Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Karla Siqueiros: "Debemos decir sí me interesa, porque puedo hacerlo”

La directora de Cerveceros de México asegura que hoy su reto mayor es construir puentes para que el 'oro líquido' retome el camino del crecimiento.
jue 18 marzo 2021 08:50 AM
Karla Siqueiros
Karla Siqueiros cuenta con dos maestrías, una en gobernabilidad y gestión pública por el Instituto Ortega y Gasset, en Madrid, y la otra en economía y gobierno por la Universidad Anáhuac.

El talento para negociar fue la cereza del pastel que hizo que –hace 14 meses- Karla Siqueiros se convirtiera en la directora de Cerveceros de México, puesto que previamente ocupó la especialista en relaciones corporativas Maribel Quiroga.

Siqueiros no estaba buscando empleo cuando se le invitó a asumir la dirección de la cámara cervecera. En aquel entonces fungía como directora de enlace legislativo en la Asociación de Bancos de México, donde fue la primera mujer que ocupó ese cargo al interior de la agrupación financiera.

Por otro lado, la cámara cervecera permaneció acéfala por cuatro meses. De hecho, la sucesión de liderazgo se dio cuando Quiroga ya se había incorporado a otro proyecto y en otro sector.

Siqueiros recuerda que el proceso de reclutamiento duró entre mes y medio y dos meses. Tiempo en el que la cámara hizo una búsqueda de perfiles adecuados para continuar con los objetivos de negocio: posicionar el valor de la industria cervecera en México, al igual que su impacto en la economía nacional. Siqueiros no dudó en aceptar el desafío.

Publicidad

“La mayoría de las barreras que tenemos son autoimpuestas. No es que no haya miedo porque los cambios siempre generan incertidumbre, pero tenemos que confiar en nuestra capacidad, hay años de enseñanza y formación detrás. Nosotras debemos decir sí me interesa porque puedo hacerlo”, expresa.

La abogada, oriunda de La Paz, Baja California, tiene una maestría en gobernabilidad y gestión pública por el Instituto Ortega y Gasset, en Madrid, y otra más en economía y gobierno por la Universidad Anáhuac. Ha construido su carrera profesional principalmente en el sector público. Desde la Procuraduría Agraria de su estado natal hasta el Senado de la República Mexicana.

De acuerdo con Raúl Montalvo, director de EGADE Business School sede Guadalajara, en una sucesión de liderazgo no es relevante el género, pero sí es crucial la solvencia de credenciales, con base en los objetivos del negocio y en la naturaleza de la sucesión. En este caso, tanto Quiroga como Siqueiros cuentan con una trayectoria en el sector público, específicamente en temas legislativos.

Sin embargo, el especialista no aconseja que las sucesiones tomen menos de un año, ya que son más propensas a generar problemas propios de una transición, entre ellos, la desconfianza por parte de los stakeholders. Esto no significa que ocurra en todos los casos, pero "entre más planeación y seguimiento haya en el proceso más confianza se crea”, refiere.

Montalvo destaca que en sucesiones de liderazgo que buscan dar continuidad al trabajo previo, no deben hacerse cambios tan bruscos que rompan de tajo con la forma de laborar antes de la llegada del nuevo director o directora. La cámara cervecera, por ejemplo, eligió una sucesión de liderazgo femenino con un perfil similar al de su antecesora.

En opinión de Siqueiros, Quiroga hizo un gran trabajo a cargo de la cámara cervecera. “Hay muchas cosas que reconozco de su labor, y a las que hemos dado continuidad. Como dice el dicho, para qué arreglas lo que funciona”, comenta.

La directora considera que cada esencia y estilo de liderazgo permite enfrentar las situaciones de manera distinta. Ser cercana a la gente, tener claridad de rumbo y brindar confianza para poner sobre la mesa nuevas ideas y discutirlas en grupo la ayudaron a tener una rápida adaptación en su nuevo cargo. “No vemos el no, sino el cómo sí”, menciona.

Lo que más valora del sector cervecero es que es inclusivo, con una huella importante en la cadena de valor. Para ella, la industria de la cerveza no puede entenderse sin la participación de las mujeres. Es una industria con historia que abre las puertas a directoras, maestras cerveceras, directoras de marcas de cerveza, productoras, etc. Y que en general emplea a más de 700,000 personas de forma indirecta y a 55,000 más de manera directa. “La industria de la cerveza es de todos”, dice.

Un año atípico

Las leyes secas en algunos estados de la República Mexicana y el golpe que la pandemia del nuevo coronavirus dio al sector cervecero el año pasado suponen un reto mayor para Karla Siqueiros.

En 2020, la producción de la cerveza tuvo una caída de 4.7%, esto es 118.7 millones de hectolitros, frente a los 124.5 millones de 2019. Mientras que las exportaciones registraron una caída de 6.2%, es decir, 37.6 millones de hectolitros, comparados con 40 millones del año anterior.

Siqueiros detalla que se compró la cebada que ya estaba comprometida para el periodo en que la industria de la cerveza tuvo que parar por dos meses, como parte de una medida preventiva frente a la pandemia.También indica que su labor actual se centra en las negociaciones con las autoridades locales y federales para poder operar al cien por ciento, cuidar la distribución a los puntos de venta y así recuperar los números que se tenían antes de la emergencia sanitaria.

“Se requiere de un trabajo colaborativo para seguir siendo una potencia cervecera y un referente en el mundo como productores de la cerveza. Esta industria aporta el 1.5% del Producto Interno Bruto (PIB) y la producción representa 25% de las exportaciones agroindustriales del país, pero en este entorno no podemos decir que estamos al cien en todos los procesos de la cadena de valor. El reto es retomar el camino para lograr crecimientos sostenidos. Tengo el apoyo para liderar a la industria y aquí estoy”, concluye.

Publicidad

Tags

cervezaLiderazgoCerveza
Publicidad