Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

4 directivas dan las claves para ser resilientes y romper el techo de cristal

Las directoras de Renault, Astra Zeneca, Oracle y Waze analizan los aspectos más significativos que afectan al rol de las mujeres en el mundo de los negocios.
mié 10 marzo 2021 08:24 PM
Panel mujeres
En México, hay tradiciones de género que hace falta cambiar, a fin de mejorar la inclusión y la diversidad de los equipos de trabajo en el ámbito laboral.

Cuando a Magdalena López le ofrecieron un interinato en la dirección general de Renault México ella sintió miedo. “¿Puedo decir que no?”, preguntó. “Sí, pero nos gustaría que dijeras que sí”, le respondieron.

Magda, como le dicen en la firma automotriz, es financiera de formación, con una amplia experiencia en la industria farmacéutica y de consumo. En Renault México comenzó como directora de Finanzas hace más de diez años, y aunque al principio dudó para aceptar el interinato que le ofrecieron, aceptó el reto para luego convertirse en la directora general de la automotriz en México.

Lo que hizo para dar ese paso fue hallar similitudes de talentos requeridos en los sectores que ya conocía y en el rubro automotriz. La directora logró –con humildad como ella siempre dice– trabajar de la mano con aliados y desde una cultura del aprendizaje. Hoy, opina que hay dos tipos de interinato, el administrativo, en el que debes cuidar que la casa no se queme, y el activo. “Si ya estás ahí tómalo y haz que las cosas pasen como si fuera el último puesto de tu vida”, expresó durante el panel La resiliencia de las mujeres frente a la crisis, organizado por Expansión.

Publicidad

La necesidad de mayor resiliencia en las empresas y el cambio en los modelos de negocio y de trabajo, a causa del COVID-19, han creado oportunidades para que más mujeres entren a los consejos de administración, ocupen direcciones generales y posiciones de toma de decisiones estratégicas. Sin embargo, en México, hay 'tradiciones de género' que hace falta cambiar, a fin de mejorar la inclusión y la diversidad de los equipos de trabajo en el ámbito laboral.

López refiere que el miedo es un común denominador en las mujeres. Tomar la posición delantera y atreverse a levantar la mano no son conductas esperadas, y más en industrias que históricamente han estado dominadas por hombres.

Una de ellas es la tecnología. Maribel Dos Santos, VP senior y directora general de Oracle México, reconoce que, al ser una empresa de software que desarrolla bases de datos, aún no logra tener un balance de género en su plantilla laboral. Sin embargo, sus esfuerzos están centrados en ello y uno de los retos principales que tiene es que las mismas mujeres se atrevan a postularse en puestos estratégicos y a confiar en su capacidad.

“Nosotros cada día llamábamos a los colaboradores para saber cómo estaban y vimos que las mujeres tuvieron un acercamiento más empático y con una comunicación más afectiva. No nos educaron para conocer el dolor de una organización, pero sí creo que después del coronavirus hay mayor conciencia sobre la importancia de la igualdad de género en las empresas”, indica.

Con ella coincide Sylvia Varela, VP Latam y presidenta de AstraZeneca México, quien puntualiza que el problema actual ya no es la inclusión de género per se, sino cómo lograr que las mujeres avancen dentro de una organización.

En su opinión, acabar con el embudo en las gerencias medias y altas es posible si los empleadores entienden las condiciones que impiden a las mujeres progresar en ciertos puestos. Además del miedo, como señaló López, hay otras barreras que se tienen que romper. Por ejemplo, que más horas frente a la computadora garantizan una mejor productividad o que hay que estar en el mismo espacio físico para poder confiar en el equipo.

“No es lo mismo trabajar en casa con familia que sin ella. En este tiempo hemos aprendido que la empatía, la flexibilidad y la confianza son muy importantes para tener un acercamiento distinto con los colaboradores”, agrega Anasofía Sánchez, directora general de Waze México e Hispanoamérica.

Las directivas, además, consideran que hay acciones inmediatas que las empresas pueden hacer para mejorar la inclusión de las mujeres en las organizaciones, sin importar el sector:

1. Rango salarial: Igualar los salarios con base en el nivel del puesto y no en el género.

2. Impartir talleres o centros de desarrollo: Que las mujeres reciban un acompañamiento y guía en su desarrollo profesional dentro de la organización para que ellas mismas se atrevan a postularse en puestos de alto rango.

3. Apertura en el reclutamiento: La inclusión empieza por cómo están redactadas las vacantes y por la diversidad en los perfiles que se buscan para los puestos disponibles.

4. Combatir los sesgos inconscientes: Formar grupos de trabajo que se dediquen a hacer conciencia sobre el tema de la diversidad en toda la organización.

En este punto hay que ser consistentes para obtener resultados a futuro, ya que cambiar comportamientos, tanto de hombres como de mujeres, lleva tiempo. “Tenemos sesgos inconscientes que primero debemos detectar y entender para luego combatirlos y cambiarlos”, concluye Varela.

Sigue en Expansión los siguientes Expansión Live:

Jueves 11 de marzo, 5 pm: El reto de género en la empresa familiar mexicana

Viernes 12 de marzo, 5 pm: Los VCs y los sesgos de género

Publicidad

Tags

Equidad de géneroEquidad de género
Publicidad