Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Feminismo, la palabra que divide a las mujeres

Estoy convencida que el feminismo apuesta por la educación para lograr la igualdad en derechos, trato y oportunidades, apunta Verónica Salame.
vie 03 junio 2022 04:59 AM
Feminismo, la palabra que divide a las mujeres
Hay una falta de comprensión de la palabra feminismo, y ya ni hablemos de la causa de la lucha, señala Verónica Salame.

(Expansión Mujeres) - En teoría, el feminismo es el conjunto de movimientos sociales y políticos que luchan por la igualdad de género y que postula el principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre.

Esta es la definición más básica y simple de entender. Entonces ¿por qué es una palabra que divide cada vez más a las mujeres y polariza a la sociedad?

Publicidad

Debo confesar que yo también he navegado por las diversas opiniones y me parece muy importante platicar con ustedes acerca de este tema, especialmente porque luchamos y exigimos el respeto y comprensión de los hombres, pero nosotras mismas no hemos entendido aunque el primer paso es que las mujeres lleguemos a un punto de acuerdo.

En mi caso particular, y sé que es también el de muchas mujeres de mediana y mayor edad, hay una falta de comprensión de la palabra, y ya ni hablemos de la causa de la lucha.

‘Todas las mujeres somos feministas’, gritamos a los cuatro vientos. Retóricamente es lo ideal, sin embargo, la gran diferencia se encuentra en la forma de expresarlo.

Mi intención en esta breve opinión no es encasillar o criticar, mucho menos juzgar las diversas formas de practicar el feminismo. Hay tantas posturas como mujeres en el mundo, y esto depende de nuestra personalidad, educación, creencias, limitaciones personales o sociales, temores, etcétera. Gran diversidad. De ahí que nos pueden encontrar radicales, activistas, pasivas, las que se avientan a hablarlo en una plática de café o las que prefieren solo escuchar y tristemente las que prefieren señalar y no actuar.

Y seamos honestos, todos hemos escuchado en boca de otras mujeres, frases como ‘están locas’, ‘esas mujeres no me representan’, ‘por ellas nos tratan así’, y la totalmente desvirtuada ‘ahí vienen las ‘feminazis’’.

¡’Feminazis’!, una palabra (si se le puede llamar así) que, como muchas otras, me parece tan grave como darse un balazo en el pie; un término tan despectivo que compara a las feministas con el grupo racista y genocida más infame en la historia de la humanidad. Creo que esto más que inaceptable es irresponsable. Hasta donde sé, el feminismo no pretende meter a los hombres en campos de concentración ni en cámaras de gas.

Estoy convencida que el feminismo apuesta por la educación para lograr la igualdad en derechos, trato y oportunidades; ¡aguas! con el discurso de, ‘nada más basta ver el cuerpo de una mujer y de un hombre para entender que no somos iguales’, pero, ¿qué tiene que ver la fisionomía?, y eso no está en discusión, físicamente somos diferentes (cumplimos diferentes funciones físicas y biológicas, pero no sociales). Es una forma simplona e insulsa de querer desacreditar el movimiento feminista.

Publicidad

Y, atención, las feministas no odiamos a los hombres, por el contrario, valoramos su apoyo, comprensión, y agradecemos a quienes alzan la voz como nuestros aliados, pero (y aquí es donde más de uno se irá de espaldas) tampoco hay hombres feministas, este es un movimiento y condición únicamente de las mujeres.

Es muy cierto que a las mujeres de mi generación nos cuesta mucho trabajo entender estos términos, porque nos educaron bajo la normalización del machismo; sin embargo, es muy sencillo definir si nuestra ideología es feminista.

¿Has estado en una plática en la que se usen las frases ‘se ponen histéricas’, ‘seguro le está bajando´, ‘ni ellas se entienden’, o los clásicos chistes ‘mujer al volante, peligro constante’, ‘calladita te ves más bonita’? ¿Te generan molestia e indignación estos comentarios? Te tengo noticias, ¡entonces eres feminista, ahora lo sabes! En un momento a mí también me lo explicaron, y por eso decidí compartirlo contigo.

Hoy entiendo bien: soy feminista porque soy mujer.

Nota del editor: Verónica Salame ( @Veronicasalame ) es una activista social en pro de la igualdad de género, impulsora del proyecto MuXejeres. Miembro del Women International Zionist Organization (WIZO) y ex presidenta de la mesa de consejo de Children International. Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Tags

OpiniónMujeresFeminismoSociedad
Publicidad