Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Lo que sabes hacer cuesta: 5 consejos para cobrar por tu trabajo

En México es común que mujeres desempeñen labores sin ningún tipo de pago a cambio de su trabajo, pero ¿por qué?
mar 22 marzo 2022 06:05 AM
Lo que sabes hacer cuesta: 5 consejos para cobrar por tu trabajo
En México es común que mujeres desempeñen labores sin ningún tipo de pago a cambio de su trabajo, pero ¿por qué?

Sofía, conocida por su trabajo como 'Caos Ilustrado' es una ilustradora en México que decidió dejar de trabajar gratis para una marca multinacional, luego de que la empresa no resolvió la situación de la retribución por su labor.

Luego de no recibir respuesta por parte de la marca, la ilustradora decidió exponer su caso a través de redes sociales con el fin de reflexionar sobre por qué las mujeres acceden a trabajar en condiciones desfavorables para ellas, tanto que pueden no percibir un pago a cambio de su trabajo.

Publicidad

"Ésta no es la primera vez, pero sí con la marca más grande y no estoy de acuerdo que una empresa que claramente tiene presupuesto para sus proyectos no pague lo justo por el trabajo de la gente", dice en entrevista con Expansión Mujeres.

La ilustradora explica que comenzó a colaborar con Converse en 2020, cuando la contactaron para solicitar sus ilustraciones para iniciativas particulares. En ese entonces, detalla, no le hablaron de una remuneración específica y ella aceptó con la esperanza de que la situación económica del trato cambiara.

Sin embargo no fue así, y aunque sí bien en un par de ocasiones le mandaron tenis de la marca, estos no cuentan como una retribución en especie, sino como regalos que la empresa le hizo.

Aunque no estaba satisfecha con la falta de pago, había aceptado trabajar con ellos durante estos dos años, hasta que la marca decidió elevar el nivel de exigencia.

"La verdad, me emocioné tanto cuando me buscaron que no quise moverle tanto al tema del sueldo, para no perder el trato. Pero en estos últimos meses ya me exigían que me conectara a juntas creativas con influencers y sus clientes, en las que además de que no veíamos nada de trabajo, no me pagaban por ese tiempo que era adicional al que me tomaba hacer sus ilustraciones y ya no me pareció correcto", dice.

Fue después de que recibió una advertencia de que se acabaría el trato por no "ser participativa" que ella volvió a preguntarles por su sueldo y no recibió respuesta ninguna de la empresa.

Expansión Mujeres buscó a Converse, que no respondió a la solicitud de comentarios.

¿Por qué es frecuente este tipo de situaciones?

Norma Cerros, catedrática en el Tecnológico de Monterrey y CEO de Womerang, una organización que ofrece capacitación a las empresas para que incrementen el número de mujeres en su organigrama, menciona en entrevista que es común que las empresas soliciten capacitadores o speakers que regalen su trabajo, incluso hasta para avanzar las iniciativas de género de las organizaciones.

Publicidad

"Si te piden dar una charla o algún taller, no regales tu trabajo, atrévete a cobrar lo que vales y, si no sabes lo que vales, investiga. Si te da pena cobrar o piensas que 'apenas vas empezando', piensa en la brecha salarial de género que existe y que no cobrar o cobrar barato también nos impacta a todas", dice.

Cerros reconoce su propia experiencia con Womerang y admite que en un principio tuvo miedo enfrentarse a ese momento de cobrar, pero su equipo le ayudó a entender que su talento y expertise tienen un valor para ella misma por el tiempo que le tomó prepararse, pero también una valuación en el mercado.

La especialista agrega que las mujeres no saben cuánto vale su talento ni qué tanto valor le aporta a las empresas debido a ciertos estereotipos de género como que "a nadie le gusta una mujer que presuma su trabajo" o que no les van a pagar bien porque "ellas salen más baratas".

Macarena Salosny Lagos, presidenta de Inspiring Girls Chile, una organización que se dedica al desarrollo de planes de carrera para jóvenes egresadas, comenta que otro factor basado en estereotipos de género es que si no eres muy conocida, más vale que te den visibilidad.

"La primera vez que me contactaron para hacer una charla pagada para el Día de la Mujer fue a fines de febrero de 2018 y yo no tenía idea de cuánto cobrar, así que le pregunté a un cercano de confianza para que me asesorara y él me dijo que como no me conocía nadie, cobrara poco. Le hice caso porque, antes de eso, yo las charlas las daba gratis para dar a conocer Inspiring Girls en Chile. Al final dije que le cobraría 70,000 [cerca de 1,808.12 pesos mexicanos] y ella me respondió que por qué tan poquito. Ahí sí que me dio vergüenza", cuenta.

Publicidad

Lo que las mujeres pueden aprender para no regalar su trabajo

1. Sofía considera que su experiencia le ayudó a tener seguridad en sí misma sin importar con qué marca decida trabajar. "Aprendí que no me debe cegar la emoción, por más importante que una marca sea", afirma.

2. Otro punto importante que considera una lección aprendida es que a partir de esa experiencia comenzó, con asesoría jurídica, a dar contratos en cada colaboración que hace para formalizar y proteger su trabajo.

3. También asegura que es más fácil distinguir con quién realizará colaboraciones de forma gratuita, pues está dispuesta a hacerlo con organizaciones cuyas causas coincidan con sus ideales o que sepa que de verdad no cuentan con un presupuesto.

4. Cerros, por su parte, recomienda además de investigar cuánto vale cierto trabajo en el mercado, una preparación en habilidades que tienen que ver con inteligencia emocional, negociación, gestión de conflictos y comunicación asertiva.

5. Macarena Salosny apunta que es necesario hablar de brecha laboral en la oficina pero también en el caso de la producción de eventos que les pagan speakers mujeres menos en comparación a los pagos que reciben los hombres. "Por eso ahora produzco mis propios eventos y tengo un staff de mujeres a las que siento que les pago bien y les doy un buen trato, deseo negociar bien por ellas porque nadie lo hizo bien por mi", dice.

Tags

MujeresTrabajoTrabajo decente
Publicidad