Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las claves de Silvina Moschini para sobrevivir a una reunión con inversionistas

La empresaria comparte sus principales hallazgos y reflexiones que pueden servir a mujeres que busquen inversión.
lun 08 noviembre 2021 08:08 AM
Claves para sobrevivir a una reunión con inversionistas
Claves para sobrevivir a una reunión con inversionistas

Silvina Moschini es conocida en el mundo de la tecnología, pero también del emprendimiento. Con una experiencia de más de dos décadas, el año pasado se convirtió en la primera mujer latinoamericana en conseguir que una empresa suya alcanzara el grado de unicornio, es decir, que su compañía llegue a una valoración de 1,000 millones de dólares.

Sus emprendimientos (Yandiki, She Works!, TransparentBusiness) le han dado la experiencia para posicionar sus proyectos y a ella misma como experta en la economía digital, pues cada una de las empresas que ha fundado aprovecha la nube para conectar negocios y talento a demanda. Y para cada uno tuvo que sentarse y vender sus ideas ante inversionistas.

En entrevista con Expansión Mujeres, comparte los principales hallazgos y reflexiones que pueden servir a mujeres que busquen recursos para apalancar proyectos emergentes.

Publicidad

Expansión Mujeres: ¿Cómo se sobrevive a una reunión con inversionistas?
Silvina Moschini: Para captar inversionistas en la economía postpandemia se necesitan ideas de negocio ágiles, disruptivas y flexibles. Hoy los inversionistas se encuentran en todas partes: los canales y el modo en que llegamos a ellos son fundamentales para poder escalar nuestros proyectos.

En mi experiencia como emprendedora, para captar inversionistas y alcanzar una valoración de 1,000 millones de dólares, se deben priorizar los siguientes factores:

Tener una idea de impacto, pues emprender no se trata de una ambición personal sino de una misión de alcance transformador que agregue valor para las personas y al mundo. Cuanto mayor sea el segmento del mercado, más potencial de crecimiento tendrá el negocio. Es importante poder sustentar estas métricas para mostrar razones sólidas que atraigan a potenciales inversores.

También trabajar en una narrativa sólida. Ante una junta de inversionistas, es fundamental preparar un pitch que sea claro, directo y transformador. Un mensaje verdadero que transmita credibilidad. En los episodios de Unicorn Hunters [el reality de negocios que busca emprendedores del que forma parte] pueden encontrar distintos tipos de narrativas inspiradoras en boca de fundadores de todo el mundo.

Por último, crear una red de embajadores sólida. Para poder captar inversionistas es clave crear relaciones y capital social. Los negocios son un deporte de contacto en el que se necesitan establecer relaciones genuinas de mutuo beneficio hacia arriba, con mentores o sponsors que nos ayuden a posicionar nuestra marca, pero también hacia abajo, para dar a conocer nuestro emprendimiento.

E: ¿Qué ventajas tiene una mujer al intentar levantar capital?
SM: Las mujeres tenemos habilidades que, sin duda, podemos convertir en ventajas a la hora de buscar inversores, como que sabemos manejar la inteligencia emocional y el liderazgo inclusivo, que son claves para crear empresas escalables.

En el último año vimos ejemplos de mujeres emprendedoras rompiendo techos de cristal, como Whitney Wolfe Herd, la mujer más joven en fundar una compañía [Bumble] que cotiza en la bolsa, o FIGS, la primera compañía pública liderada por dos fundadoras y coCEO mujeres. Y Jennifer Hyman, de la empresa de moda Rent the Runway que debutó en la bolsa la semana pasada [27 de octubre]. En el caso de México, Loreanne García, cofundadora y encargada del desarrollo de talento en Kavak , también es una referente inspiradora en lo que respecta a mujeres que están transformando el mundo de negocios.

Aunque indudablemente hay mucho camino por recorrer, ellas y todas las emprendedoras que no se rinden nos muestran que las mujeres ya tenemos el poder, sólo tenemos que utilizarlo. Con el objetivo de ayudar a las mujeres a desplegar el potencial emprendedor que ya poseen, lancé un movimiento global llamado Skirt the Rules. Se trata precisamente de usar las características que son únicas de nosotras para doblar las reglas -no quebrarlas- y competir en un mundo que no necesariamente nos favorece.

