Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Claves para sobrevivir en una empresa familiar

En México, sólo 9% de las empresas familiares están lideradas por mujeres. Te contamos cómo lo han logrado algunas de ellas.
vie 01 abril 2022 12:04 PM
Claves para sobrevivir y destacar en una empresa familiar
En México,15% de las empresas en México están lideradas por mujeres y sólo 9% de esas empresas tienen a una mujer la dirección general.

Melanie Devlyn creció en un entorno en el que la empresa familiar era parte de su propia historia. "Siempre quise ser parte de ella de una forma u otra", dice la CEO y miembro del consejo de la compañía.

Devlyn forma parte de es 90% de empresas en el país que son operadas por familias, de acuerdo con la 'Encuesta de Empresas Familiares 2021', elaborada por PwC . Aunque solo 9% de ellas están dirigidas por una mujer, un porcentaje aún menor al 15% de compañías en el país, en general, que están lideradas por mujeres.

Publicidad

Devlyn tomó las riendas de la empresa familiar, una de las ópticas más importantes del país, fundada en 1943 en Ciudad Juárez, en 2015.

Antes, estudió en la escuela de negocios de Harvard, en la Universidad Anaháhuac y el Ipade. También formó parte de la Asociación de Comerciantes especializados como presidenta y de la Fundación de Mujeres Directivas de Corporativos. Desde que llegó a la dirección general de Devlyn, su camino se ha enfrentado con situaciones que la han formado día a día como líder empresarial.

También te puede interesar: ¿Se puede usar el machismo a tu favor? Explica Altagracia Gómez de Minsa

"El saber que soy parte de la continuidad de un sueño que nació en el corazón y manos de mis abuelos, de mi padre y sus hermanos y ahora de esta tercera generación es una enorme satisfacción", dice.

Devlyn forma, además, parte de otra estadística: según datos del Ipade, en el país sólo 33% de las empresas familiares sobrevive el paso a la segunda generación.

Formar parte de una familia con empresa no siempre significa que las siguientes generaciones crezcan pensando en liderarlas algún día. Laura Catena empezó estudiando Medicina, luego trabajó como bióloga y hoy es la managing director de Catena Zapata, la empresa familiar fundada en 1902, y directora su propia bodega, Luca Wines. En el camino, esta argentina nacida en Mendoza ha tenido que aprender sobre la gestión de equipos, de regulación de mercados en América Latina y hasta de marketing.

"Quería ser médica para combinar mi amor por la ciencia con mi amor por las personas. Luego me enamoré del vino y me di cuenta de que con él también podía usar mi amor por el arte y la ciencia y trabajar con gente muy apasionada. Y cuidar a la naturaleza, además de a las personas", explica.

Para la empresaria apasionada por la bioquímica, la mayor satisfacción que ha tenido trabajando para Catena Zapata es hacerlo con su padre Nicolás y su hermana Adrianna en el mismo lugar.

Publicidad

Retos de las mujeres en las empresas familiares

Para Catena no saber de vino implicó un reto y una curva de aprendizaje. Implicó una trabajo extra para ella, pues también se ocupó de demostrar que, pese a no saber sobre vino, sí sabía de procesos para mejorar los estándares de calidad y también sobre estrategias de ventas en el sector bioquímico. "Empecé siendo médica experta pero sabiendo poco sobre la industria del vino. Tuve que aprender todo de mi padre y haciendo. Me angustiaba pensar que me habían dado el trabajo solo porque era parte de la familia", dice.

Esa angustia se pronunció cuando, en ocasiones, ciertas personas del equipo cuestionaban sus decisiones sobre las áreas en las que ella sí contaba con el expertise necesario para aportar valor a la empresa de su familia.

Dedicarle muchas horas extras por un periodo de tres años provocó que dejara de tener tiempo para su vida personal, particularmente para la familia que construía con su esposo.

En el balance del tiempo en la vida de directivas de empresas familiares, Devlyn coincide con Catena en que, en ciertas etapas de su vida, destinó una proporción mucho más grande de su tiempo al trabajo y descuidó sus redes personales.

"Quiero seguir siendo disruptiva en el tema de equilibrio de vida y trabajo. Siento que como empresaria tengo esa responsabilidad, el ver más maneras de mejorar la vida de nuestro personal y sus familias", afirma.

Publicidad

Sus consejos

Devlyn recomienda a las mujeres que comienzan su trabajo en la empresa familiar que se den la oportunidad de conocer su empresa. "Nadie se enamora de lo que no conoce. Hay diferentes maneras de ser empresaria, de der parte de una empresa, puedes ser también una accionista responsable y proactiva", afirma.

En plano emocional, aconseja que se preparen para buscar asesoría psicológica, pero también técnica para mejorar su performance en la empresa.

"A mí me hubiera encantado que alguien me dijera que siempre vas a sentir que no haces lo suficiente, pero eso es porque las mujeres tenemos una exigencia propia muy alta. Debemos hacernos amigas de ese sentimiento, entender que viene desde nuestro compromiso y pasión por entregarnos a lo que hacemos con toda el alma. Eso es bueno, el mundo necesita más de eso", puntualiza.

Tags

empresasMujeresTrabajo
Publicidad