Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Las trabajadoras del hogar se apoyan en la tecnología para profesionalizarse

Se estima que en México por lo menos 2.3 millones de personas están ocupadas en el trabajo doméstico remunerado, de las cuales 88% son mujeres.
mar 17 mayo 2022 05:00 AM
Trabajadoras del hogar se apoyan en la tecnología para profesionalizarse
Trabajadoras del hogar se apoyan en la tecnología para profesionalizarse

Ser trabajadora del hogar en México sigue siendo una actividad precarizada, no sólo por la poca valoración de su trabajo respecto a otros empleos, sino también porque la mayoría no tiene acceso a seguridad social ni a otros recursos como una adecuada educación en finanzas personales y herramientas financieras.

La tecnología puede fungir como un brazo que ayude a profesionalizar y acceder a prestaciones laborales a un sector que, de acuerdo con datos del Inegi, es uno de los que concentra una mayor proporción de empleo informal.

Publicidad

Homely, una plataforma que conecta profesionales con usuarios que necesitan un servicio de limpieza y desinfección para su hogar y oficina, ya tiene seis años de operación en México. De acuerdo con Melina Cruz, su cofundadora y CEO, se hizo como un esfuerzo de inclusión, porque el segmento de la población que ofrece estos servicios ha sido olvidado y marginado.

Hablar de inclusión en el sector de las trabajadoras del hogar, dice, es relevante debido a que ellas suelen cobrar en efectivo por su trabajo, lo que representa un peligro, primero por la inseguridad de cargar con dinero que no tiene respaldo en caso de asaltos o pérdidas, y segundo, supone un obstáculo para acceder a servicios financieros, pues no cuentan con ningún tipo de registro de ingresos comprobables.

"La aplicación ha sido parte elemental en la profesionalización de su servicio en tanto que les ayuda a recolectar el dinero que deben recibir a cambio de su trabajo, sin perseguir a nadie, y les acerca a un mundo financiero que les debe aun mucho", comenta en entrevista con Expansión Mujeres.

Los pagos en Homely se hacen a partir de una dispersión semanal de parte de todas las personas que contratan el servicio de un trabajadora, garantizando de esa forma su pago y la liquidez que lleguen a necesitar.

Para Cruz, acceder a este ecosistema aumenta el nivel de bancarización, pero al mismo tiempo asume el reto de sumar a ese segmento de la sociedad que no tiene confianza en las instituciones financieras.

Homely cuenta con una alianza con Stripe, que en América Latina dirige Mariate Arnal, para proveer su infraestructura de pagos. Este sistema implica una labor adicional de brindar educación financiera a las trabajadoras del hogar para que conciban esta opción como una alternativa de autoempleo.

Por ello, señala Arnal, la empresa ofrece cursos (en alianza con Platzi) y asesoría regular a las personas que tengan dudas sobre cómo cobrar su dinero, en dónde hacerlo o cómo tramitar una tarjeta de débito, para que en una segunda fase tengan acceso también a otros instrumentos como plásticos con tasas de interés preferenciales.

"No queremos que la gente se capacite sólo en limpiar mejor, sino en entrar de lleno a la economía digital y de impuestos", afirma.

Publicidad

Los claroscuros de la tecnología

María de la Luz Padua, secretaria general colegiada del Sindicato de Trabajadoras del Hogar, explica que entre las mujeres que se dedican al sector existe una brecha digital que les impide tener acceso a la tecnología necesaria para hacer un trámite, por ejemplo, porque no cuentan con el equipo adecuado para ello, como dispositivos móviles, o porque no tienen acceso a internet por falta de ingresos personales o una carencia de infraestructura en las comunidades donde viven.

También señala otros factores sociales que dificultan acceder a la tecnología, como la incompatibilidad en la configuración del idioma tanto de sus dispositivos electrónicos como de sus plataformas, pues en su mayoría están configuradas en español y muchas hablan lenguas indígenas.

Para Padua, además, es necesario buscar una regulación de las plataformas que están surgiendo para dar opciones laborales a las mujeres con el objetivo de que no repliquen un modelo de empleo abusivo, como ha sucedido con algunas denuncias de choferes o repartidores que trabajan con otras plataformas de economía colaborativa bajo un esquema de demanda y pago similar.

"Nosotras, como trabajadoras del hogar, tenemos la percepción de que sigue siendo una manera de tratar a las personas con fines de explotación pues, en la mayoría de las plataformas, no existe una persona que se haga responsable con cualquier cosa que le suceda a las trabajadoras", afirma.

Para que esta relación sea óptima y vele por los derechos de las trabajadoras del hogar, debería partir de parámetros que ya le exigen a la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) como que exista la firma de un contrato y acceso a prestaciones laborales como seguro social, vacaciones y aguinaldo, principalmente.

Violeta Contreras, analista en tecnología con perspectiva de género en Digital Policy Law, sostiene que en los últimos años la tecnología ha sido un vehículo para incluir a más mujeres en la economía formal. Y, a través de estos canales, pueden ofrecer sus servicios o incluso productos a un rango de personas más grande del que tendrían por publicidad de boca en boca.

Apunta que se tiene que trabajar en materia laboral para asegurar todo lo que las trabajadoras ya han conseguido y materializado, por ejemplo, con el primer programa piloto que echó a andar el IMSS desde 2019.

Asimismo, recomienda que las plataformas se ocupen en garantizar la seguridad de quienes prestan los servicios a través de mecanismos de protección que incluya información transparente de quién les contratan y también de cómo el algoritmo conecta a las personas dentro de la plataforma.

"La vigilancia debe venir también por parte de la Secretaría de Trabajo para que sea patente de que los derechos y obligaciones contempladas en un contrato sean respetados tanto por la plataforma como por quienes las contratan", afirma.

Publicidad

Tags

MujeresMadres trabajadorasBeneficios laborales
Publicidad