Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las empresas apuestan por la transparencia para alcanzar la equidad

De acuerdo con los resultados de 2021, por lo menos 10 compañías mexicanas o con operaciones en el país lograron entrar en el Índice global de Bloomberg.
mié 02 febrero 2022 05:08 AM
Las empresas apuestan por la transparencia para alcanzar la equidad
Las empresas apuestan por la transparencia para alcanzar la equidad

Diez empresas mexicanas o con operaciones en el país entraron al Índice de Igualdad de Género (GEI, por sus siglas en inglés) de Bloomberg, un ejercicio de transparencia para evaluar en qué lugar se encuentran las compañías en materia de equidad e inclusión como parte de su gobierno corporativo.

Estas compañías son Banorte, Chedraui, Coca-Cola FEMSA, FEMSA, Grupo Aeroportuario del Pacífico, Grupo Aeroportuario del Centro Norte, Regional, Qualitas Controladora Vesta y Walmart de México.

Publicidad

¿Qué es y para qué sirve el índice?

El GEI de Bloomberg es una herramienta gratuita para que las empresas evalúen sus prácticas internas y proporciona un punto de referencia del rendimiento de la equidad de género en comparación con sus pares. Para ello, deben llenar una encuesta que mide las mejoras en materia de equidad de género según cinco pilares: liderazgo femenino y canalización de talentos, igualdad de remuneración y paridad salarial entre hombres y mujeres, cultura inclusiva, políticas contra el acoso sexual e imagen de marca en favor de las mujeres.

En entrevista con Expansión Mujeres, Sabina Mehmood, jefa del índice de Bloomberg, explica que a las empresas se les asigna una puntuación con base en los datos divulgados para las métricas definidas. "Se mide tanto el nivel de divulgación de los datos relacionados con el género, como el rendimiento a través de una puntuación del componente de excelencia de los datos, que se desglosa además en puntuaciones para cada uno de los pilares del marco GEI e incluye el desempeño corporativo de sus métricas de datos de género, en comparación con su grupo de pares de la industria”, detalla.

De entre 815 empresas de distintas regiones en 45 países que fueron evaluadas, en México se sumaron cinco empresas para dar un total de 10 y destaca que, en promedio, obtuvieron 99% en la calificación de proveeduría de información, por encima del promedio del resto que se quedó en 69%. Asimismo, la calificación para las empresas que cuentan con un protocolo para evitar conductas de acoso y hostigamiento es de 89% (midiendo su efectividad), por encima de un 80% global.

Además, 83% de estas empresas tienen una estrategia particular para la contratación de mujeres y 66% de ellas llevan a cabo revisiones globales de la remuneración en función del género.

"Aunque no es fácil dar información sin tener la certeza de que los resultados serán una evaluación positiva para las empresas, cada vez más directivas y directos comprenden que esfuerzos como éste es un beneficio a largo plazo, pues inversionistas se han enfocado en considerar métricas sociales dentro de los modelos de negocio en los que quieren inyectar recursos", dice.

El índice también mostró que los consejos de administración de los miembros del GEI están compuestos sólo por 31% de mujeres y que 72% de las empresas miembros tienen un director de diversidad o un ejecutivo con la responsabilidad principal de la diversidad y la inclusión. Estas empresas tienen a 39% de mujeres en puestos que producen ganancias y más de la mitad (61%) requieren una terna de candidatos con diversidad de género para los puestos de dirección.

Por su parte, Patricia Torres, líder global de las Soluciones Financieras Sustentables de Bloomberg, asegura que el índice ayuda a las empresas a evaluar su progreso en relación con sus pares y en relación con sus propios objetivos.

"A su vez, los datos del GEI ofrecen a los inversionistas un conjunto de datos completo para ayudar a evaluar cómo las mejores prácticas en materia de equidad de género están contribuyendo al desempeño de la empresa a través de una variedad de factores”, afirma.

 

Alessandra Carrascoza, líder de Inclusión y Diversidad de FEMSA, ve en esta iniciativa una herramienta para aprender en espacios de cocreación con otras empresas y que también les permite comunicar y posicionarse de manera pública como embajadores, agentes de cambio a favor de la equidad de género.

"Sabemos que esa es una tarea continua, una labor diaria de aprendizaje, gestión y educación, adentro y afuera de la compañía", afirma en entrevista con Expansión Mujeres.

La directiva destaca los esfuerzos que ha hecho la empresa por visibilizar las necesidades de grupos minoritarios en la organización. También menciona el rubro de flexibilidad o integración vida-trabajo. "Ya es más común escuchar a las mujeres, pero también a los hombres, identificar necesidades personales importantes que antes no se tocaban, dado que los papeles de género se veían muy bien delimitados respecto a determinar roles y comportamientos esperados de los hombres, como que él prioriza siempre el trabajo y no participa activamente de la vida de los hijos, por ejemplo, y de las mujeres, que suelen tener que comprometerse en atender las labores de la casa y el trabajo de la manera más equilibrada posible", cuenta

¿Los beneficios? Según Carrascoza, los equipos de trabajo, las comunidades donde operan y las sociedades se benefician económica y socialmente de la paridad de género y, dentro de la compañía, los ambientes diversos y equitativos fomentan la colaboración, la innovación, la agilidad en procesos y la creación de nuevos productos.

 

Tags

Equidad de géneroEquidad de géneroMujeres
Publicidad