Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Claves para equilibrar los cuidados no remunerados en el hogar

En México, las mujeres dedican 40 horas a la semana a estas actividades sin pago, aunadas a las 37.9 que le dedican a un empleo con salario.
vie 16 julio 2021 04:05 AM
Claves para equilibrar los cuidados no remunerados en el hogar
Claves para equilibrar los cuidados no remunerados en el hogar

Margarita Camacho salta de la cama en cuanto el reloj marca las 4 de la mañana. Tiene que preparar el desayuno, planchar su ropa y empezar a trabajar. Lo hace para ella y su hija, que tiene diabetes tipo 2. "Ahora [con la pandemia], sin traslado, igual me paro a las 5 porque sus necesidades son muchas y no tengo dinero para contratar a una enfermera", dice esta emprendedora, que vende maquillaje a través de plataformas de comercio electrónico.

Camacho forma parte de la estadística, que muestra que las mujeres dedican 40 horas a la semana a estas actividades no remuneradas, aunadas a las 37.9 que le dedican a un empleo pagado, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre el Uso del Tiempo (ENUT). Y la situación empeoró con la pandemia.

El Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) asegura que el trabajo de cuidado no remunerado recae en mujeres jóvenes y adultas principalmente. Ellas se encargan de proveer tiempo, recursos monetarios y cuidados a niños, adultos mayores, enfermos y las personas con discapacidad.

Publicidad

La organización MenCare dio a conocer este año el estudio el 'Panorama del estado de los padres del mundo', un reporte que propone medidas para involucrar a los hombres en áreas muy precisas de crianza y cuidados, para nivelar la carga de esas labores. El documento recomienda implementar políticas y campañas nacionales que reconozcan las implicaciones de estas labores para que éstas se redistribuyan por igual.

El gran reto es el desarrollo una licencia parental equitativa en tiempo a la de las mujeres, que garantice la protección de sus empleos como política públicas. Una medida que algunos países comienzan a poner en marcha. En México, Ley Federal de Trabajo otorga 84 días de incapacidad por maternidad para las mujeres, mientras que a los hombres les ofrece sólo cinco.

De la mano, apunta el estudio, se encuentra diseñar y expandir programas de seguridad social para redistribuir la atención por igual entre mujeres y hombres, y transformar las instituciones sanitarias para promover la participación de los padres desde el período prenatal, nacimiento y primera infancia, así como cuidadores de otras personas como adultos mayores, enfermos o personas con discapacidad.

El otro gran eje que señala es cambiar las condiciones, la cultura y las políticas de los centros de trabajo, para que permitan a los hombres tener permisos especiales para atender necesidades de cuidados y además, exigir que esos cambios sean sustentados en la legislación nacional.

Publicidad

El informe también refleja una encuesta reciente en la que 90% de los hombres y 83% de las mujeres estaban a favor de una licencia pagada ampliada para los padres. Sin embargo, a los participantes en el sondeo les preocupó que las empresas privadas no les apoyaran.

¿Qué pueden hacer las empresas?

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE 2020) señala que, de los 61 millones de mujeres en México,15 son madres trabajadoras.

"Existe una falta de perspectiva de género en las políticas públicas mexicanas para garantizar el acceso, permanencia y desarrollo de las madres trabajadoras", afirma Aideé Zamorano, fundadora de Mamá Godín, una iniciativa que buscar visibilizar esas condiciones y proponer medidas concretas que quiten esa carga desproporcionada a las mujeres.

Para Zamorano, la legislación mexicana dificulta el acceso a empleos formales y la permanencia en los centros de trabajo de mujeres. De ahí surgió la idea de invitar a 200 empresas pequeñas, medianas y grandes a participar en un autodiagnóstico sobre las condiciones parentales que ofrecen a su fuerza laboral, para que sean conscientes de cuánto pueden contribuir a colocar el tema en la agenda pública. Sólo participaron 63, que respondieron a preguntas como cuántas madres hay en la organización, cuántas ocupan posiciones de liderazgo, qué prestaciones tienen y si cuentan con licencias parentales equivalentes.

"Hacerlo bien, incluir estas medidas a favor de un equilibrio de cuidados en el hogar es una señal para atraer talento y posicionar a las marcas como empleadoras que promueven la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres", argumenta.

Publicidad

Las mejores empresas calificadas cuentan con un plan de ayudas para distintos momentos de vida entre los que se incluye: matrimonio, nacimiento, guardería; para el caso de estos centros de cuidado, otorgan un monto fijo mensual para aquellas personas empleadas que tengan hijas o hijos menores de 3 años 11 meses y, asistan a una guardería particular, maternal o prekinder. También cuentan con salas de lactancia en todas las oficinas, plantas y centros de distribución.

También ofrecen los mismos días extra a mujeres y hombres por concepto de licencia parental y tienen un balance de género en el total de su plantilla laboral, a diferencia de la experiencia de Margarita Camacho, quien narra que ella tuvo que dejar su último empleo, antes de iniciar su negocio, porque faltaba mucho para poder llevar a su hija a citas médicas; a diferencia de su pareja, quien en un año sólo faltó 3 veces en contraste con las 24 ausencias que orillaron a esta madre a renunciar.

Tags

ingredienteSin hogarTrabajadores domésticos
Publicidad