Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Trabajo flexible y el regreso a la escuela desde la perspectiva de las mujeres

El regreso al ámbito activo y laboral de manera presencial, sin duda, debe ser cuidadoso y darle la atención que esto amerita, apunta María Elena Zuria.
mar 22 junio 2021 12:00 AM

(Expansión Mujeres) - A principios de este año entró en vigor la Reforma de Teletrabajo, la cual ha reconocido al trabajo a distancia como un esquema laboral, en donde se establece que, a través de lineamientos y acuerdos voluntarios entre empresa y empleado, las organizaciones otorgarán apoyos económicos para luz e internet, herramientas de trabajo, auxilios continuos, equidad de condiciones sobre desempeño, protección de vida personal y balance de vida, entre otros puntos.

Por ello, me parece relevante profundizar desde la parte de balance de vida y el rol que la mayoría de las mujeres jugará ahora con el regreso presencial a los colegios.

Publicidad

Como es sabido la SEP (Secretaría de Educación Pública), la OMS (Organización Mundial de la Salud) y CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades), han establecido lineamientos, protocolos de acción y Guías de Orientación para la apertura de las escuelas ante el COVID-19 y en donde la mayoría de éstas que fueron catalogadas en la tercera fase (municipios urbanos), están considerando comenzar con una modalidad escalonada.

Sin duda, esto impactará a muchas mujeres que se han visto en la necesidad de trabajar desde casa además de tener que combinar las tareas del hogar y responsabilidad escolar de los hijos. La primera pregunta para reflexionar es si nuestra organización está preparada para una flexibilidad permanente e incluso si tomó la decisión de adoptar el esquema de teletrabajo.

Con base en la “Encuesta COVID19- Mercer- América Latina”, el 82% de las compañías piensa contar con opciones de teletrabajo flexible para alinearse a la nueva realidad, mientras que el 87% señala que desde el 2020 se centró en este tipo de formato laboral.

Asimismo, el 54% informó que pondrá un mayor énfasis en cómo y qué se comunica a sus líderes y supervisores. Entonces, ¿qué será lo más importante ante este nuevo esquema y en qué se deberían de enfocar las organizaciones en los próximos meses?

- Para aquellas empresas que aún están en la indecisión sobre adoptar o no la opción de teletrabajo o si solamente ofrecen la opción de esquemas flexibles a sus colaboradores, recomendamos hacer un diagnóstico macro en cuanto a cultura (probabilidad de adopción de prácticas de trabajo flexible).

- Alineación del liderazgo. El consenso en la alta dirección sobre cómo y cuándo implementar esta modalidad.

- Entorno de las personas. Viabilidad del entorno de los colaboradores para laborar remotamente.

- Tecnología. La disponibilidad del hardware y software necesario para dar soporte a esta flexibilidad laboral.

- Procesos de RRHH. Adecuación de los procesos para facilitar un funcionamiento flexible.

- Evaluación de Riesgos de Salud,para además de identificar los posibles peligros de los colaboradores, recopilar información socioeconómica, estilos de vida para apoyar a las estrategias que la organización esté planteando.

Publicidad
La resiliencia de las mujeres frente a la crisis | Expansión Live

Finalmente, y no menos importante, ¿qué debemos tener presente las mujeres (y no solamente nosotras, sino los integrantes de nuestras familias que nos apoyan con la responsabilidad escolar de nuestros hijos) ante esta nueva etapa?:

- Cuidar nuestra salud mental, así como la de nuestros familiares.

- Identificar los canales de escucha y protocolos que el colegio ofrecerá a nuestros pequeños, para la identificación y expresión de sus emociones.

- Expresar y comunicar a la escuela cualquier inquietud o incluso situación laboral que nos preocupe y que interfiera en el desempeño o en el cumplimiento de nuestros hijos.

- Buscar talleres o herramientas que ayuden a nuestro bienestar emocional, al manejo de emociones, trabajo de empatía y resiliencia.

El regreso al ámbito activo y laboral de manera presencial, sin duda, debe ser cuidadoso y darle la atención que esto amerita, ya que puede provocar alteraciones a nosotros y a nuestros hijos, tales como la ansiedad, depresión, retraimiento, agresividad, falta de entrega de trabajos, etc.

Sin embargo, es solamente detenernos unos minutos, reflexionar, identificar y adaptarnos para seguir construyendo nuevas historias de éxito con ellos.

Nota del editor: María Elena Zuria es Sr. Associate Wealth en Mercer. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Tags

OpiniónHome officeEmpresasBeneficios laborales
Publicidad