Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La ruta hacia el consejo de administración

Para cerrar las brechas de género y que haya más mujeres en los consejos de administración, es necesario profesionalizar la manera de elegir a sus miembros.
vie 08 octubre 2021 05:00 AM
Mujeres en consejos de administración
Según una investigación publicada por 5050 Women on Boards, en colaboración con el CIMAD, de 2,574 asientos de consejo en 130 empresas que reportaron a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) en diciembre de 2019, solo había una representación femenina del 8.7%. Un

Por ‘amiguismo’ y no por capacidades. Así es como suelen elegirse a los miembros de los consejos de administración, que a su vez se han convertido en una especie de templo reputacional y con reserva en el derecho de admisión.

Margarita Maldonado, gerente asociada de la empresa de reclutamiento especializado PageGroup Colombia, afirma que los consejos de administración han caído en una informalidad que alimenta la brecha de género y la falta de objetividad en sus procesos.

En su mayoría están conformados por hombres entre 51 y 60 años, que son quienes eligen a los nuevos miembros, con base en su círculo de amigos o contactos, y sin ningún esquema de evaluación que asegure la diversidad de perfiles en la conformación del consejo.

Publicidad

Solo el 7% de los consejeros de compañías en América Latina fue seleccionado por un headhunter, según el estudio Board Members Survey Latam 2021, realizado por PageExecutive, una de las divisiones de la firma de reclutamiento antes mencionada.

Maldonado refiere que las pocas empresas que buscan a un externo especializado para seleccionar a los miembros de la junta no suelen hacer distinciones de género, más bien se enfocan en el talento y experiencia de la persona.

Incluso, como headhunter, ha visto que las mujeres que se postulan para ocupar un puesto en el consejo poseen una mejor formación académica que los hombres. Sin embargo, en las postulaciones suele haber mayor representación masculina.

El problema, dice Yvette Mucharraz y Cano, directora del Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección (CIMAD), es que falta mucha concientización por parte de las empresas, así como estrategias de inclusión laboral que ayuden a deconstruir viejos modelos y prácticas.

No es que el networking no sea bueno como vía de acceso para llegar a una junta. Así fue como Mucharraz logró ser consejera en Netzun, una empresa peruana de cursos digitales. “Me conocieron en un foro de gestión en 2014 y cuando surgió el proyecto me invitaron a la junta para aportar conocimiento sobre empleabilidad”, menciona.

En su papel como consejera, la especialista laboral pone sobre la mesa cómo Netzun puede potenciar la formación de los profesionistas, pues hoy las compañías no encuentran al talento que necesitan y, paradójicamente, hay muchos jóvenes sin trabajo, pero no con las características ni las competencias que se requieren en el mercado.

Lo que no es óptimo, puntualiza Maldonado, es que mediante el networking y las relaciones cercanas se promuevan los sesgos en la conformación del consejo, ya que éste es crucial para el bienestar y sostenibilidad de una organización. “El gobierno corporativo es importante dentro del ecosistema empresarial porque según la forma en cómo está constituido es la viabilidad de lograr los objetivos de negocio”, agrega.

¿Qué porcentaje de consejeros son mujeres?

Según una investigación publicada por 5050 Women on Boards, en colaboración con el CIMAD, de 2,574 asientos de consejo en 130 empresas que reportaron a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) en diciembre de 2019, solo había una representación femenina del 8.7%. Un dato bajo comparado con el 41% en Noruega, 37% en Francia, 29% en Italia, 22.6% en Estados Unidos, 19% en España y 16.9% del promedio global.

Teresita Serrano, directora académica en Latam Business School, escucha constantemente decir a los empresarios que no es que no quieran incluir a más mujeres en los puestos clave, sino que se les dificulta encontrar a talento femenino para poder cubrir esas posiciones.

Publicidad

“La brecha de género es uno de los grandes temas a resolver. Urge romper paradigmas mentales y sociales de que las mujeres son muy buenas para algunas cosas y no tan buenas en otras. Estas ideas preconcebidas no tienen fundamento porque todos los seres humanos tenemos la capacidad de aprender y aportar”, señala.

Las mujeres, agrega, siguen sin tener las mismas oportunidades para desarrollar su talento. Para cerrar la brecha, se debe concientizar sobre la importancia de la inclusión y la flexibilidad laboral. También hay que brindar programas que preparen al talento femenino, pero que estén alineados a las necesidades de las organizaciones. Y no menos importante es que las mujeres empujen a otras mujeres, con el fin de allanar el camino a las generaciones subsiguientes y que no batallen como lo hicieron sus antecesoras.

No tener mujeres en un consejo pierde de vista a la mitad de la población. Y no es un tema menor. Magdalena Carral, codirectora general en Carral Sierra, consultoría especializada en relaciones públicas y comunicación corporativa, afirma que las juntas están siendo poco estratégicas en su conformación y dinámica porque el 65% de las decisiones de compra la hacen las mujeres.

Además, cuando un consejo cuenta con una representación femenina que oscile entre el 30% y 39%, la empresa tiene 18.5% más probabilidades de obtener mejores resultados, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

No es cuestión de cuotas, reitera Carral, sino de rentabilidad. Cerrar la brecha de género en los consejos puede dar mejores resultados de negocio. La toma de decisiones es más diversificada, objetiva y analítica. “Que las empresas armen su consejo con líderes diversos hace que la mesa sepa anticiparse a los cambios y dirija el barco a conciencia”, advierte.

Por ello, las especialistas exhortan a que las empresas abran la puerta a más talento, bajo procesos de selección mucho más cuidados y profesionales; las juntas directivas podrían adquirir mayor riqueza y apertura en cuanto al desarrollo y aportación de sus miembros.

5 pasos para que haya más mujeres en los consejos

Realizar un proceso de formación en gobierno corporativo. Existen programas educativos para preparar a los futuros miembros de consejo, por ejemplo, el Board Next de la fundación Women Corporate Directors. También el Ipade y el Egade cuentan con programas formativos sobre el tema.

Publicidad

Tener en cuenta tendencias de mercado para directorios. Desde la innovación, tecnología y aspectos ASG (ambiente, social y gobernanza), hasta los retos que enfrentan los consejos.

Ser referente en el mercado de interés. Estar activa en redes sociales profesionales como LinkedIn y en el sector de su interés, participando en foros, ferias, webinars, congresos y agremiaciones o grupos relacionados con las juntas.

Estar atenta a posibles posiciones en directorios. Indagar opciones de compañías que estén constituyendo su gobierno corporativo. Fortalecer su networking no solo con los accionistas, sino con los headhunters especializados para altas posiciones.

Adquirir habilidades en demanda. Desarrollar las competencias que se requieren para los consejos como finanzas, planeación estratégica, toma de decisiones, trabajo en equipo, gestión de riesgos, innovación, comunicación y por supuesto, conocimiento del negocio.

Tags

LiderazgoGestión empresarialEquidad de género
Publicidad