Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Qué cambia al trabajar en un equipo liderado por mujeres?

Los equipos que están conformados exclusivamente por mujeres pueden representar un cambio en las dinámicas de trabajo para quienes forman parte de él. Te contamos por qué.
mié 30 marzo 2022 06:00 AM
Esto es lo que aprendieron de trabajar en un equipo de mujeres
Los equipos que están conformados exclusivamente de mujeres pueden representar un cambio en las dinámicas de trabajo para quienes forman parte de él.

Las mujeres han hecho más para apoyar a sus equipos y promover la diversidad, la equidad y la esfuerzos de inclusión en comparación con los hombres, de acuerdo con el estudio 'Women in the Workplace 2021'. El estudio menciona que los empleados encuestados que dijeron haber recibido apoyo emocional de sus jefes, 19% eran líderes hombres y 31% mujeres. Sobre quienes se preocuparon por administrar mejor la carga de trabajo para sus equipos de trabajo 36% eran hombres y 42% mujeres. También, en su mayoría, se han mostrado aliadas de otras causas como la diversidad étnica y sexual.

Además de estos beneficios, personas de distintas compañías que han tenido la oportunidad de trabajar en equipos de trabajo formados total o mayoritariamente por mujeres comparten en entrevista con Expansión Mujeres cómo han sido sus experiencias en comparación con las que tuvieron trabajando por equipos liderados por hombres, en las que destacan un mejor ambiente de trabajo debido al respecto y calidad de cada comunicación hasta los cambios en los procesos de trabajo que mejoran los resultados de los equipos en cuestión.

Publicidad

Los aprendizajes más valiosos de trabajar con mujeres

"Para mí el aprendizaje más preciado de trabajar en un equipo mayoritariamente formado por mujeres ha sido ser descubrir mi situación como hombre, que existe un privilegio", dice Javier Tuirán, director de Comunicación para América Latina de la app de dating Bumble, una empresa fundada y dirigida principalmente por mujeres, que forman 70% de la fuerza laboral y 65% del equipo directivo.

El ejecutivo considera que gracias a que su trabajo ha estado cercano a las mujeres en el mundo corporativo, aprendió a usar su privilegio y social currency (el poder de influencia) como una plataforma para dar visibilidad y amplificar la voz de aquellas mujeres que aún buscan obtener el mismo nivel de apertura, aceptación y oportunidad en el mundo laboral que sus contrapartes hombres.

En el caso de Yerely Fonseca, fundadora y directora creativa de la agencia Caleidoscopio Creativo, ella misma decidió contratar y colaborar con mujeres, principalmente mamás que dejaron un trabajo fijo cuando iniciaron su familia.

"Entre los beneficios que percibo de trabajar con mujeres es que a todas nos ha dado mucha confianza de crear, opinar sin miedo y aprender a desarrollar habilidades como la comunicación, colaboración, la inteligencia emocional y la creatividad", cuenta.

Trabajar con mujeres puede ser una oportunidad para replantearte la forma en que has convivido con otras mujeres, incluso fuera del espacio laboral.

También puedes escuchar "Una sola mujer no es suficiente: Lourdes Melgar, de voz experta"

"Después de trabajar en ambientes hostiles dónde las compañeras se relacionaban con las otras desde la competencia, trabajar en un ambiente mayoritariamente femenino me dio una nueva visión de la convivencia femenil. La horizontalidad en el trato y toma de decisiones me hizo ver que sí existen lugares seguros donde trabajar, donde se valoran los resultados, además del salario emocional", apunta Alba Sánchez, líder de Soporte Administrativo Hipocampus, un centro educativo a nivel nacional.

En México, las jornadas laborales son muy largas. Según cifras de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), en el país se trababaja en promedio 2,124 horas al año, más que las 1,687 que suman en promedio los países miembros de la misma organización. Por ello, es común que dentro de los espacios laborales se construyan vínculos que trasciendan a los mismos.

En ese contexto, Shelly Moses Laska, directora general de la agencia La Puerta, destaca el apoyo que se siente al formar parte de un equipo de mujeres. "No lo he encontrado con grupos mixtos o sólo de hombres; si alguien necesita algo, siempre estamos para ellas. Esto tiene que ver también en la dirección, al ser una mujer, entiende mucho mejor la situación de otras mujeres y la empatía siempre es buena para liderar un equipo", afirma.

 

¿Qué enseñanzas se pueden trasladar a otros equipos de trabajo?

Javier Tuirán afirma que trabajar en un espacio liderado por mujeres, se ha dado cuenta de que se ha creado un espacio en el que sus compañeras tienen el espacio para expresar sus opiniones, por ejemplo, antes de que terminen juntas en donde todos los hombres han levantado la voz para dominar la conversación.

En un grado mayor de dificultad, ha aprendido a parar en seco todos los comentarios que pretenden ser chistes pero que tienen tintes misóginos y machistas en medio de la cafetería o la sala de juntas, incluso fuera del trabajo. "También aprendí a corregir abiertamente a compañeros que, sin pensarlo dos veces, tildaron a una de las mujeres del equipo de 'emocional' o 'histérica' después de que ella defendiera con fervor su punto de vista sobre un determinado proyecto", apunta.

Para Alba Sánchez, la experiencia más preciada fue trabajar en un equipo donde el trato era cálido y horizontal aun sin que se conocieran en algún momento, porque se trata de un proyecto a distancia.

"Esa experiencia en el trato tan humanos de mujeres sumó bastante a mi salario emocional [los incentivos adicionales a la remuneración financiera, que se otorgan a colaboradores por parte de la organización] y con ello en mente, implementaría medidas similares si me toca dirigir otros equipos", expresa.

Shelly Moses celebra trabajar en un equipo de mujeres porque, en sus 14 años de experiencia, nunca había tenido juntas tan productivas como con ellas. "Puedo afirmar que el seguimiento y organización de las mujeres es mucho más puntual que la labor de la mayoría de los hombres; son mucho más conscientes de los detalles y respetuosas de las fechas límites", dice.

Por su parte, Fonseca destaca que con este equipo de trabajo ha sido posible establecer límites respecto a horarios laborales, de entregas y descanso. "En este proyecto se respeta un horario para comunicarnos, esto nos hace estar mucho más presentes, comprometidas, enfocadas y resolver durante el tiempo de trabajo", puntualiza.

 

Tags

MujeresTrabajoTrabajo decente
Publicidad