Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ravina Mutha, fundadora de Enterprise Bot: los retos de emprender en otro país

La empresaria fundó esta empresa de inteligencia artificial junto a su marido. Estas fueron sus principales lecciones.
mar 04 mayo 2021 05:00 AM
Ravina Mutha: los retos de emprender en otro país con tu pareja
Ravina Mutha

Ravina Mutha es directora de relaciones corporativas de Enterprise Bot, la empresa de inteligencia artificial que cofundó junto a su esposo, Pranay Jain, en 2016. Aunque estaban muy interesados ​​en el sector de las tecnologías de la información, ambos procedían de entornos empresariales, así que se propusieron crear un sistema de código bajo que atrajera a clientes comerciales potenciales que no fueran codificadores o expertos en software para que fuera accesible y fácil de entender.

Enterprise Bot es un software de comunicaciones que crea chatbots, bots de correo electrónico y de voz con tecnología de inteligencia artificial para automatizar las interacciones con los clientes. El objetivo es mejorar la experiencia general del cliente, con la posibilidad de reducir los costos operativos hasta en 40%. Actualmente tiene 20 clientes, sobre todo del sector fintech, y emplea a 50 personas entre Suiza e India. La compañía generó 2 millones de euros en ingresos en 2020 y prevé obtener el doble para 2021.

Publicidad

Expansión: ¿Cómo decidiste emprender? ¿Fue sencillo?
Ravina Mutha: Sinceramente, creo que haber tenido una afinidad por la tecnología desde pequeña me ayudó a orientar mis elecciones profesionales, con todo y que sabía que había prejuicios alrededor de las mujeres que deciden desempeñarse en áreas tecnológicas. Mi pasión por la tecnología creció a medida que me actualizaba con los lanzamientos de últimos dispositivos y avances, y desde hace 15 años, eso sucedió con cada vez mayor frecuencia.

Sin embargo, la razón principal de haberme atrevido a emprender se la atribuyo a mi relación con Pranay. Él es mi esposo, nos conocíamos desde hacía mucho tiempo y siempre quisimos trabajar juntos en algo. Lo que finalmente comenzó como admiración mutua y amor por la tecnología, finalmente se convirtió en una idea. Como ambos veníamos de familias emprendedoras sólidas, nos dimos cuenta de que no había vuelta atrás. Entrar en la arena tecnológica casi se sintió natural, y juntos más. Como mujer en una industria dominada por hombres, mi constante participación y devoción me ayudó a crecer con confianza. Cuando se seleccionó Enterprise Bot para el Startupbootcamp FinTech London 2016, me di cuenta de que yo era la única mujer cofundadora entre todos. Y esto me dio mi primera sensación real de logro.

De acuerdo con Research Gate, una plataforma de colaboración dirigida a personas dentro del giro STEM, el 'tecnoambiente' es más inclusivo. Eso aunado a que la dinámica socioeconómica que crece en el sur de Asia tienen que ver con el crecimiento de las mujeres tecnoempresarias en India, uno de los países donde ya opera la empresa cofundada por Ravina.

Publicidad

E: ¿Cuáles son las lecciones que has aprendido en tu aventura?
RM: Durante el proceso de creación de una empresa, parece natural encontrarte con múltiples obstáculos. Si bien he soportado muchos tipos de desafíos, el mayor está asociado con la creación de una empresa en un país diferente. El establecimiento de una base en Zúrich, desde Londres, trajo consigo una buena cantidad de problemas, incluso aunque sabíamos que éramos la mejor ubicación para crecer. Aprender a detalle los recovecos de varias leyes, estudiar nuevos idiomas, organizar reuniones de trabajo o sociales, formalizar argumentos de venta e incluso recibir mensajes inapropiados por correo electrónico son sólo la punta del iceberg. Sin embargo, en Silicon Valley o París, mi entusiasmo me ha llevado a algunas de las conferencias más importantes del mundo. A menudo podemos chocar con una pared en nuestro viaje respectivo, pero nunca debemos olvidar intentar seguir avanzando.

E: ¿Qué harías diferente sabiendo lo que sabes ahora?
RM: Dado que ésta es una pregunta bastante profunda, me limitaré a escanear desde la superficie. Para empezar, aumentaría la magnitud de mi investigación sobre países específicos y sus regulaciones relevantes, como dije antes, aprender las leyes de tu país es difícil, pero aprender las de otros -y con urgencia- lo es aun más. En cuanto a la construcción de mi negocio, me esforzaría más en encontrar el talento adecuado y formar a los empleados para ayudarlos a que se coloquen en puestos del más alto nivel, pues aprendí que las personas que le dan forma a tus ideas tienen mucho más que aportar para que tu idea crezca, pero no pueden hacerlo sin la motivación adecuada. Además, la diversidad en el lugar de trabajo ayuda a lograr un equilibrio que sea justo y sobre todo rentable. Por lo tanto, haría todo lo posible para incluir a más mujeres en la fuerza laboral a lo largo de la cadena de producción, desde mujeres que programen código, que sepan de diseño, que sepan de ventas y que sean capaces de construir vínculos (networking) más diversos.

Publicidad

E: Con más experiencia, ¿cómo dirías que la inteligencia artificial mejora la vida de las mujeres?
RM: El espectro completo de aplicaciones impulsadas por la inteligencia artificial para el empoderamiento y el apoyo de las mujeres es bastante amplio y el mundo fue testigo de ello con la explosión de la pandemia de COVID-19. Desde atender con la urgencia que demandó una emergencia sanitaria como la que el mundo vive desde el año pasado, hasta buscar más opciones de cura y tratamiento para patología avanzadas que aquejan a las mujeres con mayor frecuencia. También si hablamos de la asistencia en procesos de fertilidad para quienes quieren decidir con autonomía su plan de vida, o incluso hasta la gestión inteligente de tareas profesionales o personales considerando que las mujeres son quienes, en su mayoría, se encargan de ellas en los hogares del mundo. En el caso de las madres trabajadoras, las asistentes virtuales inteligentes como Alexa han ayudado a las mujeres a encontrar ese equilibrio entre la maternidad y ser una profesional que trabaja. Las compras de comercio electrónico y la atención al cliente ahora son posibles con inteligencia conversacional, lo que ayuda a una mujer a sostener a un bebé en una mano y completar tareas con la otra. Al proporcionar a las mujeres la destreza para realizar múltiples tareas con éxito, la IA está ayudando a las mujeres a hacerse cargo de sus vidas.

E: ¿Qué le dirías a las mujeres jóvenes que quieren trabajar y emprender en tu arena?
RM: Mi consejo puede parecer un cliché, pero sigue siendo relevante para todas las aspirantes a emprendedoras: ¡adelante! La IA es el futuro en todos los campos laborales, sin importar la industria, y las mujeres deben ser más asertivas en su preparación antes de trabajar, pero también en su autogestión. Para nosotros (Enterprise Bot), no hay absolutamente ningún lugar para las dudas y las inhibiciones que deriven de estereotipos de género que ya caducaron. Si sienten que carecen de confianza para competir con el resto, trabajen en ello y mejoren. Pero siempre pongan el listón alto desde el principio.

Tags

Inteligencia ArtificialInteligencia artificialEmprendedores
Publicidad