Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Mujeres CMO. El marketing tiene rostro femenino

Actualmente todavía existen diversas barreras, tabúes y creencias arcaicas que impiden y dificultan el crecimiento y desarrollo de mujeres en posiciones de alto liderazgo, considera Lillian Mezher.
mar 28 junio 2022 05:04 AM
Mujeres CMO. El marketing tiene rostro femenino
Los resultados impecables y las campañas trascendentes son la primera cara del liderazgo efectivo, apunta Lillian Mezher.

(Expansión Mujeres) - El Siglo XXI nos pertenece a las mujeres. Aunque todavía existen una gran cantidad de retos y desafíos a los que nos tenemos que enfrentar, tanto en el ámbito laboral como personal, las generaciones actuales tienen una sensibilidad diferente y una mayor inteligencia emocional que se traducirá, cada vez más, en mejores oportunidades y condiciones para las mujeres en un futuro próximo.

Esto lo comenzamos a ver de a poco al interior de las organizaciones: las mujeres tomamos roles cada vez más relevantes y con más responsabilidades que anteriormente eran exclusivos de los hombres. Éste es el caso de los departamentos de marketing y publicidad, entre otros, que durante décadas fueron encabezados por hombres y en los que hoy el liderazgo femenino está redefiniendo las dinámicas de trabajo y la forma de guiar a los equipos.

Publicidad

De acuerdo a cifras del estudio Mujeres en los negocios, elaborado por la firma Grant Thorton, a nivel global el 31% de las empresas tienen a mujeres en puestos de alta dirección; en México la cifra escala hasta el 35%. Las mujeres directivas mexicanas ocupan puestos como jefas de finanzas (44%), Chief Executive Officer o CEO (35%), directoras de Recursos Humanos (33%), directoras de ventas (22%), CMOs (18%), Chief Information Officer o CIO (14%), contraloría (6%) y otras áreas (7%).

La inteligencia emocional, la asertividad, la empatía, la honestidad y la confianza son algunos de los valores que las mujeres llevamos a la mesa y que son necesarios a la hora de liderar un equipo. Gracias a esto la balanza de género se va equilibrando de a poco en los puestos de alta responsabilidad y esto permite que cada vez más mujeres ocupen puestos como CMO (Chief Marketing Officer) o directoras de marketing, un cargo que sin duda requiere competencias, más allá de las hard skills.

Los resultados impecables y las campañas trascendentes son la primera cara del liderazgo efectivo. Lo que hay detrás es aún más importante porque para alcanzar esos resultados, los líderes deben saber guiar, acompañar y, sobre todo, inspirar a que sus equipos sean mejores al interior de la compañía y al exterior, es decir, un líder forma mejores equipos porque cultiva mejores personas.

Sin barreras

Aunque los avances en materia de inclusión y en busca de cerrar la brecha de género son notables, todavía son insuficientes. En los próximos años, las organizaciones tendrán que seguir apostando en esta dirección para contar con equipos de trabajo más diversos, porque la diversidad permite ver las cosas desde diferentes enfoques y enriquecer la toma de decisiones, creatividad e innovación.

Actualmente todavía existen diversas barreras, tabúes y creencias arcaicas que impiden y dificultan el crecimiento y desarrollo de mujeres en posiciones de alto liderazgo. Sin embargo, existen estadísticas que sugieren que tener mujeres en estos cargos puede representar un impulso positivo para las compañías.

Según cifras del reporte Women Matter México 2022, de McKinsey & Company, tener más mujeres dentro de los comités ejecutivos de las empresas se correlaciona con un mejor desempeño financiero. Las empresas que tienen de tres a más mujeres en sus comités ejecutivos registran una probabilidad de mejor desempeño de hasta 48%.

Mi experiencia en el mundo del

marketing

Yo trabajé durante más de 20 años en el ambiente corporativo. Muchas veces fui la única mujer en los equipos directivos. El entorno entonces era muy complicado. Durante esta experiencia aprendí que la capacidad de adaptación y la inteligencia emocional son habilidades que necesitamos desarrollar para poder crecer en estos ecosistemas.

 

En muchas ocasiones las mujeres nos frenamos a nosotras mismas y creemos que no podemos con tal o cual encargo. Esta desconfianza impide que podamos alcanzar nuestro máximo potencial. Para llegar a estos niveles es necesario que sepamos navegar las mareas dentro de nuestras organizaciones, nos preparemos y nos atrevamos a lanzarnos por más, pero también a acompañar en su travesía a las mujeres que vienen detrás de nosotras.

Durante mis años de experiencia en el mundo del marketing y publicidad he aprendido que las mujeres sí podemos romper el techo de cristal y desarrollarnos, pero todavía tenemos que trabajar el doble o el triple para lograrlo. Pero estoy convencida de que con nuestro esfuerzo estamos pavimentando el terreno para las generaciones futuras de mujeres líderes.

Mantendremos el paso para que esto que es un sueño ahora, mañana sea una realidad para todas.

Nota del editor: Lilian Mezher es líder empresarial y especialista en marketing. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 

Tags

OpiniónMujeresEmpresasEstrategia y marketing
Publicidad