Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Mujeres son minoría en Consejos, las independientes aun más

De acuerdo con un estudio que realizó Women On Board en conjunto con el Ipade en 2020, en México sólo hubo 41 mujeres con asientos independientes.
jue 25 noviembre 2021 05:05 AM
Mujeres son minoría en Consejos, las independientes aun más
Mujeres son minoría en Consejos, las independientes aun más

Las 157 empresas públicas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores y en la Bolsa Institucional de Valores (Biva) reúnen a 2,507 personas quienes forman parte de sus consejos de administración. De ellas, solo 10% es mujer.

¿Cuál es la causa de un porcentaje tan bajo? De acuerdo con Marimar Torreblanca, fundadora de Miranda Partners y directora de su división Miranda ESG, una consultora de servicios corporativos, las empresas se han excusado en la falta de mujeres con experiencia en cargos de alta dirección, considerando que en México sólo 8% de los puestos de dirección general, 10% en comités ejecutivos y 16% de las vicepresidencias son ocupados por mujeres, según McKinsey.

Pero detrás de esta supuesta falta de experiencia está la falta de acceso a esos niveles, advierte Claudia Hardy, copresidenta de 50/50 Women on Boards México.

Publicidad

“El problema no es que no haya mujeres, el problema es que no suben. 50% de la base laboral está conformada por mujeres, pero conforme suben los niveles se van quedando en el camino hasta quedarnos sólo con 8% de nuestra presencia en puestos de dirección”, apunta en entrevista con Expansión Mujeres.

Para Hardy, las mujeres están subrepresentadas, pero la independencia tampoco ha llegado a estos espacios, que fungen como los órganos máximos en la toma de decisiones y el diseño de estrategias para las empresas que estén listadas en la Bolsa.

De acuerdo con un estudio que realizó la organización en conjunto con el Ipade en 2020, sólo había 41 mujeres con asientos independientes (propietarios, no suplentes), lo que se traduce en 2.2% del total de consejeros, un porcentaje apenas mayor que el 1.5% que se reportó en 2018, en contraste con un universo de 85% de asientos ocupados por integrantes de la familia.

La experta lamenta que en México aún se encuentre en una fase de gobierno corporativo relativamente baja, pues de 10 consejeras sólo 1 es independiente. Es la proporción más baja que se registra en países de América Latina y el último lugar de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

Yvette Mucharraz, directora del Centro de Investigación de la Mujer en la Alta Dirección, del Ipade, explica que existen distintos tipos de participación en estos órganos de gobierno corporativo. En el caso de miembros del consejo patrimoniales (tienen accesiones) y relacionados (familia), la proporción de consejeras propietarias mujeres sólo es de 6.3% y de 1.9% como suplentes.

Publicidad

¿Por qué necesitamos más mujeres en los consejos?

Hardy sostiene que no sólo se necesitan mujeres porque sí en los consejos, sino que estas sean sino mujeres independientes y externas a la empresa.

“Si una mujer es dueña, es factible que emita una decisión distinta a la de sus hermanos y sus papás, pero en términos de voto, estos no serán diferenciados del bloque familiar", explica. "Las motivaciones de un voto familiar a independiente pueden ser distintas y con la diversidad de gana porque se crea un círculo virtuoso”.

Torreblanca afirma que aumentar la representación de mujeres en los consejos de administración puede ayudar a que los miembros se muestren a favor de lograr una equidad de género y funjan al mismo tiempo como modelos a seguir.

“Si cada una de las 35 empresas del IPC [las principales compañías listadas en la Bolsa Mexicana de Valores] tuviera a dos mujeres en su consejo de administración y no hubiera superposición entre consejos, estaríamos hablando de 70 mujeres consejeras en un país de casi 130 millones de personas”, dice.

Y si hubiera 70 mujeres en los consejos, tal vez serían menos frecuentes escenarios como el que explica Arleth Leal, fundadora y presidenta de Tutorel y head hunter. “Una vez escuché a las personas que tenían votos mayoritarios en un consejo decir que generarían un ahorro de 20% en el próximo año. Presumieron que para ello no sería necesario hacer recortes ni despedir a nadie. Cuando les pregunté cómo lo lograrían, dijeron que sólo contratarían mujeres para pagarles menos”, cuenta.

En su momento, Leal cuestionó que la medida contribuiría a mantener la brecha salarial de género que en México es de 13%, según cifras del IMCO retomadas en 2020.

Sin la presencia de mujeres independientes en los consejos, decisiones como la anterior seguirán definiendo la cultura laboral en el país.

Hardy asegura que el discurso sobre la inclusión y la diversidad es clave en las estrategias de rentabilidad para las empresas, que incluso puede ser parte de una legislación que contemple establecer cuotas de género para la conformación de estos consejos, tal como se propuso en 2017 y como ya se aprobó en lugares como California, Noruega, Dinamarca o Finlandia.

“Cuando ves el legislativo, la proporción es del 50% y si ahora ves lo que proponen, se nota que hay una perspectiva más diversa”, señala.

Publicidad

Tags

Publicidad