Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cómo hablar del cáncer? Una herramienta a favor de las mujeres

La comunicación es un elemento central en todas las fases por las que pasa una paciente de cáncer.
mié 20 octubre 2021 05:05 AM
(Obligatorio)
Cómo hablar del cáncer, una herramienta a favor de las mujeres

Para Paulina Vieitez, escritora y sobreviviente de cáncer de mama, cuando las mujeres verbalizan su cáncer y son capaces de poner en palabras lo que viven, pueden realizar un ejercicio de catarsis y de sanación.

12 años después de haber pasado y superado el cáncer de mama, Vieitez decidió formar parte de un proyecto que buscaba plasmar la voz y pensamientos de mujeres que, como ella, también fueron diagnosticadas con la misma enfermedad.

Éste es un libro, 'La Voz de Una', una antología que contiene relatos de escritoras que se enfrentaron al cáncer como parte de una campaña de que emprendió Zwan Rosa para la lucha contra esta enfermedad que afectó en México a 15,286 personas durante 2020, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Veilitez fue la encargada de coordinar y prologar el proyecto en el que participaron las escritoras Mónica Castellanos, Ethel Krauze, Mónica Salmón, Mónica Lavín, Amaya Blas, Edmeé Pardo, Jenny Asse, Adriana Malvido y Ligia Urroz.

Publicidad

“Entre más te abres a decir 'me duele', 'me afecta', 'necesito ayuda', muchas más manos se tienden”, dice Vietez sobre su propia experiencia. En su caso, tuvo mucha orientación debido a que su tía paterna pasó por lo mismo dos meses antes de su diagnóstico.

Por ello, sostiene la relevancia que tiene para las mujeres expresar sus dudas, miedos, deseos, a partir de un diagnóstico como éste. Entre los beneficios de la verbalización destaca el acceso a información, que de otra forma, no se conocería como que existen "excelentes servicios de salud públicos, como el Instituto Nacional de Cancerología, el Instituto Mexicano del Seguro Social o Centro Médico”, sostiene.

También es más sencillo buscar tratamiento oncológicos y un acompañamiento mucho más integral a favor de paciente que tenga que ver con nutrición, tanatología o la adquisición de seguros médicos.

“Siempre hay gente en el camino que surge y te acompaña, pero transitar es mucho más sencillo cuando nos comunicamos”, sostiene.

Por su parte, la psicóloga Susana Ruíz Ramírez, especialista en cuidados paliativos, afirma que la comunicación es un elemento medular en todas las fases por las que pasa una paciente de cáncer, desde su diagnóstico hasta una etapa clínica avanzada.

Desde su experiencia profesional percibe que es difícil hablar del cáncer, particularmente la verbalización de la palabra es dolorosa porque el concepto aún se asocia a enfermedad grave o muerte probable.

Sin embargo, sostiene que toda la evidencia médica señala que esta enfermedad es una anomalía en la generación de células y puede ser curado si se detecta en etapas tempranas

“Por ejemplo, las pacientes con diagnóstico de cáncer no mencionan la palabra, ni siquiera cuando llegan a terapia conmigo por ese motivo. Y eso puede provocar otro problema como vivir la enfermedad en soledad”, afirma.

La Organización de Naciones Unidas informó que el cáncer de mama fue el de mayor incidencia en 2020, con 2.3 millones de casos nuevos (11.7% del total de casos de cáncer diagnosticados a nivel mundial). Y de acuerdo con el estudio 'La atención psicológica a pacientes con cáncer: de la evaluación al tratamiento', este padecimiento tiene consecuencias psicológicas (ansiedad, depresión, trastornos del sueño) que provocan niveles clínicos de malestar emocional en por lo menos la mitad de las personas que lo padecen.

Publicidad

¿Cómo animarse a platicar?

Ruiz Ramírez recomienda un acompañamiento a la paciente para una mejor compresión de que durante el primer periodo de adaptación se vivirán con intensidad emociones por la sensación de crisis.

“Poco a poco se van procesando, pero es importante estar atentos a lo que en medicina se conoce como una 'conspiración del silencio', dinámica en la que ni pacientes ni familiares hablan explícitamente de lo que sucede para no afectarse mutuamente”, dice.

Para la terapeuta, es aconsejable reconocer que las palabras tienen un significado para las personas y que con base en ello se puede trabajar en nuevas asociaciones que les permita a las pacientes expresarse.

Señala que ningún proceso de comunicación será exitoso si no existe apertura de los círculos más íntimos de una paciente para la escucha y expresión de emociones.

“Es frecuente que se nieguen a hablar del tema porque no quieren escuchar frases como ‘échale ganas’, ‘no estés triste’, como si fuera su deber mantenerse ecuánimes ante un hecho que les está cambiando la vida”, agrega.

Por ello, y a favor de una óptima regulación emocional, recomienda estimular la verbalización de las pacientes. Primero de forma escrita a través de un diario o un registro mental, luego con personas de confianza y por último con grupos de otras pacientes que viven la misma enfermedad. Pues de esa forma, según Susana Ruíz, es más fácil que se sientan identificadas, validadas y acompañadas.

Publicidad

Tags

CáncerOctubre RosaMujeres
Publicidad