Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

5 consejos para un mejor liderazgo

Las mujeres tienen un doble reto: llegar a la posición directiva y tener que estar constantemente demostrando que lo merecen.
vie 29 abril 2022 05:00 AM
Recomendaciones para mujeres que quieran ejercer un mejor liderazgo
Recomendaciones para mujeres que quieran ejercer un mejor liderazgo

La deuda con las mujeres en posiciones de liderazgo aún es grande, pues a nivel global sólo 31% de esos puestos en el sector privado son ocupados por mujeres, de acuerdo con el estudio Women in Business que realizó Grand Thorton en 2022.
Y en el sector público la brecha no se modifica significativamente porque sólo 22 países dell mundo han tenido una jefa de Estado o de Gobierno, según cifras de ONU Mujeres.

"Al ritmo actual, la igualdad de género en las más altas esferas de decisión no se logrará por otros 130 años", advierte la organización.

Además, de la brecha salarial por razón de género, que es de 37% en todo el mundo, la sobrecarga de mujeres en las labores no remuneradas, que en su valor aporta más a la economía que industrias como el transporte y la manufactura y que oscila entre el 10% y 39% del PIB mundial, según ONU Mujeres, es esencial revisar en qué condiciones se desenvuelven aquellas mujeres que sí logran colocarse en las más altas esferas de las organizaciones.

Publicidad

¿En qué condiciones se da el liderazgo femenino?

Florencia Mugnaini, directora de Recursos Humanos en México y Latinoamérica para CIAL Dun & Bradstreet, empresa enfocada en relaciones comerciales, confirma que pese a que en los últimos años las mujeres han tomado cargos de liderazgo y cada vez con mayor rapidez (de 17% a 31%, Grand Thorton) aún son minoría en órganos como los consejos administrativos o de senior leadership teams.

En entrevista con Expansión Mujeres, asegura que ellas se han preparado para tomar nuevos retos y ser consideradas como candidatas para este tipo de posiciones y ser parte de los procesos de selección junto con otros competidores.

"Parte de esa preparación se trata de asegurarte de contar con las habilidades y experiencia necesarias para cualquiera que sea la posición y, sobre todo, que nos atrevamos a tomar una posición de liderazgo y todo lo que ello implica", dice.

En el caso de las líderes en CIAL Dun & Bradstreet, la mayoría son mamás y cuando se les presentan algunas oportunidades clave para su carrera se ven "en la encrucijada" de combinar la logística familiar con los requerimientos de su posición. Sin embargo, admite, la mayoría ha decidido crecer en la rama profesional y también han logrado constituir la armonía para manejar ambos esferas con resultados consistentes.

Asimismo, dice, todas esas mujeres a las que hizo referencia han contado con el apoyo de sus superiores y equipos de trabajo para poder en medida de lo posible tomar nuevos retos de liderazgo acompañados de mentoría y capacitaciones adicionales y tener tiempo para compartir con sus seres queridos.

El sector financiero, en donde se desempeña Sandra Tena, directora de Tesorería en Engen Capital, se ha caracterizado, durante muchos años, por ser un sector en el que predominan los hombres. Sin embargo, considera que cada día observan una mayor participación de las mujeres.

Existen factores individuales que les han servido para lograrlo, de acuerdo con Tena, como ser participativas y proactivas en procesos de aprendizaje, de diseño de planes de trabajo y siempre que sea necesario.

"Es importante jugar un rol activo. Es decir, si no nos consideran o no nos incluyen, no podemos quedarnos atrás", advierte.

De forma personal, ha observado una evolución en términos de inclusión en general en los 20 años que ha estado en este sector. "Ahora las nuevas generaciones que están entrando en las compañías ya traen integrado este 'chip' de inclusión, lo que nos hace a todos tener la aceptación de nuestro equipo e ir escalando por nuestros méritos profesionales", dice.

Ella -como madre-, ha luchado "antes diversas barreras". Reconoce que ha sido sujeto de un estigma por tomar decisiones de gestión familiar como que ella no acuda a recoger a su hijo o hija a la escuela, si alguien más lo recogerá, si necesita apoyo para que alguien más cuide de su bebé.

"Son estigmas que permean en la sociedad, pero eso va más al hecho de que cada una entienda su propio rol, por ejemplo, el ser mamá y profesionista a la vez, y que, además, entender que no solo eres eso, también eres amiga, esposa/novia, hermana, hija, etc", afirma. Esto le permitió establecer una forma de trabajo en la que se labora por objetivos y no por horarios, además de que en la empresa en que trabaja existe un Comité de Inclusión que tiene sesiones cada tres semanas.

La doble meritocracia para las mujeres

"Cuando hablamos de mujeres líderes en puestos directivos, sabemos que el esfuerzo que hubo detrás de esto fue doble y de mucha meritocracia de por medio", dice Isabel Bulos, senior manager de Page Executive, una consultora sobre Recursos Humanos.

A menudo se percibe que las mujeres que han llegado a puestos de liderazgo debido a sus logros académicos o por su estatus social, sin embargo, expresa, han tenido que lidiar contra la violencia, techos de cristal impuestos por la sociedad en la que vivimos y el machismo.

Considera que para cumplir sus metas, ha sido fundamental creérsela, empoderarse, luchar contra sus propios miedos y demostrarse a sí mismas y a su entorno que conocen de su industria o giro y que por ello se encuentran en el lugar en donde están.

No obstante, señala que una vez que llegan a estas posiciones de liderazgo tienen que esforzarse por sobresalir una y otra vez.

"No basta con haber llegado a la posición, sino que es un constante trabajo de inspiración y resultados para demostrarle a los demás el por qué han llegado hasta ahí", dice.

Publicidad

Así se puede ejercer un mejor liderazgo

A partir de su experiencia, estas mujeres que lideran áreas y equipos de trabajo, comparten algunos consejos para aquellas que busquen impulsar su desarrollo profesional hacia esa dirección.

1. Conoce a tu equipo.
"Es importante saber quiénes son, cuáles son sus preocupaciones, más allá de lo que hacen en su trabajo. Eso te ayudará a romper ciertas barreras que te pueden ayudar a generar un ambiente más empático y de confianza", dice Florencia Mugnaini.

2. Prioriza tus esfuerzos y no corras en múltiples direcciones.
"Haz un plan de trabajo que te funcione como una guía estratégica y sé lo suficientemente flexible para atender otras prioridades. Lo importante es encontrar y aprender a manejar un balance", aconseja.

3. Busca mentores o mentoras.
"Identifica quién puede ser esa persona de la cual puedes aprender, no sólo en el aspecto técnico, sino en cómo manejar la comunicación con otros altos directivos de forma asertiva, clara y con impacto, además de aprender cómo gestionar mejor a tu equipo", puntualiza Mugnaini.

4. Reconocimiento a quien lo merece
"Si tú estas llegando a una posición nueva es porque alguien hizo equipo contigo. El reconocer que eres parte de un grupo, entenderlo, darle su lugar a cada uno de los integrantes, conocer sus habilidades y tratar de sacar lo mejor de ellos con base en esto, es esencial para lograr objetivos y crecer en conjunto", afirma Tena.

5. Mantén cerca a los círculos de apoyo
"Es mi último consejo y, quizá el más importante, es que en todo este proceso, la familia -cualquiera que sea que tengas o que hayas elegido- es parte fundamental en la creación de ese equipo con el que logras sinergias, objetivos, pero sobre todo, seguir evolucionando", afirma Tena.

Publicidad

Tags

LiderazgoMujeres
Publicidad