Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Por qué las mujeres tienen menos patentes que los hombres?

En México, siete de cada 10 invenciones que se registran ante el IMPI son de hombres. El menor número de mujeres en las carreras STEM, de donde suelen salir las invenciones, es un factor en contra.
mié 15 diciembre 2021 05:05 PM
Las mujeres están en desventaja en el terreno de la propiedad intelectual
Las mujeres están en desventaja en el terreno de la propiedad intelectual

De cada 10 invenciones registradas en México, solo tres son propiedad intelectual producida por una mujer mientras que el resto es trabajo de los hombres. A nivel mundial, las inventoras realizaron solicitudes internacionales de patente con mayor frecuencia en América Latina y el Caribe con 19.2% del total, según la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI).

Binying Wang, directora general adjunta del Sector de Marcas y Diseños de la OMPI, señaló durante el foro 'Cerrar la brecha de género en la industria de propiedad intelectual' que, a pesar del incremento paulatino del número de mujeres inventoras que registran sus proyectos, la discrepancia entre la cantidad de solicitudes que hacen los hombres aún considerable: 83% de las solicitudes patentes en todo el mundo siguen siendo de hombres.

Andrea Flores, analista asociada del IMPI, señala que la situación tiene que ver con que las áreas en las que más se registran proyectos nuevos pertenecen a las áreas de STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés), y las cuales son precisamente aquellas en las que las mujeres tienen menor participación a nivel de educación superior, pues sólo 38% de las personas que estudian este tipo de carreras en México son mujeres, de acuerdo con Graciela Rojas, fundadora y presidenta de Movimiento STEM.

Publicidad

"Me parece que tiene que ver con la misma razón de porqué existen menos mujeres ingenieras que hombres ingenieros, ya que generalmente ese el perfil de un 'inventora' o 'inventor'. Aún faltan tener más presente figuras femeninas que inspiren a niñas a ser inventoras", afirma.

Por otra parte, está el contexto en que se desenvuelven las personas encargadas de generar los trámites. Marina Hurtado, socia en en la firma de abogados Baker McKenzie, firma de abogados, menciona que incluso en los trámites es más difícil para las mujeres. "El ambiente y el contexto social en el que se desarrollan estas instituciones son machistas. Prolongan los trámites de forma innecesaria y los cuestionamientos resultan más incisivos que con los hombres. Por eso existe una brecha en la innovación, lo cual, podemos constatar con las estadísticas", afirma.

Para Hurtado, aún persisten sesgos alrededor de las mujeres y de su participación y reconocimiento como autoras, creadoras e inventoras, lo cual es constatable con estadísticas oficiales.

"De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Propiedad Industrial (OMPI), en países como Alemania, tan sólo el 4% de las solicitudes de patentes incluyen a una inventora, comparado con un 10% en Estados Unidos y un 20% en países hispanohablantes, cuyo porcentaje es muy bajo y preocupante", señala en entrevista con Expansión Mujeres.

 

En los últimos días en redes sociales circuló información sobre un presunto uso indebido del concepto creativo de un proyecto sobre la deconstrucción de masculinidades, que es similar al proyecto original Nacho Pogre, que crearon Cynthia Híjar y Carmen Warden desde 2015.

En Entrevista con Expansión Mujeres, las creadoras explican que, antes de iniciar su proyecto, no se recibieron una instrucción particular respecto a derechos de autor y propiedad intelectual, pues Nacho Progre inició como una cuenta en Twitter. Con el tiempo se viralizó y se hizo un cómic. En ese momento, varias personas les recomendaron registrarlo para evitar un plagio.

"El proceso de registrar un personaje es muy complejo, porque se tienen que dar características específicas y los procesos en INDAUTOR. No son engorrosos, pero sí nos impactó mucho la especificidad con la que se tenía que hacer la reserva", cuenta Cynthia.

Por ello, ambas creadoras buscaron la asesoría de una abogada especializada en derechos de autor y desde 2016 cuentan con una reserva de derechos, que contempla la facultad de usar o explotar en forma exclusiva títulos, nombres, denominaciones, características físicas y psicológicas distintivas, o características de operación originales aplicados, de acuerdo con su naturaleza, a publicaciones periódicas o difusiones periódicas, según el IMPI.

Sin embargo, el proyecto en pugna pudo valerse de un concepto y nombre similares, lo que ha iniciado un proceso jurídico en contra de la persona responsable.

Capacitación sobre propiedad intelectual

Híjar y Warden cuentan con la asesoría de su abogada, quien administra todos sus procesos de registros de marca y contratos cuando realizan trabajos creativos.

Pero, en caso de no contar con servicios privados, Flores explica que existen organismos que atienden a mujeres, y más personas, de manera gratuita como el IMPI o el Instituto Nacional del Derecho de Autor (Indautor).

Asimismo, actualmente existe la Red de Mujeres Innovadoras del IMPI, la cual surgió con el fin de aligerar la desigualdad que existe entre creadoras y creadores y en el que mujeres expertas en temas de propiedad intelectual asesoran a innovadoras para la protección de sus creaciones.

 

Tags

propiedad intelectualMujeresTrabajo
Publicidad