Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Igualdad de género hoy para un mañana sostenible

El cambio climático afecta en mayor medida a poblaciones con menos ingresos, donde la mayor tasa de habitantes son mujeres, y, por ende, son las más expuestas a los efectos de este fenómeno.
mar 29 marzo 2022 12:00 AM
Igualdad de género hoy para un mañana sustentable
Las mujeres afrontamos los retos con valentía y nos comprometemos, sabemos negociar y podemos encontrar soluciones a los problemas urgentes del planeta: las mujeres podemos liderar en todo lo que sea necesario, apunta Blanya Correal.

(Expansión Mujeres) - “Igualdad de género hoy para un mañana sostenible”, ese es el lema con el que la ONU conmemoró el Día Internacional de la Mujer en este 2022, para reconocer la contribución de aquellas mujeres y niñas de todo el mundo que están liderando la adaptación, mitigación y respuesta al cambio climático, en busca de construir un futuro más sostenible para todos.

Seguir impulsando la participación femenina en este tema es una tarea fundamental en la que debemos poner foco ¿por qué? Porque la crisis climática es un problema que tiene estrecha relación con la desigualdad, y en particular con la de género, que se manifiesta a través de una distribución inequitativa de los recursos, la riqueza y las oportunidades de desarrollo.

Publicidad

Asimismo, el cambio climático afecta en mayor medida a las poblaciones con menores ingresos, donde la mayor tasa de habitantes son mujeres, y, por ende, son las que más expuestas quedan a los efectos de este fenómeno.

Es imperativo lograr un mayor involucramiento de las mujeres en los esfuerzos para lograr la mitigación y la adaptación climática, ya que ellas tienen una fuerte implicación en iniciativas sostenibles en todo el mundo como son la gestión ambiental, la producción de alimentos, la acción social y la educación de las próximas generaciones.

Nuestro papel en la administración, conservación, explotación y aprovechamiento de los recursos naturales es vital dado que contribuimos de una manera más práctica y eficaz al uso consciente del suelo, el agua y la energía. Sobra decir que las mujeres rurales son las principales productoras agrícolas y trabajan para sostener la seguridad alimentaria de los países, sin embargo, son las que laboran más y ganan menos.

En este sentido, el empoderamiento de las mujeres es crucial para convertirlas en agentes de cambio y alcanzar los tres pilares del desarrollo sostenible, que son el económico, el social y el ambiental. Y aquí la gran pregunta ¿cómo hacemos para que el desarrollo sostenible sea más igualitario?

El cambio hacia la igualdad de género en materia de medio ambiente y sustentabilidad se debe orientar en asegurar la plena participación de las mujeres en los distintos programas y proyectos -tanto en el ámbito privado como en el público-, así como reconocer su rol de liderazgo y su representación como un factor clave para asegurar un desarrollo sostenible.

En este sentido, el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe de la CEPAL, señala algunas recomendaciones para construir un desarrollo sostenible igualitario:

- Modificar el paradigma con el que se analiza el desarrollo y la valoración del producto interno bruto (PIB), ya que la agenda de género y la de medioambiente plantean que este no captura la complejidad de los procesos productivos y de las relaciones sociales, tanto desde el punto de vista del impacto ambiental, como del trabajo no remunerado de las mujeres. Mejorar esto requiere de un esfuerzo empresarial importante.

- Mejorar integralmente la inserción femenina en el empleo y generar políticas públicas de cuidado, que permitan a las mujeres mayor autonomía económica.

- Incluir a las mujeres como actores claves en los procesos de desarrollo, las consultas, el diseño y la implementación de políticas y programas, considerando sus necesidades. Esto significa que se tome en cuenta el tiempo de las mujeres en los procesos de planeación y desarrollo urbano, el suministro de servicios (como agua, energía, transportes), la privatización del agua, las políticas agrícolas, entre otras.

Publicidad

Desde la perspectiva ambiental, debemos actuar con prontitud ya que el planeta nos necesita y las oportunidades para actuar se acortan cada vez más. Es necesario establecer concordancias entre la igualdad de género y las respuestas al cambio climático. Necesitamos que nuestra participación en la toma de decisiones se vuelva un hábito para poder impulsar y afrontar esta crisis.

Nosotras tenemos la llave, somos clave en este y muchos ámbitos más de la vida. Las mujeres afrontamos los retos con valentía y nos comprometemos, sabemos negociar y podemos encontrar soluciones a los problemas urgentes del planeta: las mujeres podemos liderar en todo lo que sea necesario.

Nota del editor: Laura Tamayo es Directora de Asuntos Públicos, Comunicación y Sustentabilidad en Bayer México. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Tags

OpiniónMujeresEquidad de génerosustentabilidad
Publicidad