Entre ellas está apalancar las habilidades de comunicación que nos distinguen para crear y amplificar su narrativa y nuestros poderes empáticos para construir una tribu extensa que les abra puertas y las catapulte al éxito. Porque el mundo de los negocios es un deporte de contacto y necesitamos dar visibilidad de nuestras capacidades para poder levantar el capital necesario para crear compañías globales.

E: ¿Y cuáles son las desventajas de una mujer para conseguir inversión?
SM: Lamentablemente, hoy siguen siendo mayores las desventajas que tenemos las mujeres al intentar levantar capital, dado que aún nos enfrentamos a un escenario desigual con respecto a los hombres. En 2020, las startups lideradas por mujeres en América Latina no recibieron ni un dólar de los 4,400 millones de dólares invertidos en emprendimientos latinos y, a nivel global, apenas recibieron un 2.3% del capital de riesgo .

Tenemos que aprender a sentirnos cómodas hablando de dinero y ser capaces de negociar, lo que también incluye muchas veces decir y escuchar “no” sin rendirnos. Las mujeres todavía pedimos con timidez y a menudo buscamos recaudar la cantidad mínima necesaria para llevar adelante nuestro emprendimiento. Además, debemos pensar en grande y buscar construir compañías exponenciales, que resuelvan problemas globales, sean disruptivas e innovadoras. Uno de los principales desafíos que tenemos es derribar ese límite que muchas veces nos auto imponemos.

Por último, vencer el síndrome del impostor, algo que las mujeres suelen atravesar y enfrentar muy seguido: esa voz que te dice que llegaste hasta donde estás de pura casualidad y que no eres capaz de cumplir tus sueños profesionales.

A través de Skirt the Rules , también ofrecemos talleres y espacios de mentoría que se basan en las lecciones que aprendí en mi camino como emprendedora para enfrentar el síndrome del impostor, pensar en grande, aprender a contar sus historias y difundir mensajes, entre otras cosas.

Publicidad

E: ¿Qué errores cometiste al levantar inversió?
SM: Mi mayor reto a la hora de levantar capital fue perder tiempo al intentar hacerlo a través de las vías tradicionales, que limitan las posibilidades para minorías y mujeres en búsqueda de escalar sus negocios. Las formas de financiamiento tradicional muchas veces nos cerraron puertas y la solución para abrirlas fue a través de la Oferta Pública Privada.

Soy una fiel creyente de que hay que perderle el miedo a los errores, porque son parte del camino que debemos atravesar cuando nos arriesgamos y nos animamos a experimentar. En Silicon Valley se utilizan a menudo los conceptos de fail fast y fail forward (fallar temprano y aprender de los fallos) para referirse a la importancia de aprender acerca de nuestros errores y hacer las cosas mejor.

Fallar hacia adelante y rápidamente es una de las claves que cambia la dinámica del mercado para que surjan grandes empresas y emprendedores. Aún en Latinoamérica existe una cultura adversa a los errores, mi consejo es que los abracemos como parte de nuestros aprendizajes en el camino del emprendimiento.

Al pasar de la intención a la acción, va a haber muchos errores y en la marcha habrá indudablemente cambios de dirección. Lo importante es detectarlos para aprender de ellos y accionar rápidamente, buscar soluciones creativas y seguir adelante con nuestros sueños.

E: ¿Y cuál fue tu mejor decisión?
SM: El principal de mis aciertos fue adoptar un instrumento alternativo de financiamiento, en vez de seguir buscando financiamiento tradicional. Elegimos una figura poco conocida por muchos emprendedores, pero disponible desde septiembre de 2013 como parte del JOBS Act de Obama (una ley que impulsa el financiamiento de pequeños emprendimientos). Lanzamos una Oferta Privada Global (OPG) que permite que inversores privados inviertan directamente en la compañía.

El instrumento de financiamiento que utilizamos fue la RegD 506c , que permite publicitar la venta de acciones de una empresa antes de su salida a la bolsa a inversores acreditados en los Estados Unidos y a nivel internacional vía Reg S .

