Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Magdalena López, de Renault: “Quería probarme a mí misma que podía ir más lejos”

La directora general y presidenta de Renault México forma parte de nuestro ranking de Mujeres Poderosas y nos cuenta cómo llegó a lo alto de una industria de la que "no sabía nada".
vie 26 febrero 2021 02:18 PM
Magadelena López
Magdalena López es la directora de Renault México.

"¿Pero qué necesidad tienes de complicarte la vida a estas alturas?”. Este era el comentario recurrente que Magda López escuchaba cuando les contaba a sus amigos que quería darle un giro a su carrera en el mundo financiero.

Se graduó en 1993 como licenciada en Administración Ejecutiva y, seis años después, estudió una maestría en Finanzas. Pero luego de 20 años con la nariz metida entre los estados financieros de siete empresas de diferentes sectores, López sentía que necesitaba un cambio. Era 2014 y llevaba cuatro años con el cargo de directora financiera (CFO) de Renault México en su tarjeta de presentación.

“En ese momento estaba aburriéndome un poco”, dice. Sentía que lo que tenía que hacer en finanzas ya lo había hecho y no veía muchas oportunidades de crecimiento hacia adelante. “Entonces, levanté la mano y dije: ‘No quiero seguir más en finanzas’”.

Publicidad

Les expresó a sus jefes su deseo de probar suerte al frente del área comercial e, incluso, más adelante, de alguna de las filiales de la marca. Su oportunidad llegó unos meses después, cuando Denis Barbier, entonces líder de la región de las Américas de Renault, le propuso ocupar, temporalmente, la dirección general de la filial mexicana. “La verdad, no estaba tan segura de aceptar”, dice. Había visualizado un movimiento más bien lateral en el corto plazo, pero un interinato en la cima del organigrama eran palabras mayores. “Me moría de miedo, no lo voy a negar, porque todo mi bagaje era financiero y no sabía si iba a ser suficiente”, cuenta.

Pero ella estaba convencida de que necesitaba un cambio y de que era mejor tomar el riesgo antes que quedarse en su zona de confort. Decidió ignorar las voces que le decían que “no tirara por la borda su brillante carrera como financiera”.

López no siempre tuvo ese arrojo que ahora le permite tomar “decisiones arriesgadas de alto impacto’’. En los inicios de su carrera tenía una obsesión por entregar resultados impecables y mucho miedo de equivocarse. “Prefería mantenerme en una pequeña zona segura”, apunta. Pero tras sufrir un infarto a los 33 años, decidió “empezar a soltar”. “Me di cuenta de que tenía que vivir plenamente y de que tenía que disfrutar mi carrera”, cuenta. “Me volví más atrevida en el tipo de propuestas que hacía y empecé a tener resultados de mayor impacto”.

Magda López, CEO de Renault México: "Ten claro qué quieres y levanta la mano"

En los siguientes cuatro años, de 2005 a 2009, trabajó en tres empresas diferentes. Cada cambio significó una posición de mayor rango. “El miedo no es un buen consejero, te inmoviliza y te mantiene en una zona segura. Cuando empecé a soltar todos mis miedos no solamente tuve una carrera más acelerada, sino que también la he disfrutado mucho más”, dice.

“No sé nada de esta industria”

López fue fichada por Renault a mediados de 2010. Había pausado su carrera porque buscaba su segundo embarazo y quería vivirlo con plenitud. Pero una propuesta cambió sus planes: Olivier Murguet, director general de la filial mexicana en ese momento, le ofreció la dirección financiera de la compañía.

Publicidad

“Una de las primeras preguntas que hice al iniciar el proceso fue: ‘¿Están claros que no sé nada de esta industria?’”. Curiosamente, su inexperiencia en el sector fue un punto que jugó a su favor: Murguet buscaba a una persona que le ayudara a ver con ojos diferentes la operación. Y, a diferencia de otras áreas, como posventa, ventas o mercadotecnia, que tienen sus particularidades en el sector, gasto y utilidad neta significan lo mismo en todas partes.

“Es común que un jefe prefiera un perfil afín, ya sea en la forma de trabajo o en las opiniones. Pero sumar a gente con una visión diferente permite generar soluciones más creativas e innovadoras”, dice Yvette Mucharraz y Cano, directora del Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección del IPADE.

La posición de director financiero en Renault había estado vacante durante ocho meses y, aunque a las pocas semanas de su entrevista con Murguet, López supo que estaba embarazada, Renault la contrató y le dio todas las facilidades.

Ella sabía que en la industria automotriz no es común que el director general provenga de las áreas de finanzas. Esa posición suele ser ocupada por perfiles de ventas o marketing. Pero en 2015, López levantó la mano. “Quiero ser directora general. Sé que no será hoy, pensé, pero me puse esa meta y me preparé para lograrlo”, cuenta.

Un año antes, en 2014, concluyó el programa de Alta Dirección en el ITAM, y unos meses después ocupó ocho meses la silla de la dirección general. En ese tiempo, se dedicó a fortalecer la relación con la red de distribuidores. “Si la tienes de tu lado, tienes la mitad del trabajo hecho”.

Tras su interinato en México, que concluyó en mayo de 2015, se hizo cargo de la dirección financiera de Renault en Colombia, en un momento en el que los inventarios se acumulaban debido a la crisis de ventas que atravesaba el sector. Pero en 2016, con López en el equipo, las ventas de la marca crecieron 20% y el modelo Sandero se posicionó como el más comercializado de Colombia.

Al año siguiente, regresó a México como directora comercial, y tras llevar a Renault a romper su primer récord histórico de ventas, con 30,000 unidades, en un año en el que las ventas de autos cayeron 4.6% en el país, la nombraron presidenta y directora general.

Tras su designación, convocó a una reunión con el comité de dirección. “Les dije que no me daba miedo la meta de ventas, que esa la íbamos a lograr, que lo que me preocupaba era que todos juntos creáramos un modelo de negocio sostenible en el tiempo. Aunque yo ahora estaba a cargo, un nombramiento no daba todas las respuestas ni todas las ideas. Les dije: ‘No me dejen sola’”.

Publicidad

Ir más lejos

López cree más en la meritocracia que en las cuotas de género. “El reto en las empresas es cómo generar políticas que establezcan igualdad de condiciones para que quien tenga las competencias y méritos sea quien tome el puesto”. Hoy, el comité de dirección de Renault tiene un 50% de mujeres. “Pero fue por meritocracia, no por cuotas”, dice.

Ella es una de las cuatro mujeres –además de Claudia Márquez, presidenta y directora general de Hyundai México; Maru Escobedo, directora general de BMW México, y Rosangela Guerra, directora general de Lincoln México– que dirigen una automotriz en el país. Y aunque es el mercado de Latinoamérica con más mujeres en posiciones directivas en la industria, aún ve áreas de oportunidad. “Los 25 grupos de distribuidores [que comercializan la marca en el país] son dirigidos por 25 hombres”.

En 2020, en medio de la pandemia, Re-nault perdió volumen, como todas las automotrices en el país, pero fue una de las ocho que ganaron participación de mercado. Para mantener rentable a la red de distribuidores, López negoció con el corporativo que le permitiera dar mejores incentivos y agilizar los pagos por los autos. También impulsó el lanzamiento de un marketplace en el que se podía apartar un vehículo con 5,000 pesos. Y es optimista respecto al desempeño que tendrá la marca. “Si sobrevivimos al 2020 y ahora tenemos un contexto que se avizora mejor, tendremos que ir más lejos”.

Tags

RenaultLiderazgoMujeres100 mujeres poderosasGestión empresarialCarrera
Publicidad