Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Caso Félix Salgado: cuando la voz de una víctima no basta en México

Especialistas en temas de género advierten que permitir que cualquier cargo de poder sea ocupado por un hombre con señalamientos de violencia es intolerable.
vie 26 febrero 2021 02:03 PM
Félix Salgado Macedonio
Félix Salgado Macedonio tiene una investigación abierta por la presunta comisión de delitos sexuales y al menos cuatro señalamientos más por violación.

¿Cuántas mujeres tienen que ser violadas para que se le retire una candidatura a un hombre? Si no es suficiente con la denuncia de una mujer que afirma haber sido víctima, entonces México vive en una simulación de que aspira a una vida libre de violencia para sus mujeres y que a 51% de la población se le sigue viendo como ciudadanas de segunda, cuyos problemas no importan ni voz es tomada en cuenta, consideran especialistas en temas de género.

La decisión de postular como candidato a Félix Salgado Macedonio para la gubernatura de Guerrero, aun cuando existen varias denuncias por violencia sexual y una investigación interna en Morena, abrió un nuevo frente en la lucha contra la violencia de género. Miles de mujeres han rechazado en las calles y en las redes sociales que un partido político mantenga como su abanderado a un hombre sobre quien pesan al menos tres acusaciones de violencia sexual.

Publicidad

Con la etiqueta #UnVioladorNoSeráGobernador y la petición “presidente rompa el pacto”, mujeres y también hombres, han solicitado a Morena destituir a Salgado Macedonio como su candidato y a Andrés Manuel López Obrador retirar su respaldo al exalcalde de Acapulco en su búsqueda por la gubernatura.

En repetidas ocasiones, López Obrador ha destinado varios minutos de su conferencia matutina para adjudicar a los ciudadanos de Guerrero la decisión de elegir a Salgado Macedonio como su candidato, pero también para asegurar que en tiempos electorales suelen haber más acusaciones por parte de la oposición.

"Es como para preguntar: ¿de parte de quién (viene la acusación)? Siempre hay acusaciones, siempre, pero cuando hay temporada electoral, se incrementa el número de acusaciones, de descalificaciones", dijo el mandatario el pasado miércoles 17 de febrero .

Flavia Freidenberg, investigadora del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) e integrante de la Red de politólogas, advierte que sería una muy mala señal para las mujeres y para la democracia en sí, que un candidato con graves señalamientos se presente a una contienda electoral ofreciendo soluciones a problemas de una sociedad compuesta en un 51% por mujeres. "“Estaríamos en una simulación más. Simulamos que queremos construir una democracia paritaria, simulamos que queremos una sociedad libre de violencia, ése es el mensaje que estaríamos dando y esto no tiene que ver solo con un partido”, señaló.

En el actual proceso electoral no solo Morena postuló como candidato a un hombre señalado de violencia, otras fuerzas políticas también lo hicieron, aunque algunas se retractaron. Movimiento Ciudadano tuvo como precandidato a una diputación local por el distrito XV de Veracruz a Jesús Alberto Camacho Carranza, quien fue acusado de acoso sexual e intento de violación; el PRD retiró la candidatura a diputado local de Durango a Gamaliel Ochoa Serrano, quien fue acusado de hostigamiento y abuso sexual; en Puebla, también MC, quitó la precandidatura a José Elías Medel Galindo acusado de pedofilia y a Manlio López Contreras quien fue acusado de incurrir en violencia política de género en las elecciones de 2018.

“La ciudadanía cada vez más entiende que es importante construir una sociedad, una democracia, instituciones y partidos políticos que reproduzcan en sus prácticas lo que escriben en las leyes, se trata de congruencia”, señaló Freidenberg.

Mientras la candidatura sigue en pie, las cifras de la violencia contra las mujeres son alarmantes. Tan solo en 2020, hubo 939 víctimas de feminicidio y 2,791 más de homicidio doloso, es decir, cada día perdieron la vida intencionalmente 10.2 mujeres.

Publicidad

El pacto patriarcal

Raquel Ramírez Salgado, especialista en temas de género, explicó que el concepto de pacto patriarcal fue concebido por filósofa española Celia Amorós; éste refleja el acuerdo que existe entre hombres que, sin importar la clase social a la que pertenecen, son unidos por su masculinidad. "“Este tipo de pactos van a generarles beneficios y condiciones que les asegura que exista una dominación sobre las mujeres, no es cualquier pacto. Es un pacto en donde las mujeres estamos fuera, pero están en juego situaciones y recursos que comprometen la vida de las mujeres”, planteó.

El presidente López Obrador dijo en su conferencia de prensa de jueves 25 de febrero que desconocía a qué se referían las mujeres con romper el pacto, pero cuando lo supo, consideró que ése es un concepto importado.

Una de las expresiones del pacto patriarcal consiste en minimizar las denuncias de víctimas de violencia de género. En el caso de Basilia “N”, quien denunció que en 1998 fue víctima de violación sexual, las especialistas consideran que su voz no es escuchada ni tampoco la de la trabajadora del diario La Jornada, o la escritora Marxitania Ortega que denunció acoso por parte de Macedonio.

“Pesa más el juego de la política que la ética, eso es indiscutible... Las mujeres seguimos siendo consideradas ciudadanas de tercera o de segunda”, agrega Ramírez Salgado.

En México, el Instituto Nacional Electoral (INE) emitió lineamientos en octubre pasado para garantizar que los partidos políticos nacionales prevengan, atiendan y erradiquen la violencia política contra las mujeres en razón de género, por lo que les solicitó a sus aspirantes a firmar un formato en el que aseguren que no fueron condenados por violencia familiar, delitos sexuales o que sea deudor de pensión alimenticia.

El caso de Félix Macedonio, si bien hay una investigación en la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia, no ha sido sentenciado, por lo quesus derechos políticos siguen vigentes.

Para la consultora de políticas de género, Ana Joaquina Ruiz, el sistema político ha dado cabida por años a la protección de quienes han violado la ley, ya sea con actos de corrupción, homicidio, narcotráfico, pero también a los que han violentado a las mujeres, pero hoy existe una sociedad que no está dispuesta a tolerarlo más.

“Al tolerar que existan en puestos directivos, en gubernaturas, en los comités ejecutivos nacionales de los partidos políticos, en donde sea, personas que han sido acusadas de violentar mujeres, es un mensaje de que la figura de poder importa más que la víctima, que a la víctima no se le puede creer y que la agenda de las mujeres está supeditada a otras cosas,

Publicidad

Tags

Violencia de géneroElecciones 2021
Publicidad