Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El futuro del feminismo: cambios de narrativa y la tecnología como aliada

Co-viviendas de mujeres, impulso de los debates sobre subrogación de vientre y derechos digitales son algunas de las tendencias posibles a 10 o 20 años.
jue 30 mayo 2024 05:00 AM
El futuro del feminismo: cambios de narrativa y la tecnología como aliada
Los "Estudios del futuro" se especializan en detectar tendencias a 5, 10, o hasta 100 años en adelante.

Quienes estudian el futuro dicen que no existe. Al ser una realidad de espacio-tiempo que no llegó aún, no podemos adivinarlo, pero sí imaginarlo. Y a partir de esto, crearlo y darle forma a partir de lo que aprendemos que sucedió en el pasado y está pasando en el presente.

Estos/as profesionales, que vienen del mundo de la antropología, la comunicación, la psicología, la sociología y otras disciplinas trabajan, a través de un conjunto de métodos estructurados, para que las organizaciones, las comunidades, los países y las regiones puedan idear, analizar e implementar futuros posibles, probables o preferibles.

Publicidad

En esta entrevista, Abril Chimal, quien ha estudiado sobre los futuros del feminismo, profundiza sobre algunas de las narrativas que dieron forma al machismo en México y algunos de los caminos posibles que podría tomar el movimiento feminista en el país.

¿En qué consiste la metodología de experimentación anticipatoria y cómo se aplica a la seguridad de las mujeres o al tema del feminismo en general en México?

Analizamos el pasado y el presente para poder entender futuros posibles. En el caso del feminismo, por ejemplo, analizamos cuáles fueron los contextos generales de la violencia de las mujeres en la Ciudad de México y cuáles eran estas posibles miradas hacia el futuro. Nos respondimos cuestiones vinculadas a la historia ancestral de México, las narrativas alrededor de los pueblos originarios, la Malintzin, las novelas de las grandes televisoras, entre otras cosas. Porque eso nos ayuda a entender dónde estamos paradas ahora, y a visualizar hacia adelante.

Lo importante para poder aplicar la metodología de prospectiva a temas tan complejos como los de los derechos de las mujeres, es hacer estos pequeños experimentos que sean simples, sencillos, fáciles de implementar y rápidos. Que no necesiten tener muchísimo dinero y no ponga en peligro tu ética, tu moral, y que se pueda traducir en acciones concretas, como en este caso fue el taller realizado alrededor de este tema.

¿Y qué tipo de hallazgos tuvieron a través de este ejercicio?

En principio, las tendencias pueden ir hacia dos posibles vertientes: la polarización, en la que aparecen fenómenos como el del movimiento feminista 4B de Corea del Sur, surgido en basado en decir “no” a las citas con hombres, a las relaciones sexuales con hombres, al matrimonio y a los hijos. Y por otro lado, un camino más colaborativo entre hombres y mujeres, en donde se integren distintas perspectivas y distintas voces para desterrar racismos y clasismos de todo tipo a través de los logros del movimiento de las mujeres.

Lo que sabemos es que para llegar a este escenario no estamos hablando de una, dos, tres generaciones, sino probablemente cuatro generaciones en el futuro.

Publicidad

¿Cómo podemos hacer para irnos dando cuenta de la temperatura, de cómo se desarrolla este movimiento en el corto y mediano plazo?

Dada la extremidad de la violencia, en la actualidad el movimiento se centra en la justicia y la retribución, la autonomía y la protección.

Uno de los indicios de que el estos temas llegaron a la agenda y está creciendo es que, por ejemplo, estamos viendo que hay más cursos con respecto a cómo educarnos acerca del feminismo, en cuestión de género.

También vemos a más empresas ejecutando iniciativas de diversidad e inclusión e intentando mostrárselas al mundo como ejemplo de buena práctica.

En las redes sociales podemos encontrar un buen termómetro para encontrar estos indicios y medir la temperatura de la época. Por ejemplo, hace unos años, durante el Día de la Mujer, salió un chatbot en Twitter (X) que se llamaba “Gender Pay Gap” que mostraba qué organizaciones tenían brechas salariales de género. Y quedó demostrado que incluso en países como el Reino Unido, donde se supone que las políticas de inclusión son muy avanzadas, había grandes desigualdades. Esa iniciativa fue tendencia en redes, porque demostró que cuando se analiza a profundidad, en los hechos concretos, la desigualdad, hay mucha diferencia entre lo que las empresas dicen y hacen, porque se jactan de ser inclusivas pero luego no contratan a mamás o no dan los mismos salarios a hombres y mujeres .

Además, las redes sociales han sido, en gran parte, quienes ayudaron a que este movimiento de derechos humanos tome fuerza en el tiempo. Aquí podemos nombrar a movimientos masivos como el #MeeToo, pero también encontramos en ellas la herramienta para poder visibilizar violencias individuales todos los días y dejar expuestas las violencias a los ojos de millones de personas.

¿Cuáles crees que son los factores sociales, culturales, económicos, políticos que llevaron a que la violencia a las mujeres sea tan fuerte en México en particular?

