Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Paula Santilli: "Mi principal misión es el crecimiento inclusivo"

La CEO de Pepsico Latinoamérica comparte sus lecciones más importantes de liderazgo, en donde apostar a la inclusión y valorización del talento no es una opción, sino una obligación.
lun 29 marzo 2021 08:16 AM
Paula Santilli, CEO de Pepsico Latam
Paula Santilli, CEO de Pepsico Latam

PepsiCo tiene una meta global de conseguir que 50% de sus puestos de liderazgo estén ocupados por mujeres para 2025. Por el momento, avanza a buen ritmo. En Latinoamérica ya ha llegado al 43% de mujeres a lo largo de la organización. Pero en la empresa no se confían y el compromiso es seguir avanzando en la agenda, explica Paula Santilli, CEO de Pepsico Latinoamérica.

“Mi misión es generar crecimiento inclusivo para la empresa, para nuestra cadena de valor y para las comunidades en que operamos y en momentos complejos esto simplifica todas mis decisiones”, sostiene Santilli, quien llegó a la empresa en diciembre de 2001, y luego de 20 años, es la mente en la región al frente de una de las compañías de alimentos y bebidos con mayor alcance en el mundo.

La directiva abandera con compromiso y convicción iniciativas que permitan el desarrollo profesional e integral de la fuerza laboral como programas de diversidad, inclusión y mentorías para mujeres. Y tiene clara una cosa: la importancia de crear vínculos y de pasar el conocimiento e impulsar a otras mujeres.

Publicidad

Expansión: ¿Qué opinas sobre la mentoría a otras mujeres, en qué programas participas para ello?

Paula Santilli: Encontrar buenos mentores es fundamental a lo largo de tu carrera. Muchas veces pensamos en programas formales de mentoría, y claro esos programas son muy importantes y tienen un rol fundamental en el desarrollo de talento. Sin embargo, mi consejo es que no esperes sólo esos programas, cada una podemos formar nuestras redes de networking y de soporte. Rodéate de personas a las que admires, que te complementen y apóyense mutuamente.

A lo largo de mi carrera, he tenido la fortuna de contar con mentores que han sido extremadamente generosos conmigo y entiendo la importancia que tiene el apoyar a otras mujeres. En PepsiCo Latinoamérica desarrollamos un gran programa que llamamos 'Inspira', el cual busca impulsar el desarrollo de las mujeres ejecutivas dentro de la empresa, y del que participo activamente, buscando apoyar el crecimiento de nuestro talento.

Finalmente, no quería que este conocimiento quedara limitado a mi red directa de influencia. Por lo que el año pasado, junto con Mónica Bauer, vicepresidenta de Asuntos Corporativos de PepsiCo Latinoamérica, y el coach ejecutivo Marty Seldman, publicamos el libro El Poder de Poder. Mujeres Construyendo Latinoamérica, el cual habla sobre la importancia que tiene el empoderamiento de las mujeres en la región y presenta doce reglas o consejos prácticos para que las mujeres puedan desarrollarse a partir de cuatro áreas de oportunidad que son el poder, el networking, la autopromoción y el autocuidado.

Escucha este episodio de Mujeduría:

E. ¿Qué obstáculos tuviste que sortear en tu trayectoria para llegar al puesto que ocupas actualmente? Sobre todo, aquellos que tienen que ver con género, ¿aún los notas en las carreras de tus colegas que apenas comienzan su andar profesional o qué ha cambiado desde entonces?

PS: Personalmente he sido muy afortunada, conté siempre con el apoyo de mi familia, tengo una fuerte red de soporte, y he tenido el privilegio de contar con grandes mentores (hombres y mujeres) que me guiaron, que impulsaron mi carrera y que me ayudaron a comprender que los límites los establecemos nosotros mismos.

Creo que un gran obstáculo que enfrentan muchas mujeres es la falta de confianza en sí mismas y en su poder, motivados en muchas ocasiones por prejuicios culturales o sistémicos que afectan su autoestima. Mi consejo para todas las mujeres es que crean sí mismas, en su capacidad y en su poder. Ése es el primer paso, y al conseguirlo el segundo paso es empoderar a otras mujeres y construir así un gran círculo virtuoso de empoderamiento.

