Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La ONU e Inmujeres trabajan para transformar el trabajo de cuidados

Con esta alianza, ambas instituciones impulsan la recuperación económica equitativa al implementar e incrementar compromisos y acciones concretas en materia de cuidados.
mié 05 enero 2022 05:06 AM
¿Qué es la alianza global de cuidados?
¿Qué es la alianza global de cuidados?

El Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y la ONU decidieron unir fuerzas para reconocer y transformar la distribución desigual del trabajo y del tiempo en las labores de cuidados que desempeñan las mujeres en el mundo y que obstaculizan sus oportunidades de crecimiento tanto de desarrollo profesional como de vida.

Belén Sanz, representante de ONU Mujeres en México, comentó en entrevista que La Alianza hace visible que el trabajo de cuidados es profundamente inequitativo entre hombres y mujeres.

"A nivel mundial, ellas dedican casi tres veces más tiempo que los hombres. En México, las mujeres dedican casi 31 horas al trabajo no remunerado, comparado con 11 de los hombres. La Alianza busca hacer visible esta distribución desigual y de ahí hacer un llamado a la acción”, explicó.

Publicidad

La crisis ocasionada por la pandemia de COVID-19 agravó la situación: las horas que las mujeres dedican al trabajo del hogar aumentaron, lo que a su vez provoca que interrumpan sus estudios o su entrada al mercado laboral. Los ingresos son menores o nulos, y muchas no tienen acceso a la seguridad social.

La corresponsabilidad en el trabajo de cuidados al interior de los hogares entre hombres y mujeres, las empresas y los gobiernos —mediante la provisión de servicios de cuidado de calidad— deben estar al centro de la respuesta ante la crisis. Por tal motivo, este año, a través de la campaña ÚNETE y bajo el lema "¡Pongamos fin a la violencia contra las mujeres YA!, ONU Mujeres pone énfasis en la urgencia de avanzar hacia una recuperación socioeconómica sostenible e incluyente tras la pandemia.

La Alianza impulsa la aceleración de la recuperación económica equitativa posterior a la pandemia al implementar e incrementar compromisos y acciones concretas en materia de cuidados.

Los principios de este movimiento global consisten en el reconocimiento de la responsabilidad del Estado como el principal garante de los cuidados, el cuidado como bien público, el cuidado como derecho, así como la disponibilidad, accesibilidad, asequibilidad y calidad de los servicios de cuidados, incluyendo su seguimiento y evaluación.

“Como convocantes, junto con ONU Mujeres hemos estado promoviendo esta Alianza para reconocer que los cuidados son un bien público, que deben ser un derecho, que tenemos que preocuparnos por quienes cuidan y las personas que requieren cuidados”, menciona la directora de Inmujeres, Nadine Gasman en entrevista.

Publicidad

Gasman consideró que hay mucho que compartir sobre buenas prácticas, pero también de desafíos porque hay pocos países que tienen resuelto el tema de los cuidados: “En México, la Cámara de Diputados ya hizo modificaciones a la Constitución que se discutirán en el Senado para el reconocimiento del derecho al cuidado y esto nos va a poner a nivel internacional en un ámbito muy adelantado”.

Uno de los compromisos de ONU Mujeres en México es trabajar en la generación de estadística, información y evidencia, porque “si no vemos el problema, no vamos a poder cambiarlo”, dijo la representante del organismo.

Por su parte, María Noel Vaeza, directora regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, explicó que un Sistema Nacional de Cuidados requiere de la corresponsabilidad y la inversión del Estado como garante, pero también del sector privado y la comunidad.

"Por ejemplo, en el marco de la Alianza Global por los Cuidados, se propone la promoción de un pacto fiscal y medidas de recaudación; etiquetación de presupuestos públicos para los cuidados y la inclusión de medidas especiales y acciones afirmativas para asegurar presupuesto en programas sociales, y promover la expansión del espacio fiscal mediante la revisión de las prioridades presupuestarias y asegurando asignaciones para el área de cuidados", contó.

Noel Vaeza dijo que desde ONU Mujeres se insiste que la inversión en Sistemas de Cuidados genera un triple dividendo ya que, además de contribuir al bienestar de las personas, permite la creación directa e indirecta de empleo de calidad y facilita la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo, lo que supone un retorno de ingresos para el Estado vía impuestos y cotizaciones y una mayor renta para las personas y las familias. En otras palabras, la inversión en sistemas de cuidados universales y de calidad es viable económicamente y representa una medida fiscal inteligente.

¿Cómo buscar más aliados para conseguir los recursos?

La directora regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe recomiendó convocar a que los Estados, las instituciones internacionales, el sector privado, la academia, organizaciones filantrópicas, la juventud y las organizaciones de la sociedad civil se sumen para avanzar en la promoción de sistemas de cuidados y en acelerar una recuperación económica, en la cual las mujeres no sólo recuperen los espacios ganados, sino que sea en mejores trabajos, en los cuales sus derechos estén garantizados. Para ello será central promover alianzas estratégicas locales, nacionales, regionales y globales y fortalecer el multilateralismo y la cooperación internacional.

Publicidad

Tags

MujeresLey Federal del TrabajoTrabajo decente
Publicidad