Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sólo 1.5% de las trabajadoras del hogar han sido afiliadas al IMSS

El programa piloto del IMSS para afiliar a las trabajadoras del hogar comenzó en su primera fase el 2 de abril de 2019.
jue 22 julio 2021 03:42 PM
Sólo 1.5% de las trabajadoras del hogar han sido afiliadas al IMSS
Sólo 1.5% de las trabajadoras del hogar han sido afiliadas al IMSS

Hoy se conmemora el Día Internacional del Trabajo Doméstico, mientras tanto, que de 2.2 millones de trabajadoras del hogar, sólo 33,475 han sido afiliadas al IMSS desde 2019.

Gabriela Gutiérrez, activista que trabaja por los derechos humanos de migrantes, paga la cuota necesaria para que Manuela, trabajadora del hogar, cuente con seguridad social en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Sin embargo, no tiene certeza sobre si ello garantiza que pueda acudir a su clínica en cualquier momento. Ha escuchado testimonios de trabajadoras que han querido ir al seguro social, pero no las recibieron porque fueron en un día que no cotizaban.

El programa piloto del IMSS, que comenzó en su primera fase el 2 de abril de 2019, sólo contempla protección para las trabajadoras del hogar en los días que sus empleadores las registren en la plataforma, explica Marcelina Bautista, fundadora del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar y del Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hoga. Es decir, sólo los días que trabaja. Si alguna tuviera una emergencia y necesitara ir en otro momento, el instituto no le brindará atención médica de ningún tipo.

Publicidad

El 2 de julio se publicó el decreto que da vigencia en el país al Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), referente a las condiciones laborales “decentes” para las personas que se dedican al trabajo doméstico, que en su mayoría son mujeres (​​1.9 millones, es decir 88% del total en México). No obstante, los pendientes sociales con este segmento de la población, que asciende a 2.2 millones de personas, aun son muchos.

“Desde los primeros días intenté ver cómo podía asegurar a Manuela. Al principio, no funcionaba el sistema sino hasta después de dos o tres semanas. Me puse de acuerdo con otros dos de sus empleadores y todas las partes acordamos pagar por un registro conjunto. Pero la verdad es que el sistema tiene mucho que mejorar”, dice Gutiérrez.

Para ella existen tres áreas de mejora: que la plataforma no sea más amable para las personas que no saben de tecnología, en un país que tiene sin acceso a internet a 40 millones de personas, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía. También señala que no hay transparencia para la trabajadora del hogar, pues ella sólo ve un recibo por el total de los pagos, pero no sabe si todas las partes están pagando lo acordado. “No sabe cuántos días y qué sueldo le ingresé”, apunta su empleadora.

Por último, señala que no es posible hacer transferencias de cuentas personales directamente al sistema, sólo es posible hacerlo desde cuentas empresariales o depósitos bancarios que se tienen que hacer forzosamente desde la ventanilla de la institución bancaria, hecho que podía inhibir la participación de más empleadores, que hasta ahora es voluntaria de acuerdo con los parámetros del programa piloto del IMSS.

Publicidad

Norma Palacios Trabamala, secretaria general colegiada del Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar, asegura que aún falta una regulación específica para que trabajadoras del hogar como ella puedan acceder a un contrato que obligue a empleadores a cumplir con sus obligaciones, como el otorgamiento de prestaciones de ley como vacaciones o aguinaldo.

El programa del IMSS surgió luego de que la Suprema Corte (SCJN) les ordenó que diseñaran una iniciativa que evitara que las trabajadoras continuáramos en un estado de ilegalidad y discriminación.

El sindicato organiza jornadas informativas dirigidas a las trabajadoras del hogar para que cuenten con datos precisos sobre tabuladores que les permitan negociar un mejor sueldo, defenderse de despidos injustificados, el respeto a una jornada de 8 horas, y también sobre qué derechos pueden exigir por ley, gracias a las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo (LFT) en el capítulo 13.

“El Senado tiene que hacer adecuaciones, pero no hay fecha para ello, incluso aunque el próximo periodo de sesiones inicie en septiembre”, dice.

Por su parte, Bautista también espera mayor apertura por parte de los empleadores con el apoyo de políticas públicas generadas desde gobierno para la siguiente fase del programa piloto, cuyo fin principal debería ser también la formalización del sector, pues este trabajo es una de las ocupaciones con mayor proporción de empleo informal, según la ENOE de Inegi, que en el primer trimestre de 2021, registró que 96% (dos millones) de las trabajadoras del hogar pertenecen al sector informal.

“La informalidad obliga a las mujeres a aceptar sueldos injustos o trabajos precarios por la necesidad que tienen de percibir un ingreso”, señala la activista Marcelina Bautista a propósito del sueldo promedio mensual de 3,300 pesos, que perciben estas mujeres, de acuerdo con la misma encuesta.

Publicidad

Tags

Riesgo de trabajoEquidad de géneroSeguro de Riesgos de Trabajo
Publicidad