Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Mujeres: musas en la economía

Pese a la importancia de nuestro papel en la economía, la brecha entre hombres y mujeres es enorme, tanto económico, político y social, apunta Eréndira Yaretni Mendoza.
vie 26 febrero 2021 02:23 PM

Sin lugar a dudas como mujeres hemos nacido en una época bastante privilegiada que hace varios años o décadas nuestras madres y abuelas tuvieron que luchar por la igualdad de género; sin embargo, estamos muy lejos a alcanzar las mismas oportunidades.

Como joven mujer me cuesta trabajo quejarme de la situación privilegiada en la que vivo. Afortunadamente he tenido acceso a una educación de calidad, puestos profesionales en los que no se me ha discriminado por mi género y hasta he tenido la oportunidad de tomar decisiones en mi municipio y estado.

Publicidad

Pero me basta con asistir a una reunión laboral donde he podido observar que la mayoría son hombres, y por supuesto no estoy peleada con el género masculino, sino que aun la participación de nosotras las mujeres se ha quedado corta.

Las mujeres constituimos más del 50% de la población mundial, es decir, somos la mitad que la economía necesita para funcionar, y vaya que tenemos un potencial increíble; no solo hablo en cuestión de reproducción, donde somos capaces de dar vida a otro ser humano, me refiero a esa capacidad que tenemos en el hogar.

Sin importar cuánto dinero tengamos, en casa siempre habrá comida y lo básico para subsistir, estamos hablando entonces de una administración impresionante del presupuesto familiar.

Pese a la importancia de nuestro papel en la economía, la brecha entre hombres y mujeres es enorme, tanto económico, político y social.

En términos económicos, las mujeres tienen salarios más bajos que los hombres por los mismos puestos; aunado a ello, diferentes estudios han arrojado que los productos para mujeres son más caros y en promedio una mujer gastará más en productos íntimos, por lo que nuestro consumo es mucho mayor que el del sexo opuesto. Nuestro consumo ha sido partícipe de la generación de empleos, inversión y por supuesto de una gran derrama económica.

En política, recientemente se adoptaron medidas para que la distribución de los diversos escaños fueran asignados de forma equitativa; sin embargo, todavía prevalece la desigualdad de género, tan solo en el mundo el 24% de los puestos de alta dirección son ocupados por mujeres y México ocupa el lugar 68. Sigue resultando preocupante, ya que más del 80% del trabajo de las mujeres es en actividades domésticas.

Socialmente sigue presentándose un trabajo no remunerado hacia las mujeres, este trabajo que es invisible para las estadísticas no contempla que el hogar necesita una mujer que sepa ser chef, enfermera, costurera, jardinera y hasta electricista, actividades que no tienen un salario y mucho menos prestaciones de ningún tipo.

Profesionalmente son más mujeres quienes alcanzan estudios más altos buscando siempre mejores remuneraciones, y muchas ocasiones truncan sus carreras por cuestiones culturales o incluso por embarazos, dejemos de lado aquellas creencias culturales que la mujer debe estar en el hogar o en el cuidado de los niños.

Publicidad

No obstante, hemos hecho grandes revoluciones donde hemos logrado votar por primera vez, usar la ropa de nuestro gusto, decidir por nuestra sexualidad y estamos en una lucha por el aborto; curiosamente este último punto lo debaten más los hombres.

Personalmente siempre he creído que tanto hombres como mujeres somos iguales. Me costaba mucho trabajo comprender las luchas de igualdad de género, hasta que descubrí que las mujeres tenemos muchas desventajas y, a pesar de ello, hemos tenido grandes logros.

Conoce a la primera mujer nombrada directora general de la OMC

El empoderamiento de las mujeres nos ha llevado al espacio como a Valentina Tereshkova, o qué tal Amelia Earhart, pionera en la aviación; Marie Curie y sus grandes aportaciones a la física; la Madre Teresa de Calcuta, Indira Gandhi, Kamala Harris, Michelle Obama, Ángela Merkel, sin duda la lista es enorme, de exitosas mujeres que se enfrentaron a obstáculos, pero que su precedente es mucho mayor.

En todas las ramas, tanto arte, política, filantropía, religión, las mujeres siempre hemos estado presentes en los sucesos más importantes de la historia; como Josefa Ortiz de Domínguez, sin cuya participación, quizá la Independencia de México no hubiera sido la misma.

Las mujeres en la historia no solo hemos sido musas e inspiración para el arte y la cultura, también lo somos también para otras mujeres y nos han demostrado que podemos lograr lo que soñemos.

Así que la próxima vez que creas que por ser mujer no lo puedes lograr, piensa en ellas y que tu nombre igual está entre las mujeres mas importantes de la historia. Eso hago día a día, me prometí dejar mi nombre con letras de oro y puedo presumir que a los 30 años se puede lograr hacer historia, he comenzado en mi estado, donde Eréndira Yaretni Mendoza Meza ha decidido dejar un legado y así encaminar a mujeres de romper los paradigmas de la sociedad.

Ahora te toca a ti, mujer, prometerte alcanzar tus sueños, lograr tus objetivos y vislumbrar que sin ti la vida no tendría sentido.

Debemos comprender que estas luchas no solo se tratan de empoderar a las mujeres sino también a la humanidad.

Nota del editor: Erendira Yaretni Mendoza Meza es licenciada en Economía, maestra en Gobierno y Desarrollo Regional por El Colegio del Estado de Hidalgo y doctora en Ciencias Sociales por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. Es profesora de la máxima casa de estudios de la entidad. Síguela en Twitter y/o en Facebook . Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas de su autora.

Consulta más información sobre este y otros temas en el canal Opinión

Publicidad

Tags

OpiniónMujeres100 mujeres poderosasLiderazgoEquidad de géneroEconomía
Publicidad