Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

“El sistema vende que las mujeres somos competitivas entre nosotras"

¿Qué es la sororidad y por qué es importante crear lazos entre mujeres? Nerea Aragones, Lorena Guillé-Laris, Gabriela Herrerías y Sheyla Ferrera debatieron sobre el tema en el festival Love4All.
jue 30 junio 2022 07:48 PM
Sororidad entre mujeres
La sororidad permite abrir caminos y nuevas puertas a más mujeres.

¿Cómo destruir el viejo (y, reconozcámoslo, odiado) dicho de que el peor enemigo de una mujer es otra mujer? La respuesta, probablemente, pase por la sororidad. “El peor enemigo de una mujer es el machismo, el patriarcado, y es importante establecer espacios seguros y espacios de sororidad. No me tienen que caer bien todas las mujeres, pero hasta para llevarme mal con ellas las necesito vivas”, señaló Sheyla Ferrera.

La actriz y activista participó en el panel ‘La sororidad nos une en la diversidad’, organizado durante el festival de inclusión Love4All. “No tenemos que ser amigas, no significa que todas las mujeres me tienen que caer bien, pero tenemos que apoyarnos porque durante años hemos estado en un sistema que oprime nuestros derechos”, agregó.

Nerea Aragones, principal de AT Kearney, señaló que más que una lucha entre mujeres, y con su experiencia antes de transicionar como mujer trans, comprendió que es el sistema el que vende la existencia de esta competitividad “porque no le interesa que nos apoyemos”.

Publicidad

La sororidad, coincidieron las participantes en el foro, no es decir a las mujeres que pasen, sino trabajar para que haya más mecanismos para que más entren y se sientan parte del espacio. “Nos toca a las mujeres ayudarnos entre mujeres, abrirnos estos espacios, cerrar las brechas que se han generado. Desde nuestras trincheras nos toca abrirnos a las oportunidades y apoyarnos”, dijo Gabriela Herrerías, directora de Diversidad e Inclusión para Latinoamérica de Coca-Cola. “Y necesitamos la colaboración de los hombres y de todas, todos y todes en estos espacios”.

La evolución que han tenido los espacios de trabajo ha ayudado a cerrar las brechas. Y para eso ha sido necesaria crear estos lazos. Lorena Guillé-Laris, directora Ejecutiva de Fundación Femsa, recordó un momento en el que una de sus compañeras de equipo le comentó que si no se salía temprano del trabajo por tus hijos, lo hiciera por sus compañeras. “Y eso me caló. Me di cuenta que caminar sola en un mundo en el que no tienes muchos faros cuesta”, apuntó.

Herrerías recordó también que cuando se convirtió en madre, una de las mujeres líderes de la empresa le dio un consejo envenenado: que si pretendía seguir acompañando a su hijo a las clases de natación, mejor se olvidara de ascender en la compañía. Esa líder se equivocó. “Yo seguí haciendo lo que pensaba que tenía que hacer, que era darle tiempo de calidad a mis hijos y seguir fiel a mis valores. Y logré crecer dentro de la compañía”. La empresa, además tiene ahora la visión de que la mitad de los líderes de la empresa para 2030 sean mujeres.

El camino, agregó Guillé-Laris, es hacer la puerta más ancha. “El antídoto contra la discriminación es la visibilidad”.

 

Tags

MujeresEquidad de género
Publicidad