Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las áreas de recursos humanos se 'llenan' de gente por el COVID-19

Para las empresas, fue necesario atraer talento en este departamento ante la necesidad de los colaboradores por interactuar con otros seres humanos. Hoy, el reto es asegurar que esta conexión siga.
mar 15 junio 2021 07:18 PM
Conexiones humanas
Ahora que las reuniones presenciales ya están volviendo a retomarse, el reto para las empresas es asegurarse de que el talento sea capaz de tener la misma conexión con los otros que mantenían vía remota.

Si hubo un departamento dentro de las empresas que creció en número de contrataciones, en medio de la pandemia del COVID-19, fue el de recursos humanos y gestión de talento. Lo hizo, incluso, por encima de las áreas de tecnología y atención a clientes, las cuales se volvieron esenciales durante la crisis sanitaria.

¿Por qué? Adriana de la Puente, directora de bienestar, comunicación e integración de Grupo Salinas, aseguró que fue por la necesidad del contacto humano en un momento donde la única forma de interacción era a través de plataformas digitales.

“Las empresas se dieron cuenta que ante los cambios se requería a personas atendiendo personas, no se hace una conexión si del otro lado no hay un ser humano entendiendo las necesidades del otro en cualquier aspecto”, dijo durante su participación en el panel ‘People and Talent 4x4’ del Women Economic Forum, en el que participa Expansión.

Publicidad

Por ejemplo, Lina Serrer, directora de recursos humanos de la consultora tecnológica Capgemini en México y Colombia, dijo que en su departamento las contrataciones incrementaron 200%. Algunos de los nuevos profesionales se encargaron de mantener una relación directa con los colabores, mientras que otros llegaron debido a la creciente necesidad de los clientes de interactuar con el talento de la compañía para fortalecer sus sistemas de trabajo y responder a sus necesidades. “Esto significó estar cerca de sus negocios y apoyarlos”.

Pero ahora que las reuniones presenciales ya están volviendo a retomarse, el reto para las empresas no solo es mantener al talento contratado, sino asegurarse que sea capaz de tener la misma conexión que mantenían vía remota.

“No la podemos perder”, advirtió durante su intervención Albeth Rubio, vicepresidenta adjunta de diversidad e inclusión de AT&T México. “Si bien los procesos tecnológicos nos llevan a muchos avances, la esencia humana y el trabajar con gente es algo que necesitamos para mantener nuestras estrategias. La comunicación cercana y asertiva desde el liderazgo tiene que ser parte del ADN de la empresa, por eso es importante seguir conociendo a las personas”.

Experiencia del empleado, la clave

En el negocio, la gente es importante, coinciden las especialistas. Por eso, las compañías tienen que asegurarse de motivar a los colaboradores, de seguir otorgándoles las herramientas necesarias para mantener su alto rendimiento laboral y enfrentar las actividades del día a día. Esto, sin duda, genera una cohesión exitosa entre el empleado y el empleador.

“Brindarle al trabajador una buena experiencia laboral genera identidad, les permite encontrar su propósito de trabajo y se crea una cuestión de confianza en los equipos. Las cosas siempre van a cambiar, por eso es importante encontrar espacios de común acuerdo para mantener esos grupos empresariales en buen funcionamiento”, refirió Adriana de la Puente.

¿Cómo lograrlo? Las profesionales de recursos humanos apelaron por la unión de la tecnología y la conexión humana. En este momento, el compromiso de este departamento de la empresa es asegurarse de buscar nuevas plataformas, contenidos y herramientas para incrementar las habilidades del talento, sin perder de vista la generación de estrategias para desarrollar el sentido de pertenencia y lealtad en el equipo. La pandemia generó un antes y después en este proceso.

“El bienestar de la gente es clave. Es importante que se establezcan reglas claras de competencia en la industria. Para nosotros debe ser sentarnos a pensar que los colaboradores tienen que crecer, estamos en medio de un fuerte movimiento de transformación y educación. Así es cómo deben funcionar las empresas”, añadió Lina Serrer.

En este sentido, De la Puente mencionó que el trabajo de los líderes es importante, pues en un mercado donde se estima que se van a perder entre 40% y 50% de los empleos actuales por la automatización, su labor será enseñar a los colaboradores habilidades como la capacidad de adaptación, la conexión y el liderazgo.

Para la ejecutiva de Grupo Salinas se trata de enseñarles a aprender a ser autodidactas, con iniciativa de curiosidad y necesidad de aprendizaje. Eso hará la diferencia en ellos y en cómo tratan a los stakeholders de la empresa, lo cual repercute directamente en el negocio. “Es un aprendizaje de largo alcance que hará crecer a la compañía en el futuro”.

Publicidad
Publicidad