Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Goyo: "La música sirve para sanar y protestar"

La rapera colombiana Gloria Martínez, mejor conocida como 'Goyo', una de las más representativas del género en América Latina, encontró en la música una manera de denunciar la discriminación.
mié 01 junio 2022 05:01 AM
"La música sirve para sanar y protestar": Goyo
"La música sirve para sanar y protestar": Goyo

Cuando era estudiante universitaria, Gloria Martínez 'Goyo' salió de su natal Chocó, departamento en el noreste de Colombia, en un viaje escolar hasta Medellín. A mitad del trayecto, el autobús fue detenido por autoridades locales que instruyeron que "todas las personas negras" tenían que bajar del vehículo. Fue así como Goyo se separó sin querer de su acompañante y comenzó un proceso mucho más duro y reflexivo sobre la discriminación que viven las mujeres, aun más aquellas que pertenecen a la comunidad afrolatina en Colombia.

La rapera, una de las más representativas del género en América Latina, ha encontrado en la música una manera de denunciar actos como el que vivió en su juventud y también como una forma de darle sentido a ese dolor que aún siente derivado de esos actos discriminatorios.

La música y su trabajo la llevaron a ser nominada con su antigua agrupación, ChocQuibTown, a varios Grammy Latinos y a ganar uno en la categoría de Mujeres líderes de la Industria, en 2020. Esa fue la primera ocasión en que una mujer afrolatinoamericana recibió este reconocimiento por usar su música para sensibilizar a la gente acerca de la discriminación y racismo.

Publicidad

¿Por qué hablar de discriminación?

Goyo creció sin saber que se dedicaría a la música. No obstante, su vocación estuvo presente desde muy temprana edad: a los 9 años compuso su primera canción, centrada en el desamor. Y en su hogar, gracias a su papá, se escuchaba todo tipo de música. Ser cantante fue una clara opción laboral para ella a los 16 años de edad, cuando salió de la preparatoria, y desde entonces no ha descansado para lograrlo.

A sus 39 años, la cantante, compositora y rapera ha decidido iniciar su carrera como solista para darle un giro a su vida. Lo que no cambia es su intención de abordar problemáticas que ella misma ha experimentado en distintas ocasiones.

"Antes no se hablaba de la discriminación [en la industria musical], ni de los grandes actos de agresión, ni de los más sutiles. Ahora, para hablar de eso, tampoco es fácil encontrar la ruta sin sentir que se ofende a otras personas, porque he visto que gente intenta hablar de estos temas y se queda en lo superficial y no termina de conectar su mensaje con la audiencia", dice en entrevista con Expansión Mujeres.

En su caso, percibe que sí ha logrado crear un vínculo con la comunidad afrolatina, con las mujeres colombianas, y con el paso del tiempo con personas de distintas latitudes ávidas por conocer mensajes poderosos a través de ritmos como hip hop, rap y salsa colombiana.

Considera que ser mujer afro le dio una base partir desde su propia historia, porque al considerar a la música como una especie de "bendición" para las personas, la suya busca trascender como soporte para quienes lo necesiten, pero también como vitrina para exhibir todos los actos de racismo y desigualdad que se reproducen día con día.

Sin embargo, sostiene que una experiencia individual no basta. Por eso, ha completado estudios de Historia y ha construido redes creativas y de discusión con otras artistas emergentes y consolidadas como Becky G y Kali Uchis.

 

Con el tiempo, supo que es doloroso tener que hablar de algo que le ha lastimado y creado problemas a sí misma y a los suyos, pero escribir canciones como 'Somos los prietos' ha sido una posibilidad de sanar algunas situaciones y también de aprender a defenderse.

"La música sirve para sanar y protestar", dice la artista sobre cómo los procesos creativos de escritura y música han formado parte de una terapia colectiva.

Para Goyo, el entretenimiento no está peleado con la consciencia social, por eso busca la parte educativa para compartir esa información a través de la belleza de la cultura colombiana.

Dentro de Sony Latin Music, su sello musical, ha encontrado el respaldo que necesita para amplificar sus mensajes. Incluso recuerda que cuando el 25 de mayo de 2020 George Floyd fue asesinado en Estados Unidos, ella se encontraba en Miami y la disquera la buscó a ella y a más artistas bajo la misma representación para discutir cómo desde la música se ha contribuido a reproducir ideas racistas y también cómo aportar otras voces que busquen el efecto opuesto.

La rentabilidad manda en la industria, como en cualquier otra, pero Goyo sigue aprendiendo a navegar para que sus creaciones cumplan con objetivos de crecimiento y otros más valiosos, como ser un ejemplo visible de que la música no tiene que ser solamente frívola para ser apreciada por más personas.

También ha aprendido a no quedarse callada ante situaciones que, como mujer afro, le han parecido injustas. Como que a finales de 2021 el colombiano J Balvin fuera elegido como el Artista Afrolatino del Año en los Premios de Entretenimiento Africano de Estados Unidos, cuando es sabido que él no pertenece a esa comunidad.

Como práctica de relaciones públicas puede no ser un escenario ideal, pero la disquera ha respaldado a Goyo en cada paso que toma, incluso aquellos que la dirigen a cuestionamientos a instituciones musicales como los mismos Grammy.

 

Tags

MujeresMujeresDiscriminación
Publicidad