Publicidad

En consonancia con la recomendación de Paula, la Organización para la Cooperación (OCDE) señala que incrementar la participación de las mujeres en la economía desencadena mejoras en el bienestar social que se traducen en alzas de consumo, la producción interna y el tiempo de ocio.

E: ¿Qué reflexiones te dejó el pasado 8M y cómo esperas llegar al próximo año? Respecto a metas personales, pero también a otras que estén pensadas en el impulso de carreras de mujeres en la empresa que diriges.
PS: Primero que nada, con mucha gratitud. Llegué a este 8M más consciente y orgullosa que nunca del enorme aporte de las mujeres en todos los ámbitos de nuestro negocio desde los campos agrícolas, la operación y ventas de nuestro negocio, hasta las tiendas que venden nuestros productos. Tengo muy claro que cuando PepsiCo crece, el efecto multiplicador es notable, desde el comienzo al fin de la cadena. Nuestra escala y llegada trae consigo también la gran responsabilidad de ser un agente positivo de cambio.

En PepsiCo tenemos un fuerte compromiso con la inclusión y el empoderamiento de la mujer. Nos hemos puesto la meta global de conseguir 50% de representación femenina en niveles de liderazgo para 2025, y estamos avanzando frente a esta meta. Hoy en Latinoamérica ya contamos con 43% de mujeres a lo largo de la organización.

E: ¿Cuáles es tu principal compromiso y las lecciones de liderazgo que más valoras haber aprendido y que ahora transmites a tu equipo de trabajo?
PS: Nuestro compromiso es seguir avanzando esta agenda, no sólo hacia adentro de la organización, sino impactando positivamente también toda nuestra cadena de valor. Un gran ejemplo de esto es nuestro programa 'Mujeres con Propósito', que busca potenciar las oportunidades de educación, empleo y emprendimiento de mujeres en nuestra cadena en toda la región. Es una plataforma de capacitación y conexión entre mujeres, que lleva más de 7,000 mujeres beneficiadas en ocho países de la región.

Ahora, como líderes tenemos la responsabilidad de aprender y mejorar continuamente. La pandemia nos obligó a cuestionar la forma en que hacíamos las cosas y eso es parte del aprendizaje continuo. Hay cuatro lecciones de liderazgo que, desde mi punto de vista, se han confirmado este último año:

Primero, debemos estar preparados para enfrentar el cambio de forma ágil y flexible y al mismo tiempo aprovechar las oportunidades que surgen de una crisis. Igual que muchas otras empresas, en PepsiCo comenzamos 2020 con un programa de trabajo que hemos tenido que modificar por completo tomando en consideración aspectos que no podíamos imaginarnos. Nuestra flexibilidad y agilidad nos permitieron adaptarnos muy rápidamente y seguir apoyando a millones de personas que dependen de nosotros como empleador, proveedor, socio y vecino.

Además, la tecnología ha tomado un rol preponderante para el desarrollo de nuestras tareas diarias. Invertir en tecnología no es sólo una decisión acertada, sino una tarea fundamental. En PepsiCo hemos hecho uso de la tecnología en distintos ámbitos: desde las herramientas que permiten a miles de empleados trabajar desde casa, hasta los procesos de automatización que nos permiten seguir operando en plantas y almacenes poniendo en práctica las medidas de distanciamiento social, protegiendo a nuestros asociados y mitigando el riesgo de propagación del virus.

También considero que el talento más brillante se destaca en momentos de crisis, los equipos se fortalecen y las alianzas se refuerzan. Es gracias a nuestros equipos y socios estratégicos que hemos podido cumplir con nuestros objetivos y seguir apoyando la cadena de suministro de alimentos en muchos países.

Finalmente, es indispensable tener siempre un norte claro que sirva de guía frente al cambio y la toma decisiones.

Publicidad

Tags

PepsiCoLiderazgoEquidad de género
Publicidad