Logramos hackear el sesgo de género y me convertí en la primera mujer latinoamericana al frente de un unicornio. Fue un camino difícil, plagado de obstáculos, porque las mujeres seguimos siendo consideradas en base a prueba y no a potencial. Lamentablemente, seguimos inmersos en un mercado al que aún le resulta antipático ver a mujeres líderes, fuertes, talentosas. Esa cultura tiene que ser revertida y debemos trabajar en conjunto para que se equilibre la balanza de género.

E: ¿Quién te enseñó a buscar inversión? ¿Y cuál fue la parte más difícil de ese aprendizaje?
SM: A lo largo de mi vida profesional, tuve muchos maestros y fuentes de inspiración que me impulsaron a alcanzar mis metas, referentes que me acompañaron en este camino de crecimiento y me brindaron la confianza suficiente para poder alcanzar mis objetivos. En una etapa temprana, mi padre me inculcó la importancia de la independencia económica y que el talento no tiene género.

En una etapa más adulta, me inspiraron líderes como Gina Díaz Barroso, CEO de Dalia Empower y una de mis inversionistas tempranas; Alex Konanykhin, mi cofundador en TransparentBusiness, un gran referente y emprendedor visionario que con sólo 23 años creó el banco más importante de la Unión Soviética, antes de buscar asilo en Estados Unidos. Por último, Andrew Winn, nuestro CFO en TransparentBusiness, quien supo acompañarnos en el camino de la innovación financiera que necesitaba nuestro proyecto para escalar.

Por último, y como mencionaba anteriormente, tengo un gran agradecimiento a las enseñanzas que nos dejó el presidente Obama al promulgar Jobs Act, la ley destinada a fomentar el financiamiento de emprendimientos en los Estados Unidos. Sin duda, marcó un primer paso para poder democratizar el acceso a fuentes alternativas de financiamiento y ampliar las posibilidades para miles de emprendedores en el país.

Dichos referentes y muchos otros me ayudaron a lo largo del camino para tener la capacidad de ver oportunidades y mejorar la vida de las personas a través de la tecnología, ¿quién podría detenerme? Creo que este fue el aprendizaje que marcó mi carrera hasta el día de hoy.

Te puede interesar: ¿Sabes cómo piensa una unicornia? ¿Qué tuvo que hacer para ser exitosa y qué la guía?

E: ¿Alguna vez inversionistas te pidieron algo que no te gustara a cambio de capital?
SM: Una situación bastante frecuente cuando los inversionistas se encuentran con una mujer emprendedora es que buscan darte consejos, en vez de darte capital. Mi respuesta ante estas situaciones es que con mucha alegría recibiría su consejo, pero lo que realmente busco es capital. Si me quieren dar capital, con muchísimo gusto aceptaría el consejo; si no, les agradezco pero sigo mi camino.

Una de las principales ventajas de obtener financiamiento a través del modelo de Oferta Privada Global es que nos permitió mantener autonomía sobre nuestra empresa. Para nosotros es fundamental liderar las operaciones sin exponernos a potenciales riesgos y sostener nuestra visión sin intermediarios.

Nuestra experiencia de éxito con este modelo de equity crowdfunding fue la inspiración para crear el programa de negocios Unicorn Hunters , donde presentamos emprendimientos innovadores con potencial para convertirse en unicornios con esa misma herramienta de capitalización que le ofrece a los fundadores acceso a capital con esta misma ventaja: control sobre sus empresas.

El show logró una gran aceptación del público, los primeros seis episodios superaron las 14.5 millones de visualizaciones en solo tres meses y se obtuvieron más de 50 millones de dólares en solicitudes de capital para empresas participantes hasta la fecha.

Los nuevos episodios, que estrenarán a lo largo de este año, presentarán empresas innovadoras con ideas de miles de millones de dólares provenientes de Estados Unidos, el Reino Unido y Chile, nominados para participar en el show por socios globales tales como Microsoft y Corfo , la agencia de innovación del Gobierno de Chile.

Publicidad
Publicidad