Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Liliana Reyes, directora general de Amexcap: "Es la hora de las emprendedoras"

La directiva de la Asociación Mexicana De Capital Privado dice que este es el momento para que las mujeres inicien un negocio, porque hay recursos de 'venture capital' y apoyos para desarrollo social.
vie 26 febrero 2021 02:13 PM
Liliana Reyes
Liliana Reyes es, desde 2018, la directora de la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap).

Esa mañana, a Liliana Reyes se le movió el piso. No solo por el leve sismo que interrumpió sus labores y provocó que fuera evacuada del edificio del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) donde trabajaba, también porque recibió una llamada que cambiaría su vida.

“Serás la nueva directora general de la Asociación Mexicana de Capital Privado. Te eligieron”, le dijo al otro lado del teléfono Alonso Díaz Etienne, quien fuera presidente de Amexcap en ese momento.

Reyes no podía creer la escena: a su alrededor los colegas de trabajo tenían el rostro desencajado por el movimiento telúrico que se registró ese día de marzo de 2018 y, al mismo tiempo, debía contener la felicidad de la noticia.

Las dos acciones que se le vinieron a la mente de inmediato fueron llamar a su esposo para contarle de la etapa que estaba por comenzar y correr el Maratón de París. Curiosamente, para ambas cosas la entonces directora de Capital Emprendedor del Inadem se había preparado durante toda su vida sin saberlo.

Publicidad

“Fue algo que me sorprendió la verdad, nunca pensé que estaría en este puesto porque llegué a pensar que no tenía lo que se requería, ya que era una responsabilidad muy grande”, reconoce.

Estos años han sido para Reyes un constante aprendizaje. Su llegada a la silla de la dirección general de la asociación que financia a emprendedores coincidió con el cambio de gobierno, una crisis económica sin precedentes y la pandemia de COVID-19. Al interior, el desafío fue consigo misma porque tenía que ganarse su lugar y, lo más importante, el respeto de sus colegas.

“Dirigir Amexcap es un reto, es como correr un maratón, tienes que dar un paso a la vez y tener la mente controlada para lograr las cosas. Sin embargo, lo más valioso es sentirte acompañada y saber que estás respaldada por un equipo de trabajo talentoso”, afirma.

La participación de las mujeres en la economía mexicana no siempre es tan visible: 37% de las compañías de menos de 100 empleados pertenecen a empresarias y las mujeres en conjunto generan alrededor del 37% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Y aún existen importantes brechas que se relacionan con la percepción salarial, calidad de vida y oportunidades de desarrollo profesional.

Gwendolyne Negrete Sánchez, presidenta y fundadora de Mujeres Jefas de Familia, considera crucial que a las emprendedoras se les apoye desde que deseen comenzar un negocio, pues esto les permite obtener recursos y experiencia. “El poder acceder a financiamiento les da la posibilidad de aumentar el tamaño de su negocio y lograr validarlo, porque la inyección es de capital, de conocimiento y aprendizaje”, apunta.

Amexcap se creó en 2003 con el propósito de fomentar el desarrollo de la industria de capital privado y capital emprendedor en México. A la fecha, agremia a 128 firmas de capital emprendedor, capital privado, bienes raíces e infraestructura y respalda a más de 60 de asesoría especializada. La bolsa de recursos acumulados supera los 60,000 millones de dólares.

Luchar contra los prejuicios

Reyes, de 50 años, reconoce que le hubiera gustado ser economista o tener una formación matemática más fuerte, pero tampoco reniega el haber estudiado Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) porque eso le permitió tener habilidades empresariales con una perspectiva de desarrollo social.

Publicidad

“Me siento muy orgullosa de haber estudiado en la UNAM, porque México es muy diverso y desigual, y cuando pasas por la universidad conoces mucho más a tu país, así todos los retos que existen en materia de inclusión”, afirma.

Su incursión en el mundo de las finanzas comenzó cuando realizó su servicio social en Nacional Financiera (Nafin), en un programa de desarrollo tecnológico que apoyaba a empresas. Gracias a su desempeño consiguió extender su paso en la institución con un puesto laboral. Reyes continúo con un diplomado sobre finanzas corporativas en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y poco después salió del país a estudiar una maestría en Inglaterra y otra más en España.

“Yo no soy financiera”, era el pensamiento recurrente en la mente de la internacionalista, pero confiaba en que alguien que era generalista también era muy útil para entender la realidad y cambiar las cosas que son necesarias para transformar a cualquier país.

Al regresar a México retomó su trabajo en Nafin y, al cabo de un tiempo, tomó una de las decisiones más importantes en su vida: ser madre. Su reincorporación al mundo laboral dos años después no fue fácil, pero lo logró después de que la buscaran de Banobras. Aunque se topó con más prejuicios hacia las mujeres.

“No me dieron el puesto más alto, pero me di cuenta de que mis compañeros que tenían un nivel similar al mío sí lo conseguían. Ahora lo cuento como anécdota divertida, pero me arrepiento de no haber sido más enfática en defender mi trabajo y espero que todo eso haya cambiado, porque ahora las mujeres levantan la voz cuando se dan cuenta que algo no está bien"

La desigualdad es uno de los grandes obstáculos a los que se enfrentan las mujeres todos los días en México. Las cifras no mienten. La participación laboral de ellas fue de tan solo 45% en 2019, comparado con el 77% de los hombres, según la OCDE.

“Los principales desafíos a los que se enfrentan las mujeres sí son externos, pero también tiene que ver con un bloqueo mental, porque quizá el medio social donde se desenvuelven se lo ha proyectado”, plantea Negrete Sánchez.

Cerrar la brecha entre todas

Liliana Reyes es la encargada de mover parte de las fichas de la industria del capital privado en México. La directora general de Amexcap cree que las visiones diferentes se complementan y la equidad de género se alcanzará con la participación de mujeres y hombres, pensamiento que inculca en sus hijos adolescentes.

Al inicio de su carrera Reyes, no se imaginaba que su vida giraría alrededor de los números, y, aun con todos los obstáculos en el camino, está dispuesta a seguir dando pelea y a que cada vez más emprendedoras accedan a oportunidades.

“Tenemos que apoyar a las demás mujeres. Lo importante no es que solo tú defiendas tus derechos, sino que abras brecha para las demás. Es un momento fundamental para que las emprendedoras den el paso y crean en sus ideas para comenzar un negocio. El momento es hoy”, advierte.

Publicidad

Tags

EmprendedoresMujeresFondos de inversiónLiderazgo
Publicidad