiencias culinarias, que creó su familia poco más de 40 años atrás.

Ríos cuenta a Expansión que son varios los retos a los que se ha enfrentado a lo largo de su carrera siendo mujer, entre los cuales destaca uno: avanzar peldaños e inspirar.

“Para mí uno de los retos más grande es pasar de ser trabajadora, quien hace el Excel o el modelo, a lograr transmitir conocimientos y enseñar valores o lo que estoy tratando de lograr, para que ellos también lo pudieran hacer”, señala.

De acuerdo con un análisis hecho por el Instituto Mexicano para la Competitividad lanzado en el marco del pasado Día de la Mujer, “hay pocas mujeres que ocupan puestos de liderazgo y su representación se reduce cuanto más elevado es el cargo”.

A partir de los 1,507 consejeros totales que participaron en las empresas listadas en las bolsas de valores mexicanas, solamente el 10% fueron mujeres, siendo aun menor el porcentaje en cuanto a direcciones generales, al llegar solamente al 3%.

"Los retos más grandes que me han tocado han sido con las personas”, dice la empresaria. Además de la escalabilidad, resalta el equilibrio necesario que se debe de lograr para estar al frente de una empresa: mantener el liderazgo mientras procura el capital humano y se alcanzan eficientes resultados operativos.

 

¿En dónde están las áreas de oportunidad?

Desde la perspectiva de la empresaria, la participación de las mujeres tiene un área de oportunidad en todas las industrias, más tomando en cuenta el panorama dejado por la pandemia y las complicaciones económicas que trajo, pues considera que siempre hay una forma de mejorar o de darle solución a un problema o necesidad.

"En un contexto de crisis es un gran momento para emprender, innovar y arriesgarse a lograr mejorar cualquier cosa en cualquier industria y hacerlo con un modelo de negocio que pueda ser rentable”, aseveró.

La tiburona de la séptima temporada de Shark Tank dice que es necesario que las mujeres continúen capacitándose, preparándose y volviéndose mejores en el día a día, pues “todo tiene que ser con trabajo duro y buenos resultados”.

Entre los negocios que considera deben de motivarse, destaca aquellos que buscan “hacer alguna diferencia”, por ejemplo, eliminando los procesos productivos tradicionales o por lo menos “no dañando” el planeta.

“Todos los emprendimientos tienen que hacerle bien al planeta, o por lo menos no dañarlo. Esta tiene que ser ya la norma, para empresas pequeñas o longevas. Tenemos que dejar de pensar solo en la rentabilidad, sino pensar cómo hago dinero, pero que no dañe alguna población en específico, al medio ambiente, al planeta”, aseveró.

 

¿Y si tuviese una varita mágica?

¿Qué haría Ríos si tuviese una especie de varita mágica para motivar una mayor participación del género en la iniciativa privada? Su respuesta inmediata es eliminar la brecha salarial existente entre hombres y mujeres.

De acuerdo con un estudio elaborado por PwC México en conjunto con la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) y Mujeres Invirtiendo, existe una brecha salarial promedio del 27%, pues por cada 100 pesos que gana un hombre, las mujeres solamente perciben 73 pesos.

La empresaria concluyó que si bien el movimiento feminista, que ha entrado en auge en los últimos años, ha ayudado a ganar terreno en materia de equidad, aún hace falta camino por recorrer.

“Estamos todavía muy lejos de donde deberíamos de estar para lograr equidad de género, pero sí siento que ha mejorado en la parte del emprendimiento”, aseveró.

Tags

Mujeres100 mujeres poderosas31 Mujeres Que AmamosDía Internacional de la Mujer
Publicidad