Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sylvia Varela, presidenta de AstraZeneca: Hacerse escuchar

La directiva, con varios años de experiencia en el sector farmacéutico, afirma que las empresas deben comprender ya que la equidad de género genera beneficios al negocio.
jue 01 abril 2021 08:00 AM
Sylvia Varela
"A veces te das cuenta de muchísimas cosas cuando hablas directamente, no con la gente que te reporta, sino con otros niveles abajo de la organización”, señala Sylvia Varela.

Con una licenciatura en Ciencias Políticas, Sylvia Varela nunca imaginó que su carrera profesional se desarrollaría, y con éxito, en la industria farmacéutica. Pero la vicepresidenta de Área para Latinoamérica y presidenta de AstraZeneca México no tenía interés alguno por incursionar en la política de Costa Rica, su país natal, y esto la llevó a buscar sus primeras oportunidades en organizaciones no gubernamentales, en donde adquirió experiencia en la atracción de ventas y mercadeo.

Ahora reconoce que hay dos momentos que marcaron su crecimiento. El primero fue incursionar en la industria farmacéutica y el segundo, salir de su país para buscar otros desafíos. “La vida te va abriendo puertas y ventanas y no necesariamente van calculados. Mi interés estaba en la parte pura de la ciencia política, el trabajar con organizaciones privadas y no gubernamentales que pudiesen influenciar en las políticas públicas. (…) Fue un parteaguas en la decisión que tomé para seguir mi carrera”, cuenta la directiva de AstraZeneca, la farmacéutica que desarrolló una vacuna contra el covid-19 con la Universidad de Oxford, que tiene la característica de ser más barata y fácil de distribuir que las de otros laboratorios.

Publicidad

Los conocimientos que obtuvo en ventas y mercadeo en su primera etapa laboral la llevaron a sumarse a Pfizer como gerente de Producto, desde donde escaló a diversas posiciones, entre ellas, la dirección de la empresa en Colombia, hasta ocupar durante dos años el asiento como directora regional a partir de 2014.

En este periodo se encargó de levantar, desde cero, la unidad de Oncología. Esta experiencia le permitió desarrollar estrategias y establecer metas, provocando cambios en la consolidación de los equipos de trabajo con los que mantiene comunicación, con una política de puertas abiertas en donde no se trata de que los colaboradores se acerquen a ella, sino, al revés. Esta estrategia de tomar un café o desayunar con su equipo es una de las claves para que se enganchen a los proyectos.

Sylvia Varela, CEO de AstraZeneca: "Hay que buscar la participación en la mesa"

“Para mí, es enseñarles la visión hacia dónde vamos, ese norte estratégico. Lo que podemos hacer es desarrollar las capacidades de las personas y de los individuos del equipo”, afirma Varela. “Crear equipo y que trabaje colaborativamente y, por otra parte, escuchar mucho a la organización. A veces te das cuenta de muchísimas cosas cuando hablas directamente, no con la gente que te reporta, sino con otros niveles abajo de la organización”.

La política de puertas abiertas incentiva que la gente se acerque para tener reuniones de retroalimentación constante, dice Érika Chafino, directora general de la firma de recursos humanos Grupo Human. Para que tenga éxito, no basta solo con decirles a los empleados que se pueden acercar. “Tienes que hacer que crean en ella, vivirla junto con ellos, que realmente vean que sus opiniones son tomadas en cuenta. Si un empleado se acerca y te da una serie de mejoras que a lo mejor a ti no te parecen, tienes que aprender a sobrellevarlo y a discernir lo que tomas y lo que no. Bien ejecutada, esta política puede favorecer en la productividad”, señala.

Alzar la voz

Varela no se considera un ejemplo sobre los desafíos que implica para una mujer llegar a la alta dirección. Esto no significa que lograr un balance entre el trabajo, la familia y el tiempo personal haya sido fácil y, por ello, aconseja trabajar en eliminar las situaciones que causan conflicto, como la culpa por no poder estar todo el tiempo con la familia.

Escucha este episodio de Mujeduría:

Asimismo, recomienda a las mujeres hacerse escuchar y, si es necesario, alzar la voz en las juntas y reuniones de consejos, participar de forma más activa. Esto también aplica para las que participan en foros, lugares que son una oportunidad para demostrar su credibilidad y, para lograrlo, deben romper los sesgos para evitar que sean una limitante en su desarrollo profesional.

Publicidad

“Las compañías deben entender que las medidas de equidad no las hacemos simplemente porque es muy bonito tener una representación participativa del 50 y 50. Está más que comprobado a nivel financiero que las empresas más exitosas en Estados Unidos y en el mundo son aquellas que tienen una diversidad de género”, afirma.

El reto mexicano

Tras 15 años en Pfizer y con una maestría en Negocios, Varela se enfrentó de nuevo a la decisión de tomar las maletas para mudarse de Colombia a México, para presidir las operaciones de AstraZeneca.

Reconoce que cuando llegó a México había algunas áreas de oportunidad y logró marcar una pauta para establecer una dirección estratégica en la que inspirar a los equipos, para que sigan al líder con la finalidad de cambiar la organización. “Ese proceso de establecer nuevos retos, esa nueva visión de provocar ese seguimiento y, después de un par de años, ver el cambio en la organización es una de las cosas que, me parece, ha sido uno de los principales retos”, cuenta la directiva.

El mercado mexicano cedió ante Varela y, después de tres años de residir en el país, a inicios de enero, la ejecutiva fue ascendida como directora regional de la farmacéutica y se siente orgullosa de lograr que la empresa haya pasado de la posición ocho a la cuatro en participación de mercado, con crecimientos de doble dígito en los últimos tres años.

Al ser considerada como una industria esencial, las farmacéuticas no pararon operaciones por la pandemia. Esto implicó ser ágiles para responder al cambio e impulsar el doble de esfuerzos para sostener la producción y garantizar la manufactura de los medicamentos y, al mismo tiempo, proteger al personal de posibles contagios de covid-19, además de mantenerlo motivado y dotarlo de las herramientas para que solucione las circunstancias que le impiden ser efectivo.

En este contexto, Sylvia Varela destaca que se logró establecer una cadena de valor para abastecer la vacuna contra el covid-19 que la farmacéutica desarrolló. A través de un acuerdo con la Fundación Slim, el antígeno se produce en Argentina y se envasará en México. “Te das cuenta de que cuando tienes un reto tan grande como es este tema de la pandemia, realmente se agitan muchas, muchas fronteras en el camino y provoca esa necesidad y esa claridad en todos de que necesitamos trabajar colaborativamente, porque uno solo no va a poder aportar una solución”, asegura la costarricense.

Publicidad

Tags

AstraZenecaVacuna covid-19100 mujeres poderosas
Publicidad