Publicidad
Publicidad

Día de las pymes: lo que las mujeres emprendedoras enfrentan en México hoy

Falta de financiamiento, desigualdad de oportunidades, dificultades en el equilibrio entre la familia y la profesión, son algunas barreras que se presentan en el camino de armar una empresa propia.
jue 04 julio 2024 05:36 AM
Día de las PYMES: lo que las mujeres emprendedoras enfrentan en México hoy
En los últimos años se han visibilizado más las dificultades que enfrentan las mujeres al emprender y se han hecho diversos esfuerzos tanto del sector privado como del público para reducir esa brecha.

En los últimos años se han visibilizado más las dificultades que enfrentan las mujeres al emprender y se han hecho diversos esfuerzos tanto del sector privado como del público para reducir esa brecha. Sin embargo, solo dos de cada 10 negocios en México son iniciados exclusivamente por mujeres, según la “Radiografía del Emprendimiento en México: Edición Mujeres 2023”, de la Asociación de Emprendedores de México, ASEM.

Entre las principales barreras destacan la falta de acceso a inversión ángel, el acceso limitado a tecnología y la falta de tiempo para dedicarse al negocio debido a las responsabilidades domésticas y familiares. Estos obstáculos no solo restringen el crecimiento de sus empresas, sino que también perpetuan las desigualdades de género en el ámbito empresarial.

Para acompañar a las mujeres en su camino emprendedor, algunas instituciones como Victoria 147 han desarrollado programas especiales para mujeres en etapas tempranas y en etapas de consolidación, que analizamos hoy, durante la semana de las Microempresas y las Pequeñas Empresas.

Publicidad

Ana Cecilia Pérez Cristo, directora de Operaciones y socia de la organización, comenta: “De la mano de nuestros fellows, las emprendedoras pueden tener una visión mucho más amplia de las decisiones que pueden impulsar sus negocios, incluyendo parámetros que les sirvan para crear empleos y oportunidades para otras personas desde el valor consciente”.

Falta de financiamiento y equilibro de vida

Históricamente, las mujeres han tenido menos acceso a los sistemas financieros, incluyendo tanto créditos como productos de inversión y ahorro más sofisticados. De acuerdo con el Gender and Diversity Sector Framework del Banco Interamericano de Desarrollo (2022), las mujeres en América Latina suelen recibir 29% menos de ingresos que los hombres.

Además, según el Inegi, los hombres en México tienen mayor acceso que las mujeres a tarjetas de crédito bancarias (36.9% vs. 27.8%), créditos hipotecarios (21.4% vs. 14.3%) y créditos automotrices (6.4% vs. 3.9%).

Es es uno de los mayores desafíos que enfrentan las mujeres emprendedoras y está vinculado a prejuicios de género y a la falta de redes de contactos que faciliten el acceso a inversores.

Es el caso de Claudia Pérez, fundadora de True Talent, una agencia de head hunting especializada en TI y marketing digital, quien asegura que uno de sus mayores retos en sus años de emprendimiento fue adquirir experiencia en finanzas para tomar decisiones estratégicas. Luego de recibir mentorías y acompañamiento, pudo entender la importancia de rodearse de especialistas que pudieran ayudarla a crecer su negocio de manera más consciente y sólida.

Publicidad

Otra de las barreras es la conciliación entre vida personal y profesional, que es un reto especialmente profundo para las mujeres, por la desigualdad en el sistema de cuidados.

“Mi vida diaria es un equilibrio constante entre mi emprendimiento, mi actividad de venta de bienes raíces, y mi rol como madre y esposa. La experiencia y madurez emocional que he adquirido con los años me han permitido gestionar mejor mi tiempo y recursos, pero este balance aún sigue siendo un desafío”, señala Daniela Amparano Trejo, fundadora de Biomass Sustainable Solutions.

Además, las emprendedoras se enfrentan a la subestimación de sus capacidades y conocimientos por parte de colegas y competidores masculinos. Este prejuicio puede afectar su confianza y dificultar su capacidad para negociar y liderar efectivamente.

“Uno de mis principales desafíos fue ponerle un precio adecuado a mis servicios, uno que reflejara realmente el esfuerzo y la calidad de mi trabajo. Inicialmente, pensaba que mis problemas eran principalmente financieros, pero descubrí que en realidad lo que necesitaba reorganizar su equipo y mejorar la rentabilidad de mi agencia”, comenta Gaby Ramírez, Prohpia, dueña de una agencia de marketing y branding.

Otro elemento fundamental son las comunidades: el hecho de construir de manera colectiva hace que una emprendedora avance más rápido y con más cuidado de su propia salud mental. Para eso, las mujeres emprendedoras están creando redes de apoyo y colaboración que les permiten compartir experiencias, recursos y conocimientos.

“Creamos una comunidad que humaniza el movimiento y promueve el bienestar psicológico, emocional y físico. Su enfoque en la resiliencia y el apoyo mutuo ha sido fundamental para el crecimiento de su proyecto, demostrando la importancia de las redes de apoyo para las emprendedoras, indica Karen Peaskoski, fundadora de DSNTY Wellness Systems.

Necesidades para el crecimiento

Para que las mujeres emprendedoras en México puedan crecer y evolucionar, es esencial que se atiendan varias necesidades clave:

- Acceso a Financiamiento: es fundamental que se desarrollen más iniciativas y políticas que faciliten el acceso al financiamiento para mujeres emprendedoras. Esto incluye la creación de fondos de inversión específicos, programas de microcréditos y la eliminación de sesgos de género en la evaluación de solicitudes de financiamiento.

- Educación y Capacitación Continua: la educación y capacitación continua son cruciales para que las emprendedoras puedan mantenerse actualizadas con las últimas tendencias y tecnologías en sus respectivos campos. Los programas de formación deben enfocarse en habilidades técnicas, financieras y de liderazgo.

- Políticas de Conciliación: es necesario implementar políticas que permitan a las emprendedoras equilibrar sus responsabilidades laborales y personales. Esto incluye desde la creación de guarderías y servicios de cuidado infantil hasta la promoción de horarios laborales flexibles y el trabajo remoto.

- Fomento de la Inclusión y Diversidad: promover una cultura de inclusión y diversidad en el ámbito empresarial es esencial para que las mujeres puedan desarrollarse plenamente. Esto implica la implementación de políticas de igualdad de género, la sensibilización sobre los prejuicios de género y la creación de ambientes de trabajo inclusivos.

Publicidad

Tags

Mujeresfinanzas microcréditos pymes emprendedoresEmprendedores del AñoEmprendedoresInstituto Nacional del Emprendedor
Publicidad