Si revisamos nuestras raíces, la narrativa sobre la mujer viene desde el tiempo de la colonia. A los mexicanos y mexicanas nos contaron que quien había sido la traidora de la patria, quién nos había vendido, había sido una mujer: la Malintzin. Y esta era la manera en la que nos presentaban ante la historia del país.

Esa fue la primera señal de que algo no estaba bien y debimos de habernos dado cuenta antes. De ahí en adelante hubo muchos otros indicios, como el rol de las mujeres en las telenovelas, las películas, que siempre fueron las que quedaban detrás.

En México hace no tantos años teníamos sólo dos televisoras y esas dos televisoras eran las que controlaban la narrativa, las historias.Nos contaban cómo era ser ama de casa, quiénes eran quienes tenían los pantalones. Y a través de la historia mundial, en los libros, con ejemplos como el de Juana de Arco, y muchos otros, construyeron cierta figura de lo que son las mujeres.

Así como hoy se busca cerrar las desigualdades en temas como el salario y combatir la violencia de género¿Cuáles crees que serán las proclamas feministas en 10, 20 años?

Una es la parte reproductiva, el área de maternidad. Los debates sobre la subrogación de vientre, la congelación de óvulos. ¿Qué es lo que pasa con respecto al derecho? No hay mucha gente que esté hablando de eso ahora, pero ya se está empezando a observar que las mujeres ya estamos empezando a tener hijos mucho más grandes.

La otra sería el tema de los roles. Hay cada vez más mujeres manifestando abiertamente que quieren ganar dinero, pero haciendo muy poco. Posicionándose como “girl boss”.. Entonces, aquí habrá que trabajar en que no por ser mujeres se nos tilde de “flojas” si queremos ganar mucho dinero y equilibrar nuestro bienestar, teniendo tiempo de ocio para leer, hacer ejercicio o descansar. Será un tema que aparecerá, porque históricamente nos han responsabilizado de las tareas del hogar, del cuidado, y se nos ha vinculado con el esfuerzo y el sacrificio, no tanto con el autocuidado o el disfrute.

Publicidad

¿Y respecto a la tecnología, qué temas podrían suceder -o ya están sucediendo- en relación a los derechos de la mujer?

Todo lo que tenga que ver con los derechos del uso de la voz, de la imagen, todo lo que sea de vigilancia de datos y seguridad digital, eso es algo que ya está aquí.

La inteligencia artificial, por ejemplo, ya está incrementando la parte de los casos de la pornografía con las mujeres.

Algunos otros escenarios posibles de futuro

- Cooperativas de Prevención de Violencia y Apoyo a las Mujeres: podría ser una manera en la que las mujeres sigan construyendo solidaridad y trabajando para prevenir la violencia contra las mujeres. Pueden aprovechar la tecnología para la educación, el desarrollo inclusivo y la seguridad de las mujeres, trabajar para crear espacios seguros y de sanación para mujeres que han sido traumatizadas por la violencia.

- Aplicaciones y Tecnología de Seguridad para Mujeres: A lo largo de los años, se han propuesto varias soluciones potenciales, silbatos, botones de pánico, pulseras. Pero la ley y la política pública no han incorporado la tecnología en un sistema viable. Se requiere una una transformación social más amplia en el país, ya que quienes actualmente pueden acceder a estas tecnologías son económicamente privilegiados.

- Co-Vivienda para Mujeres: la idea de co-vivienda solo para mujeres permitiría a las mujeres mantener privacidad, garantizar seguridad, construir una comunidad participativa y colaborativa, y alentar a las mujeres a desarrollar varios proyectos. La desventaja de esto es crear comunidades cerradas sin diversidad

- Redes de Apoyo Comunitario Basadas en Tecnología: la creación de grupos en redes sociales (Facebook, Whatsapp) destinados a ofrecer apoyo local ha aumentado significativamente durante la pandemia, en comparación con principios de 2020. La ayuda mutua ha demostrado ser uno de los mejores sistemas para abordar las necesidades de las personas, en muchos casos mejor que cualquier empresa o gobierno podría desarrollar. Podría generar una identidad, proporcionar apoyo emocional, asesoramiento médico, medicina personalizada y kits médicos, como evaluaciones ginecológicas a través de dispositivos portátiles, y lo más importante, crear espacios seguros virtuales.

- Cambios de narrativa: de Cupito a la Chamana: cambiar la visión romántica donde se detona una visión de propiedad sobre las mujeres, el emergente para abordar este problema es ver la solución a través del potencial chamánico -poderosas, sanadoras, espirituales, profundas-y la profunda interdependencia y conexión.

- Espacios públicos para la educación de género, para grupos normalmente excluidos, tales como: indigentes, religiosos, prisioneros, entre otros. La falta de educación en este grupo normaliza comportamientos tóxicos. El objetivo de las ideas es mejorar la autoexploración, las dinámicas de poder, el uso del lenguaje adecuado para visibilizar el problema, como la violencia.

Tags

MujeresFeminismomujeres, ciencia, tecnologíaTendenciasJusticia y derechos
Publicidad