Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Claves de felicidad para sobrellevar una pérdida

Experimentar la emoción de enfrentarte a la pérdida es difícil porque lo más común es evitar lo que se siente y querer estar “siempre feliz”, considera Adriana Castro.
vie 19 marzo 2021 11:58 PM

(Expansión Mujeres) - El 20 de marzo es el Día Internacional de la Felicidad. En esta fecha se reconoce el valioso rol que desempeña la felicidad en la vida de las personas. De un año para acá la vida te ha puesto un desafío: ser feliz a pesar de las circunstancias.

Probablemente tú o tus seres queridos han atravesado diferentes pérdidas: desde renunciar a la convivencia presencial y los abrazos, ser testigo del cierre de negocios, experimentar la enfermedad de alguien cercano o la tuya, hasta la profunda tristeza ante la muerte de una persona querida.

Publicidad

También has vivido pérdidas intangibles, como los sueños que habías planeado para esta etapa de tu vida, y se han tenido que postergar o interrumpir de manera definitiva. Quizá en lo laboral, tu postulación para ascender de cargo o lanzar el emprendimiento que querías. Tal vez en lo personal, esa maestría, los planes para casarte, o el anhelo de convertirte en mamá. Sueños desmoronados por una pandemia.

Solo tú sabes si alguna de estas pérdidas ha sido significativa.

De ser así, lo óptimo es vivir su respectivo duelo. Es decir, experimentar la emoción de enfrentarte a la pérdida. Pero es difícil porque lo más común es evitar lo que se siente y querer estar “siempre feliz”.

Tal vez se está entendiendo mal este concepto. Desde la perspectiva de la psicología positiva, la felicidad se trata de darte permiso de aceptar todas tus emociones. Desde las agradables hasta las desagradables como las que se experimentan en un duelo: miedo, enojo, culpa y tristeza.

La vida no siempre es alegre y hay que aceptar que es así. Está bien dejarte llevar por el dolor de una pérdida porque es un reflejo proporcional al cariño que sientes por la persona que se fue. También se trata de reconocer tu desilusión al no poder concretar ese sueño que tanto anhelaste.

La felicidad no sólo se crea luchando por tus sueños. También se crea dejándolos ir.

Atravesar un duelo no se siente bien, pero es la mejor forma de sanar tu herida. Digerir este proceso con un acompañamiento profesional puede ser de gran ayuda. Y aunque lo más saludable es aceptar todas esas emociones desagradables que se sienten en este proceso, también es válido que eches mano de dos micro-prácticas de felicidad para sobrellevar esta etapa de una manera más llevadera y compasiva contigo.

1. Antes de ir a dormir identifica cuál fue el mejor momento de tu día. Sí, seguramente te parecerá una locura la propuesta pero aún en tu día más doloroso si haces un esfuerzo, identificarás un instante bueno. ¿El café de la mañana? ¿un amanecer radiante? o tal vez haber sido testigo de un acto de amabilidad entre dos personas. Alguien que al ver que una persona tira sus llaves por error le avisa que se le han caído para que no las pierda.

Si en ese día tan doloroso por un momento pones atención en buscar el mejor momento de tu día, generarás una pausa emocional que funcionará para recargar un poco tu energía.

Publicidad
El mundo cumple un año de pandemia de coronavirus

2. Aumenta tu esperanza. No se trata de ilusionarte creyendo que todo será color de rosa y perfecto. Me refiero a una esperanza sustentada en que confíes que aún en el peor día encontrarás el modo de dar lo mejor de ti ante el desafío que estás atravesando.

Esto incluye, si es lo que necesitas, saber pedir ayuda a personas importantes en tu vida o a un especialista.

Hay una tercera clave para atravesar un duelo: realizar un acto bondadoso a favor de otra persona. Si deseas saber más de esta micro-práctica de felicidad consulta mi artículo .

Este Día Internacional de la Felicidad será diferente: incluye las cicatrices de tus duelos y también un corazón que se ha ejercitado en ser resiliente y capaz de enfrentar el dolor. Confía en que cuando llegue el momento tendrás la capacidad para volver a reír generosamente y disfrutar tu vida.

El beneficio de aceptar y elaborar tu duelo es que tarde o temprano recuperarás tu energía y tendrás el enfoque para crear un plan B. No te preocupes, es como el A pero con más aprendizajes.

Nota del editor: Adriana Castro tiene una especialidad en Psicología de la Creatividad por la Universidad Autónoma de Barcelona. Es fundadora de Call to Action: Empresas felices. Síguela en Facebook (adrianacastromx). Las opiniones en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Tags

OpiniónFelicidadCoronavirusSociedad
Publicidad