Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El protagonismo de la mujer en la industria del vino

Hoy en día, el talento y fortaleza que caracteriza al género femenino ha logrado que transformemos distintas industrias en las que nos desempeñamos, apunta María Fernanda Loyo.
vie 15 abril 2022 07:00 AM
Mujeres y vino
Cada vez son más las mujeres que destacan en las diferentes regiones vitivinícolas a nivel global, apunta María Fernanda Loyo.

(Expansión Mujeres) - A lo largo de la historia, el vino ha sido un referente que ha logrado unir culturas y naciones. Sin embargo, desde los tiempos romanos, griegos y egipcios, el vino fue un privilegio reservado para los hombres, mientras que las mujeres eran obligadas a dejarlo.

Hoy en día, el talento femenino ha entrado con tal fuerza en la industria del vino, que ha logrado impactar y conectar de manera emocional con la misma, ya que la categoría puede llegar a ser muy intimidante por sus tecnicismos y la incorporación de nuestro género ha permitido que busquemos nuevas formas de comunicar el vino haciendo más sencillo su entendimiento.

Publicidad

Por esto, a lo largo de los años, hemos tratado de ser más digeribles con la categoría, invitando a más mujeres a que se unan a la industria y transmitan los valores de cada producto, aprovechando que el vino es muy sensorial y nosotras muy perceptivas. Los sabores, aromas y texturas nos han llevado a destacar como un género muy abierto a sentir todas las emociones que nos ofrece el vino, y saberlas comunicar de forma más cercana al consumidor que no se considera un experto en el tema.

Por supuesto que todo esto se va perfeccionando con la experiencia, y el hecho de que las empresas vinícolas, críticos y sommeliers nos abran las puertas en una industria que por tradición estaba mayormente representada por hombres, nos hace perder el miedo de descubrir cosas nuevas y de convertir retos en oportunidades.

Un ejemplo de ello es que antes no estábamos tan involucradas en el momento de seleccionar un vino para el consumo personal, normalmente eran los hombres quienes elegían qué tomar, y ahora nos hemos convertido en grandes consumidoras y catadoras. En mi caso, hace 10 años cuando no laboraba en la empresa en la que me encuentro actualmente, la persona que elegía el vino normalmente era algún hombre de mi familia; y ahora que me encuentro en la categoría, es normal que me pidan elegirlo, así como darles recomendaciones.

Esto nos da a entender que el conocimiento hace que la gente confíe en nuestra experiencia, y si seguimos teniendo más prestigio en la industria, impulsaremos a más mujeres a perder el miedo de entrar en esta categoría.

De hecho, me gustaría hacer mención de dos estudios donde se evalúa la transformación de preferencia por parte de las mujeres. Uno es el realizado por el Consejo Mexicano Vitivinícola, sobre los “Hábitos y tendencias del consumo de vino en los mexicanos”, el cual dio a conocer que para las mujeres, el vino es su segunda bebida favorita, al contrario a los hombres, que es la cuarta.

El segundo es uno que realizó la compañía para la que laboro, en donde hemos visto un crecimiento de mujeres muy significativo en la toma de decisión al momento de escoger un vino, hoy ellas lo eligen y consumen, cuando hace 8 años la gran mayoría sólo lo consumía, no lo elegía.

 

Por ello me llena de orgullo pertenecer a una industria donde veo que mi trabajo ha rendido frutos para el género femenino, que así como yo disfruto mi trabajo y consumir nuestras marcas, las consumidoras también; y esto no es solo en el ámbito de la mercadotecnia, sino de todas las mujeres de la industria, enólogas, sommeliers, ingenieras agrónomas, etc.

Es así como muchas empresas mexicanas de vinos promueven el talento tanto masculino como el femenino; tal es mi caso como Marketing Head de México en una de compañía de vino donde también la Sommelier en Jefe es mujer; apoyadas por todo un equipo, principalmente compuesto por mujeres, lo cual nunca ha sido un problema, al contrario, para todos y todas han existido las mismas oportunidades, lo cual me parece indispensable para cualquier industria.

Hoy en día, el talento y fortaleza que caracteriza al género femenino ha logrado que transformemos distintas industrias en las que nos desempeñamos; cada vez son más las mujeres que destacan en las diferentes regiones vitivinícolas a nivel global, por lo que es importante que continuemos dando visibilidad a la labor que todas hacemos en la categoría del vino, en la cual cada vez nuestro lugar es más relevante.

Nota del editor: María Fernanda Loyo es Gerente Sr de Marketing Viña Concha y Toro México. Síguela en LinkedIn . Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a la autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

 

Tags

OpiniónMujeresVinoIndustria de bebidas y alimentos
Publicidad