Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las mujeres y los medios: la responsabilidad en cómo se percibe el feminismo

La participación de mujeres en los medios es crucial para la configuración de un discurso más inclusivo, que señale las diferencias por género y aporte a la búsqueda de la equidad.
mar 13 abril 2021 04:17 PM
Las mujeres y los medios: la responsabilidad en la configuración de un discurso
Mujeres y los medios.

Reuters anunció este martes el nombramiento de Alessandra Galloni, de 47 años, como redactora jefa a partir de la próxima semana, convirtiéndose en la primera mujer que ocupa este cargo en los 170 años de historia de la agencia de noticias británica.

Galloni, nacida en Roma, y actualmente directora de la redacción mundial de la agencia desde 2015, remplazará a partir del 19 de abril a Stephen J. Adler, que se jubila, informó Thomson Reuters en un comunicado.

Desde Londres supervisará todas las funciones editoriales de una redacción que cuenta con 2,500 periodistas en 200 localizaciones en el mundo.

Diplomada en Harvard y la London School of Economics (LSE), Galloni comenzó su carrera en el servicio de lengua italiana de Reuters, agencia a la que se reincorporó en 2013 como directora de la oficina del sur de Europa y posteriormente como editora jefe global.

Pero, ¿en qué contexto sucede este nombramiento? Y sobre todo, ¿cómo puede servir para seguir impulsando la configuración de un discurso que no socave más la desigualdad por género?

Publicidad

El Proyecto de supervisión de los medios de difusión a nivel mundial (GMMP) que se realizó en 2010 mostró que sólo 24% de las personas entrevistadas, escuchadas, vistas, o sobre las que escribe o habla en los medios de comunicación escritos y audiovisuales son mujeres, mientras que 76 % son hombres.

En su última edición (2015) participaron 114 países. Y México, coordinado por el Observatorio de Medios de CIMAC, analizó la muestra más grande en la que analizaron a 135 medios de comunicación y 1,350 noticias que permitieron identificar el sexismo mediático en las agendas estatales. Las mujeres representaron de nuevo sólo 24% de las personas escuchadas, leídas, vistas en las noticias, sólo 7 puntos porcentuales más alto que hace dos décadas.

En 2020, se realizó el sexto GMMP y aunque aún falta tiempo para que los resultados sean públicos, se puede observar que la participación de mujeres en los medios aún no es paritaria ni equitativa.

Sin considerar que 46 % de las noticias alimentan los estereotipos de género y sólo 6 % de las noticias aborda temas relacionados con la igualdad de género.

Los medios son una institución y parte del sistema social, político y económico. Al igual que otras instituciones tiene su base en el modelo capitalista y patriarcal, donde las mujeres no son incluidas; los medios tienen el mismo rezago en igualdad de género que el resto de las instituciones
Sarah Macharia, coordinadora global de GMMP

Publicidad

En México, por ejemplo, un terreno en el que mejor se puede observar la influencia que tienen los medios en el imaginario colectivo sobre temas que tienen que ver con mujeres y sus reivindaciones públicas, es precisamente el tratamiento de la información referente a las protestas.

Distintas organizaciones civiles como Luchadoras, Cohesión Comunitaria e Innovación social y feministas independientes como la académica Irasema Fernández realizaron un análisis de medios a partir de las manifestaciones que tuvieron lugar en agosto de 2019, en Ciudad de México, y que tuvieron su mayor auge en la marcha del 8 de marzo de 2020.

En él, encontraron que la cobertura de protestas y manifestaciones feministas suele enfocarse en ciudades grandes, dejando fuera a las periferias u otros estados y municipios al interior de la República.

También que la noticia se enfoca, la mayoría de las veces, en incidente o actos que son considerados como falta administrativa o delito, siempre que éstos sean ejecutados por las mujeres que protestas, no por las autoridades de seguridad.

“No se entiende que lo que rompe la normalidad en todo el país es que quienes violentan a las mujeres ya no tienen la complicidad de nuestro silencio”, acusa el análisis.

Publicidad

Al menos 25.6% de las notas revisadas no menciona el motivo de la protesta, 54.7% estigmatizó las marchas al centrarse en actos de vandalismo y no las consignas, 17.3% utilizó palabras que criminalizan la protestas

En entrevista con Expansión, Irasema Fernández explicó que los medios de comunicación, con base en su análisis, hacen una distinción entre “protestas pacíficas” y “violencias radicales”. Pero además, intentan desvitalizar las causas del movimiento feminista al acusar de financiamiento por grupos de oposición. “Dicen que las mujeres son violentas o hablan de agresiones a los policías, también criminalizan a las mujeres encapuchadas por cubrirse la cara", señala.

¿Cómo ayudamos a construir condiciones e historias más equilibradas?

Matt Winkler, jefe de Redacción Emérito Bloomberg News, en 2015 implementó una estrategia para aumentar el equilibrio de género tanto en la sala de redacción como en la cobertura editorial de la agencia.

Como resultado, desde 2015 -por política- se incluye la voz de una mujer en cada nota; flexibilizó los esquemas de trabajo para madres y padres; fijó metas anuales para aumentar la cantidad de mujeres como líderes de equipo en la sala de redacción y creó un sistema de mentorías.

Ese mismo año, dijo a ONU Mujeres que identificó la necesidad de impulsar mejores condiciones para las mujeres cuando estaba por cumplir 20 años de trabajo en Bloomberg News.

“Me di cuenta de que nuestras notas profesionalmente adolecían de un equilibrio de género en las fuentes cualitativas. Había una preponderancia de hombres en las voces citadas y esa percepción me perturbaba.

“Esta situación coincidió con las discusiones que venía sosteniendo en simultáneo con mi colega Lisa Kassenaar y otros ejecutivos de Bloomberg News acerca del desequilibrio de género en la redacción de los informes y la escasez relativa de mujeres en los puestos superiores de Bloomberg News. Si lo que buscábamos era un mayor equilibrio de género en las notas, entonces lo lograríamos con más rapidez si también había un equilibrio de género en la gerencia”, compartió.

Publicidad