Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El difícil camino de las mujeres hacia la independencia financiera

Para ganar el dinero que logra un hombre en la misma posición, una mujer debe trabajar en promedio casi dos meses más cada año, según estimaciones de la OCDE en México.
mar 21 septiembre 2021 05:06 AM
Las mujeres y la independencia financiera: ¿qué podemos hacer para alcanzarla?
Las mujeres y la independencia financiera: ¿qué podemos hacer para alcanzarla?

Las mujeres todavía enfrentan muchos retos —más que los hombres— para alcanzar la independencia financiera. Por ejemplo, para ganar lo que un hombre logra en la misma posición, una mujer debe trabajar en promedio casi dos meses más cada año, según estimaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en México. Por ello, en el país muchas mujeres aún dependen económicamente de sus esposos o sus familias.

"La dependencia financiera de las mujeres tiene su raíz en temas sociales y culturales. Sin duda, la independencia económica sí es diferente para hombres y mujeres", dice Lupina Iturriaga, CEO y Fundadora de Fintonic, una plataforma de finanzas personales.

Según ONU Mujeres, en América Latina la mayoría de las personas que aún son analfabetas son mujeres, el 90% del trabajo doméstico no remunerado es ejecutado por mujeres, y 14 de cada 100 mujeres permanecen dentro del sector doméstico.

La participación laboral no crece equitativamente con la de los hombres en América Latina: 1 de cada 3 mujeres en la región no obtiene sus propios ingresos. Y entre las que sí lo hacen, al menos el 58% trabaja en el sector informal, que sufre más precariedad y permite menor acceso a la seguridad social.

Publicidad

Marilú Ayala, fundadora de Café de Finanzas y profesora universitaria, asegura que el primer paso para alcanzar la libertad financiera es tener una cuenta de ahorro. El segundo es contar con cuentas de inversión y el tercero es “vivir de inversiones”. Pero sólo 4 de cada 10 mujeres tienen una cuenta de ahorro en México, y sólo 31% posee Afore, contra un 49% de hombres. "Esto nos habla de los pocos ingresos que tienen y la informalidad en la que trabajan", afirma.

¿Hay solución?

Responsabilidades compartidas

La Plataforma de Acción de Beijing —que encabeza ONU Mujeres con algunos países como México— postula que las naciones aliadas deben promulgar y hacer cumplir la legislación para garantizar los derechos de mujeres y hombres a igual salario por el mismo trabajo igual o trabajo de igual valor. También deben adoptar e implementar leyes en contra de la discriminación por razón de sexo en el mercado laboral, considerando especialmente a las trabajadoras mayores.

Asimismo, el proyecto apunta que es necesario eliminar las prácticas discriminatorias de los empleadores y tomar las medidas adecuadas teniendo en cuenta el papel y las funciones reproductivas de la mujer, evitando la denegación de empleo y el despido debido al embarazo o la lactancia, o la exigencia de prueba del uso de anticonceptivos, y tomando medidas eficaces para garantizar que las mujeres embarazadas, las mujeres con licencia de maternidad o las mujeres que se reincorporan al mercado laboral después de tener hijos no sean discriminadas.

Ayala, por su parte, exhorta a las autoridades a que fomenten la inclusión financiera para las mujeres, en el entendido de que viven más años que los hombres, en promedio, y que tienen ciclos de vida distintos en su carrera profesional debido a la maternidad.

Iturriaga también considera importante que los gobiernos garanticen el acceso a más oportunidades y mejores salarios, pero indica que es indispensable tener una mejor educación y administración financiera. En esto pueden colaborar las empresas privadas. "Es necesario que los gobiernos sigan impulsando marcos regulatorios que permitan la innovación para que, en este caso, más empresas tecnológicas como fintech, insurtech y edutech puedan brindar opciones diferentes y accesibles para todas las personas, desde educación financiera hasta tarjetas de débito, de crédito, préstamos y seguros".

Publicidad

Un futuro mejor para las mujeres

"A medida que las mujeres accedan a más oportunidades de empleo, mejores salarios y equidad financiera, esto irá cambiando. Sin embargo, no es todo lo que falta por hacer: tanto mujeres como hombres deben contar con las herramientas necesarias para manejar sus finanzas personales de forma efectiva, para realmente alcanzar la independencia financiera", dice la CEO de Fintonic.

Esta experta mantiene el optimismo. Las sociedades cada vez están rompiendo más brechas de género y estereotipos, dice, y pone como ejemplo que, en 2018, la Suprema Corte de Justicia señaló que era inconstitucional que los patrones no estuvieran obligados a inscribir a las trabajadoras del hogar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). En consecuencia, hoy el 68% de los registrados adicionales son mujeres de 49 años, en promedio, que ya cuentan con derecho a todos los servicios médicos que el Instituto ofrece.

"Este avance es importante si tomamos en cuenta lo que ya mencionamos respecto a que 90% del trabajo doméstico es ejecutado por mujeres", destaca.

Marilú Ayala, quien tiene un MBA en microfinanzas, afirma que en los últimos años se han hecho muchos esfuerzos de inclusión que permiten tener cuentas de ahorro de fácil acceso e inversiones desde 100 pesos. "CETES directo puede ser un primer paso para ver que es posible poner el dinero a invertir desde 100 pesitos. Con CETES estamos prestando dinero al gobierno y a cambio nos dan una tasa de interés que es nuestra ganancia por prestarles el dinero", aconseja.

Chile acoge a una profesora universitaria, quien temía por su vida en Afganistán

Publicidad

Tags

Publicidad