Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La primera legislatura paritaria total genera expectativas en materia de género

Al inicio de este periodo de sesiones ordinario, 241 mujeres forman parte de la LXIV Legislatura en la Cámara de Diputados.
vie 17 septiembre 2021 05:04 AM
La primera legislatura paritaria total genera expectativas en materia de género
La primera legislatura paritaria total genera expectativas en materia de género

El pasado 6 de junio se realizaron las primeras elecciones cuyo foco principal fue alcanzar la paridad en términos de género y de diversidad La legislatura pasada se quedó a las puertas de lograr la paridad, pero ahora se llegó el 50/50. Fue la primera vez, además, que se obligó a los partidos a postular la misma cantidad de candidatas que de candidatos a gubernaturas, gracias a las reformas a nueve artículos de la Constitución en materia de 'paridad total' aprobados y vigentes desde 2019. También se tomaron acciones afirmativas con personas indígenas, con discapacidad, migrantes, afromexicanos y de la diversidad sexual y se buscó que los partidos políticos postularan a más mujeres para integrar el Congreso de la Unión y los congresos locales. Y las expectativas al respecto son grandes.

Es así que inició el periodo en la vida política del país con más mujeres ocupando posiciones de decisión en poderes legislativos federales y en congresos locales, además de gobierno, por la elección de cinco mandatarias estatales que se sumarán a la jefatura de gobierno de la ciudad.

Al inicio de este periodo de sesiones ordinario, 241 mujeres forman parte de la LXIV Legislatura en la Cámara de Diputados; además, 20 de 46 comisiones son presididas por mujeres, en contraste con la conformación de hace casi siete décadas, cuando una sola diputada ocupaba el cargo.

Publicidad

¿Qué le podemos pedir a esta legislatura paritaria?

Alejandra López Martínez, maestra y profesora en la Universidad Anáhuac, especialista de género y política e integrante de la Red de Politólogas, espera que la presencia de mujeres cause una sinergia positiva para la agenda de derechos de las mujeres.

“Las demandas de las mujeres por mayor seguridad, derechos laborales y acceso a una vida libre de violencia se incluyeron en prácticamente todas las plataformas electorales de los partidos políticos, así como en las promesas hechas en campaña. Ésta es una oportunidad histórica para demostrar su compromiso real con los temas de género”, dijo.

Asimismo, considera que es factible que los temas de género lleguen a legislarse al tener más mujeres en la cámara, no sólo porque hay más probabilidad de que una diputada tome estos temas como bandera, sino porque la evidencia muestra que, a una mayor presencia de mujeres en las Cámaras, es más probable que se integren sus temas en las agendas de sus pares hombres.

López observa señales positivas, pues ya se presentó en la gaceta una iniciativa para eliminar los impuestos a los productos menstruales ( ahora incluida en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación) .

Isabel Mateos Méndez, investigadora y miembro del segundo Parlamento de Mujeres en Ciudad de México, se muestra escéptica, sin embargo.

"Hay una victoria enorme en una legislatura paritaria, porque se trata de un ejercicio activo de los derechos políticos de mujeres. Eso hay que nombrarlo y aplaudirlo. Sin embargo, tenemos que comprender que una cosa es existir en el espacio político y otra cosa es la representatividad de agenda que implicaría la participación de esas mujeres a favor de quienes las eligieron", dijo.

Karla Sosa Ramírez, analista de investigación en Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca, sostiene que, además, los estándares que se ponen sobre las mujeres en el servicio público son muy altos. “En parte porque aún existen quienes se niegan a reconocer el derecho de estas mujeres a ocupar esos espacios, por lo que se suele poner especial atención en sus acciones, esperando un error para minimizar su trabajo”, señaló.

Destaca que si bien la representación paritaria en esta nueva LXV legislatura será de 250/250, como lo dictaminó el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), las mujeres ya no llegaron a ese puesto de representación sólo por la cuota de género, sino que fueron elegidas en las urnas, por lo tanto han ganado legítimamente ocupar ese espacio.

De esta nueva legislatura paritaria, Sosa espera un mayor liderazgo de mujeres. También que puedan abrir camino para que muchas otras puedan llegar al servicio público, así como un trabajo en conjunto más allá del partido al que se pertenezca para responder a las necesidades de las niñas y mujeres mexicanas.

“Con el avance de la paridad en todo, se esperaría que ésta se vea reflejada en comisiones, la mesa directiva y la junta de coordinación política, esta última siendo un espacio al que la paridad de género no ha llegado, pero que sin duda las tienen la capacidad para poder ocupar esos puestos. Sin embargo, el techo de cristal sigue presente, por lo que resulta necesario reglamentar cómo se puede acceder a esos espacios”, recomendó.

Publicidad

¿Qué pendientes dejó la legislatura pasada pese al avance en paridad?

Alejandra López afirma que se esperaba un fuerte impulso de la agenda feminista, sobre todo después de las marchas del 8 de marzo de 2020, que movilizaron una gran cantidad de mujeres en las calles. Y aunque esto no se concretó a nivel federal, algunas legislaturas locales sí aprovecharon las demandas ciudadanas e integraron iniciativas de ley en favor de las mujeres. Dos ejemplos que menciona son la 'Ley Olimpia', aprobada por el Congreso de Ciudad de México para castigar la violencia digital y la difusión de imágenes y videos con contenido sexual sin consentimiento de la pareja; y la 'Ley Ingrid', aprobada en el Congreso del Estado de México para castigar a las personas, en especial servidores públicos, que difundan imágenes de las víctimas.

Por su parte, Sosa dijo que la saliente legislatura tuvo avances importantes en temas específicos, pero advierte que en temas de brecha salarial de género falta mucho por hacer, aunado a que los efectos de esta desigualdad se exacerbaron con la pandemia. Pese a ello, se logró reconocer los derechos de las trabajadoras del hogar, un espacio comúnmente olvidado.

Publicidad

Tags

PolíticaCrisis políticaDisidencia política
Publicidad