Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cuáles son principales retos financieros para las mujeres en 2022?

La economía global aún transita un periodo de volatilidad debido a la crisis derivada por el COVID-19 y las mujeres lo resienten en la elaboración de un plan financiero
jue 13 enero 2022 08:44 AM
¿Qué necesitan las trabajadoras sexuales para ejercer su labor?
¿Qué necesitan las trabajadoras sexuales para ejercer su labor?

Mariana Molina, project manager de la agencia de publicidad Grey, ha establecido cuatro pilares en sus propósitos económicos para este año: no caer en fraudes, poder ahorrar, no endeudarse con intereses extra en sus créditos (tiene uno hipotecario y dos tarjetas de crédito) y no pedir préstamos a bancos.

Sin embargo, ya incumplió dos de ellos, pues en los primeros días del año fue víctima de un fraude que le costó 10,500 pesos de su presupuesto de gastos mensuales, y otros 10,500 para un préstamo de nómina que tuvo que solicitar para pagar la fuga de dinero.

María José Cantú, directora de Comunicación de un gran corporativo, se fijó como meta este año no adquirir más deudas y liquidar las que tiene por sus tarjetas de crédito. Pero no cuenta con una estrategia financiera para lograrlo.

Ambas sostienen que su mayor reto financiero es adquirir una formación o asesoría para cumplir sus metas.

Publicidad

Matthew Bird, catedrático de la Universidad del Pacífico en Perú, lideró la investigación 'Educación financiera, comunicación de pareja y normas de género: Explicando los efectos mixtos del empoderamiento de las mujeres en la negociación dentro del hogar', en el que concluyó que la educación financiera influye directamente en el empoderamiento de las mujeres, quienes al contar con más recursos monetarios como producto de una planeación financiera, asumen un rol más activo en la negociación dentro del hogar.

Sin embargo, datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) de 2018, la última disponible, mostraron que sólo 7% de las mujeres en México han tomado un curso o taller que tenga relación con el ahorro, la elaboración de un presupuesto o el uso adecuado de tarjetas crédito.

Marilú Ayala, consultora de finanzas personales y creadora de Café en finanzas, asegura que las mujeres no suelen tener un acercamiento al dinero en primera instancia. Y que incluso el imaginario colectivo dice que las mujeres son mejores gastando que administrando, cuando la evidencia muestra que son ellas las mejores pagadoras de crédito y que toman mejores decisiones para administrar sus recursos.

"Tal es el caso de Yunus [Muhammad Yunus, banquero de la India] que dio microcréditos, que denominaron 'solidarios' y vieron que las mujeres tuvieron mejores tasas de pago que los hombres", cuenta.

Al igual que en México, cuando la Comisión Nacional Bancaria de Valores (CNBV) reveló en junio de 2020 que las mujeres presentan menores tasas de impago en comparación con los hombres.

No obstante, apunta Ayala, las necesidades financieras de las mujeres parten de un escenario disparejo en relación con los hombres debido a la brecha salarial.

Menores ingresos, mayor gasto

"La mujeres tenemos menores ingresos por el mismo puesto y eso genera una presión extra en la gestión de nuestras finanzas y mejorar o controlar mejor nuestros ingreso", explica.

También señala como un factor de desventaja el llamado impuesto rosa, el cual suele aplicarse, sobre todo, en productos de higiene e instrumentos financieros. La CNBV atribuye esta 'tasa' a una estrategia de mercadotecnia por parte de las empresas, hecho que también avaló Profeco, al explicar que un mayor precio también se debe a que las marcas invierten más dinero en la presentación de sus productos.

O el caso de las diferencias en el precio de las polizas de gastos médicos, que llegan a tener un mayor precio para las mujeres, con igual cobertura que la de los hombres.

Por ello, la experta en finanzas personales considera un reto acceder a servicios o productos con un presupuesto diferenciando únicamente por razón de género.

Publicidad

Daniel Urias, director de la consultoría Cooltura Financiera, coincide en que las mujeres tienen necesidades financieras distintas que los hombres, por ello destaca como su mayo reto el ahorro para el retiro.

"De inicio, la mayoría va a permanecer fuera del mercado laboral más tiempo. Si toman la decisión de ser madres, eso las deja fuera, ya que centros de trabajo aún no adoptan como generalidad modelos flexibles que les permitan empatar su vida personal y privada", dice.

En segundo lugar, menciona los índices de desempleo, que luego de la pandemia afectó más a sectores económicos terciarios (turismo, restaurantes, servicios en general), justo en los que las mujeres tienen una sobrerepresentación y que por lo general no son bien pagados.

Y esto provoca menos semanas de cotización. "Eso considerando siquiera que coticen en el IMSS o el ISSSTE, porque también las mujeres representan un porcentaje mayoritario del sector informal laboral", dice.

Para Urias, las mujeres tienen que ingeniárselas para elaborar un plan de retiro con menos recursos acumulados que los hombres.

En el caso de Molina y Cantú, no han accedido a la orientación de asesores financieros particulares y, para muchas mujeres, su presupuesto no es tan holgado para hacerlo. Sin embargo, también hay espacios gratuitos de educación financiera que permiten formalizar los conocimientos y métodos de administración del dinero, ahorro e inversión. Como el proyecto Minerva, que creó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financiero (CONDUSEF) en cojunto con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) y el Instituto Mexicano de la Mujer (Inmujeres) y que se enfoca a impartir talleres y cursos para ello.

Publicidad

Tags

GastoMujeresFinanzas personales
Publicidad